Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
Vector Energy
TRANSWATER
Terranova
Hidroconta
HRS Heat Exchangers
LACROIX
AGS Water Solutions
Regaber
Catalan Water Partnership
Sacyr Agua
NSI Mobile Water Solutions
TEDAGUA
Filtralite
GS Inima Environment
Asociación de Ciencias Ambientales
ESAMUR
s::can Iberia Sistemas de Medición
NTT DATA
Idrica
CAF
Almar Water Solutions
AMPHOS 21
Minsait
Gestagua
Baseform
Schneider Electric
AECID
Lama Sistemas de Filtrado
Hach
Molecor
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
ADECAGUA
Barmatec
MOLEAER
Xylem Water Solutions España
SCRATS
STF
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Fundación CONAMA
EMALSA
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
Danfoss
VisualNAcert
RENOLIT ALKORPLAN
ONGAWA
Kamstrup
FENACORE
Consorcio de Aguas de Asturias
Saint Gobain PAM
KISTERS
TFS Grupo Amper
ISMedioambiente
Confederación Hidrográfica del Segura
ICEX España Exportación e Inversiones
EPG Salinas
J. Huesa Water Technology
Ingeteam
DATAKORUM
ACCIONA
Aqualia
Fundación Biodiversidad
Red Control
TecnoConverting
Likitech
Innovyze, an Autodesk company
AGENDA 21500
Agencia Vasca del Agua
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Grupo Mejoras
Fundación Botín
Sivortex Sistemes Integrals
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Rädlinger primus line GmbH
Global Omnium
Amiblu
Aganova

Se encuentra usted aquí

El mayor iceberg antártico transita hacia la desaparición

  • mayor iceberg antártico transita desaparición

Los restos del mayor iceberg desprendido de la Antártida del que se tiene noticia, están en trance de desaparecer 22 años después de quedar a la deriva en mar abierto.

En marzo de 2000, el iceberg más grande jamás registrado se separó de la plataforma de hielo Ross de la Antártida. Ahora, en su decimoctavo año flotando con las corrientes y siendo golpeado por el viento y el mar, una pieza de este iceberg original podría estar llegando al final de su viaje

Cuando el iceberg B-15 se separó por primera vez de la barrera de hielo Ross en el año 2000, medía aproximadamente 300 kilómetros de largo y 37 de ancho. Eso equivale a un área de casi 6.000 kilómetros cuadrados

Desde entonces, B-15 se ha fracturado en numerosos icebergs más pequeños, y la mayoría se han derretido. Solo quedan cuatro piezas que cumplen con el requisito de tamaño mínimo -al menos 37 kilómetros cuadrados- para ser rastreados por el Centro Nacional de Hielo de Estados Unidos. 

Cuando el iceberg B-15 se separó por primera vez de la barrera de hielo Ross en el año 2000, medía aproximadamente 300 kilómetros de largo y 37 de ancho

Cuando los astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional tomaron esta fotografía el 22 de mayo de 2018, B-15Z medía 19 kilómetros de largo y 9 de ancho. Eso todavía está dentro del tamaño rastreable. Pero el iceberg puede no rastrearse mucho más si se astilla en trozos más pequeños. Una gran fractura es visible a lo largo del centro del iceberg, y piezas más pequeñas se astillan desde los bordes

Según la NASA, La fusión y la ruptura no serían sorprendentes, dado el largo viaje del iceberg y su ubicación al norte. Una imagen anterior mostraba B-15Z más al sur en octubre de 2017, después de haber recorrido la contracorriente costera alrededor de tres cuartas partes del camino alrededor de la Antártida llevándola al Océano Austral en la punta de la Península Antártica

Las corrientes impidieron que el iceberg continuara por el Pasaje Drake; en cambio, B-15Z navegó hacia el norte en el Océano Atlántico sur. Cuando se adquirió la fotografía de mayo de 2018, el témpano estaba a unos 280 kilómetros al noroeste de las islas de Georgia del Sur. Se sabe que los icebergs que llegan hasta aquí se funden rápidamente y terminan sus ciclos de vida aquí

Redacción iAgua

La redacción recomienda