Aqualia
Connecting Waterpeople
Bentley Systems
AZUD
Aigües Segarra Garrigues
Catalan Water Partnership
Insituform
Terranova
ABB
ACCIONA
TEDAGUA
LACROIX
Prefabricados Delta
Asociación de Ciencias Ambientales
s::can Iberia Sistemas de Medición
Hidroconta
Schneider Electric
SCRATS
Fundación Biodiversidad
NOVAGRIC
CAF
Aqualia
Sacyr Agua
Lama Sistemas de Filtrado
Regaber
Rädlinger primus line GmbH
TecnoConverting
ISMedioambiente
DuPont Water Solutions
Barmatec
Global Omnium
FLOVAC
Gestagua
Ingeteam
AGENDA 21500
Vector Motor Control
BELGICAST by TALIS
Kamstrup
EPG Salinas
DAM-Aguas
Idrica
ESAMUR
HANNA instruments
VisualNAcert
biv Innova
Redexia network
Saint Gobain PAM
Hach
Ulbios
Grupo Mejoras
Blue Gold
Isle Utilities
Red Control
STF
Elliot Cloud
ADECAGUA
J. Huesa Water Technology
ICEX España Exportación e Inversiones
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Almar Water Solutions
FENACORE
Cajamar Innova
IIAMA
Grundfos
Fundación Botín
Likitech
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
Confederación Hidrográfica del Segura
Saleplas
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Control Techniques
UNOPS
Agencia Vasca del Agua
Filtralite
Fundación CONAMA
Elmasa Tecnología del Agua
Smagua
ITC Dosing Pumps
BACCARA
NaanDanJain Ibérica
Innovyze, an Autodesk company
Kurita - Fracta
Aganova
Molecor
IAPsolutions
Baseform
Miya Water
GS Inima Environment
Cibernos
Minsait
AECID
EMALSA
Fundación We Are Water
Consorcio de Aguas de Asturias
UPM Water
Xylem Water Solutions España
CALAF GRUP

La mitad de la precipitación medida en el mundo que cae durante un año lo hace en 12 días

  • mitad precipitación medida mundo que cae durante año lo hace 12 días
ABB

Actualmente, la mitad de la precipitación medida en el mundo que cae en un año lo hace en solo 12 días, según un nuevo análisis de los datos recopilados en estaciones meteorológicas de todo el mundo.

A finales de siglo, los modelos climáticos proyectan que esta distribución desigual de lluvia y nieve probablemente se distorsione aún más, con la mitad de la precipitación anual concentrada en 11 días.

Estos resultados, basados en 185 estaciones repartidas por todo el mundo, se publican en Geophysical Research Letters, una revista de la American Geophysical Union.

Estudios anteriores han demostrado que podemos esperar tanto un aumento en los fenómenos meteorológicos extremos como un aumento menor en el promedio anual de precipitaciones en el futuro a medida que el clima se calienta, pero los investigadores aún están explorando la relación entre esas dos tendencias.

"Este estudio muestra cómo encajan esas dos piezas", dijo Angeline Pendergrass, científica del NCAR (National Center for Atmospheric Research) y autora principal del nuevo estudio. "Lo que encontramos es que los aumentos esperados ocurren de forma que los días más lluviosos se vuelven más lluviosos", añadió en un comunicado.

Los hallazgos, que sugieren que las inundaciones y los daños asociados también podrían aumentar, tienen implicaciones para los administradores del agua, los planificadores urbanos y los servicios de emergencia. Los resultados de la investigación también son una preocupación para la agricultura, que es más productiva cuando la lluvia se distribuye de manera más uniforme durante la temporada de crecimiento.

Los científicos que estudian las precipitaciones extremas, y cómo estos eventos pueden cambiar en el futuro, han utilizado una variedad de métricas para definir lo que califica como "extremo". Pendergrass notó que en algunos casos las definiciones eran tan amplias que los eventos extremos de precipitación en realidad incluían la mayor parte de toda la precipitación.

En esos casos, la "precipitación extrema" y la "precipitación promedio" se volvieron esencialmente lo mismo, lo que dificulta que los científicos comprendan a partir de estudios existentes cómo cambiarían los dos de manera independiente a medida que el clima se calienta.

Lo que encontramos es que los aumentos esperados ocurren de forma que los días más lluviosos se vuelven más lluviosos

Otros equipos de investigación también han estado lidiando con este problema. Por ejemplo, un artículo reciente intentó cuantificar la irregularidad de la precipitación mediante la adaptación del coeficiente de Gini, una herramienta estadística que a menudo se usa para cuantificar la desigualdad del ingreso, para observar la distribución de las precipitaciones.

Pendergrass quería encontrar algo aún más simple e intuitivo que pudiera ser fácilmente comprendido tanto por el público como por otros científicos. Al final, optó por cuantificar la cantidad de días necesaria para reunir la mitad de la precipitación de un año. Los resultados la sorprendieron.

185 estaciones durante 16 años   

"Me hubiera imaginado que el número sería mayor, quizás un mes", dijo. "Pero cuando observamos la mediana, o punto medio, de todas las estaciones de observación disponibles, el número fue de solo 12 días".

Para el análisis, Pendergrass trabajó con Reto Knutti, del Instituto de Ciencias Atmosféricas y Climáticas en Zurich, Suiza. Utilizaron datos de 185 estaciones terrestres durante los 16 años desde 1999 hasta 2014, un período en el que las mediciones podrían validarse con los datos del satélite de la Misión de medición de lluvias tropicales (TRMM). Aunque las estaciones estaban dispersas en todo el mundo, la mayoría estaban en América del Norte, Eurasia y Australia.

Para mirar hacia adelante, los científicos utilizaron simulaciones de 36 de los modelos climáticos líderes en el mundo que tenían datos para la precipitación diaria. Luego señalaron las proyecciones del modelo climático de los últimos 16 años de este siglo para las estaciones de observación individuales.

Encontraron que la precipitación anual total en las estaciones de observación aumentó ligeramente en las ejecuciones del modelo, pero la precipitación adicional no cayó uniformemente. En cambio, la mitad de la lluvia adicional y la nieve cayeron en solo seis días.

Esto contribuyó a que la precipitación total también cayera de forma más desigual que en la actualidad, con la mitad de la precipitación total de un año cayendo en solo 11 días para 2100, en comparación con 12 en el clima actual.

"Si bien los modelos climáticos generalmente proyectan solo un pequeño aumento de la lluvia en general, encontramos que este aumento se produce como un puñado de eventos con mucha más lluvia y, por lo tanto, podría provocar más impactos negativos, incluidas inundaciones", dijo Pendergrass. "Necesitamos tener esto en cuenta cuando pensamos cómo prepararnos para el futuro".

Redacción iAgua

La redacción recomienda