Aqualia
Connecting Waterpeople
IIAMA
Asociación de Ciencias Ambientales
Ingeteam
Innovyze, an Autodesk company
NOVAGRIC
FENACORE
Schneider Electric
Vector Motor Control
BELGICAST by TALIS
Aqualia
Danfoss
Filtralite
Lama Sistemas de Filtrado
AZUD
biv Innova
ADECAGUA
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Redexia network
Isle Utilities
Elliot Cloud
Fundación CONAMA
Fundación Botín
J. Huesa Water Technology
CAF
STF
Insituform
Saleplas
Consorcio de Aguas de Asturias
Idrica
Hach
ESAMUR
FLOVAC
Terranova
DAM-Aguas
NaanDanJain Ibérica
AGENDA 21500
VisualNAcert
Ulbios
Control Techniques
Sacyr Agua
SCRATS
Baseform
Minsait
Miya Water
ITC Dosing Pumps
ISMedioambiente
GS Inima Environment
EPG Salinas
Cajamar Innova
Catalan Water Partnership
AECID
Blue Gold
IAPsolutions
Gestagua
Global Omnium
Rädlinger primus line GmbH
CALAF GRUP
TecnoConverting
Fundación We Are Water
Confederación Hidrográfica del Segura
Barmatec
LACROIX
Regaber
Fundación Biodiversidad
UPM Water
Red Control
Agencia Vasca del Agua
Hidroconta
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
ICEX España Exportación e Inversiones
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
Kamstrup
Grundfos
Prefabricados Delta
Saint Gobain PAM
EMALSA
TEDAGUA
Molecor
Almar Water Solutions
Elmasa Tecnología del Agua
HANNA instruments
Kurita - Fracta
DuPont Water Solutions
ACCIONA
Aigües Segarra Garrigues
UNOPS
Grupo Mejoras
Xylem Water Solutions España
s::can Iberia Sistemas de Medición
BACCARA
Bentley Systems
ABB
Smagua
Aganova
Likitech
Cibernos
[Webinar] ¿Cómo pueden los gestores municipales e industrias optimizar la operación del ciclo del agua y reducir el OPEX?

Limitar la subida de temperatura podría no bastar ante el clima extremo

  • Limitar subida temperatura podría no bastar clima extremo

Cumplir el objetivo de calentamiento global de 1,5 grados Centígrados en 2100 sobre niveles preindustriales puede no ser suficiente para limitar el daño causado por el clima extremo.

Un estudio, publicado en 'Nature Climate Change', demuestra que las mayores concentraciones atmosféricas de CO2 aumentan directamente la temperatura y las precipitaciones extremas, lo que significa que podría haber cambios peligrosos en estos extremos, incluso si el aumento de la temperatura media global permanece dentro de los 1,5 grados. La investigación destaca la necesidad de que la política climática complemente los objetivos de temperatura con límites explícitos a las concentraciones de CO2.

Gran parte del enfoque de la mitigación del cambio climático ha estado en el objetivo de limitar el calentamiento a 1,5 grados acordado en la cumbre climática de las Naciones Unidas 2015 en París. Sin embargo, las concentraciones atmosféricas de CO2 requeridas para limitar el calentamiento a 1,5 grados dependen de la respuesta climática.

Investigadores de Oxford y otras instituciones participantes en el proyecto HAPPI-MIP (Proyecto de Intercomparación del Modelo de Calentamiento Adicional, Pronóstico e Impacto Proyectado) simularon el clima futuro bajo el rango de concentraciones de CO2 que podrían ser consistentes con 1,5 grados de calentamiento global.

Las mayores concentraciones atmosféricas de CO2 aumentan directamente la temperatura y las precipitaciones extremas

En los modelos, se demostró que los niveles de CO2 en el extremo superior de este rango aumentan directamente la temperatura del verano en el hemisferio norte, el estrés térmico y los extremos de precipitación tropical. Esto significa que incluso si una respuesta a baja temperatura nos ayuda a cumplir con el objetivo de temperatura, aún puede haber cambios "peligrosos" en los extremos, en otras palabras, impactos climáticos severos más allá de los que se esperan actualmente a 1,5 grados.

La investigación señala la necesidad de establecer objetivos explícitos de concentración de CO2 para limitar los efectos adversos de los fenómenos meteorológicos de alto impacto. También respalda los hallazgos existentes de que las soluciones de geoingeniería propuestas dirigidas a reducir los impactos del calentamiento global sin reducir las concentraciones de CO2 pueden no ser efectivas para contrarrestar los cambios en los extremos.

Hugh Baker, estudiante de DPhil en el Departamento de Física de Oxford y autor principal de la investigación, dijo: "El trabajo futuro es necesario para confirmar exactamente por qué vemos este efecto directo de CO2, pero la investigación actual apunta a una combinación de circulación y cambios en la cobertura de nubes, y un aumento en la cantidad de radiación directa en la superficie de la Tierra debido a que simplemente tiene más CO2 en la atmósfera".

El profesor de Oxford, Myles Allen, agrega: "Esto justifica el argumento de Pollyanna de que deberíamos esperar y ver antes de reducir las emisiones en caso de que la respuesta global de la temperatura al aumento de CO2 resulte ser más baja de lo que predicen los modelos actuales. El documento de Hugh muestra que la acumulación de CO2 en la atmósfera en sí aumenta el riesgo de daños climáticos extremos, independientemente de la respuesta de temperatura global. No es suficiente tener suerte".

Dann Mitchell, coautor del trabajo de la Facultad de Ciencias Geográficas de la Universidad de Bristol, dijo: "Las técnicas de geoingeniería que reducen la cantidad de luz solar que golpea la superficie de la Tierra se consideran cada vez más como una forma de lograr el Objetivos porque disminuyen la temperatura de la superficie. Sin embargo, nuestros resultados muestran que para clima extremo como las olas de calor, cambiar la temperatura media global no es suficiente, es necesario reducir las concentraciones de CO2".

Redacción iAgua

La redacción recomienda