Aqualia
Connecting Waterpeople
Global Omnium
ADECAGUA
Idrica
LACROIX
FLOVAC
Agencia Vasca del Agua
Barmatec
Aganova
Innovyze, an Autodesk company
Consorcio de Aguas de Asturias
AGENDA 21500
Molecor
ESAMUR
Schneider Electric
Fundación Biodiversidad
Aqualia
Elmasa Tecnología del Agua
UNOPS
Miya Water
Xylem Water Solutions España
Saleplas
Insituform
ISMedioambiente
VisualNAcert
STF
Cajamar Innova
AZUD
Asociación de Ciencias Ambientales
Confederación Hidrográfica del Segura
AECID
Hidroconta
Redexia network
Rädlinger primus line GmbH
Kamstrup
Regaber
TecnoConverting
Catalan Water Partnership
s::can Iberia Sistemas de Medición
DAM-Aguas
Almar Water Solutions
Laboratorios Tecnológicos de Levante
FENACORE
Smagua
Fundación CONAMA
ITC Dosing Pumps
NOVAGRIC
Baseform
Lama Sistemas de Filtrado
Bentley Systems
Elliot Cloud
Fundación We Are Water
ICEX España Exportación e Inversiones
SCRATS
Hach
NaanDanJain Ibérica
BACCARA
Ulbios
HANNA instruments
TEDAGUA
Minsait
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
Red Control
DuPont Water Solutions
biv Innova
UPM Water
IAPsolutions
ABB
Cibernos
Grundfos
Filtralite
EPG Salinas
ACCIONA
Sacyr Agua
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
Ingeteam
Terranova
Likitech
Saint Gobain PAM
Grupo Mejoras
Blue Gold
IIAMA
Gestagua
Control Techniques
Aigües Segarra Garrigues
GS Inima Environment
J. Huesa Water Technology
Prefabricados Delta
EMALSA
Fundación Botín
BELGICAST by TALIS
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Isle Utilities
CAF
Vector Motor Control

Los modelos climáticos indican que El Niño probablemente será débil

  • modelos climáticos indican que Niño probablemente será débil
    Imagen: NOAA.
Molecor

El Centro de Predicción Climática de la NOAA determinó este 14 de octubre que el patrón climático conocido como El Niño ha entrado en vigencia y es probable que continúe durante la primavera.

"Las condiciones de El Niño en el Pacífico ecuatorial se han unido, y ahora podemos anunciar su llegada", dijo en un comunicado Mike Halper, director adjunto, del Centro de Predicción del Clima de NOAA y pronosticador de ENSO (El Niño-Oscilación del Sur).

"Si bien las temperaturas de la superficie del mar están por encima del promedio, las observaciones actuales y los modelos climáticos indican que este Niño será débil, lo que significa que no esperamos impactos globales significativos durante el resto del invierno y hasta la primavera".

Los meteorólogos dicen que hay un 55 por ciento de probabilidades de que las condiciones de El Niño continúen durante la primavera.

Los científicos dicen que algunas de las precipitaciones superiores a lo normal este invierno en partes del oeste de Estados Unidos están relacionadas con la variabilidad subestacional atribuida a otro fenómeno climático, la Oscilación de Madden Julian (MJO), en lugar de las influencias de El Niño. La OMJ puede provocar un aumento de la lluvia a lo largo de la costa oeste.

El Niño es un fenómeno natural, oceánico-atmosférico marcado por temperaturas de la superficie del mar más cálidas que el promedio en el Océano Pacífico central cerca del ecuador.

En Estados Unidos, los patrones típicos de El Niño durante el invierno y principios de la primavera incluyen una precipitación inferior a la media y temperaturas más cálidas que la media a lo largo del nivel norte del país, y una precipitación superior a lo normal y condiciones más frías en todo el sur.

El invierno pasado, La Niña --el fenómeno inverso a El Niño-- entró en vigencia en octubre de 2017 y duró hasta abril de 2018 antes de volver a las condiciones neutrales. Los científicos de NOAA continuarán monitoreando El Niño y emitirán la próxima actualización mensual.

Redacción iAgua

La redacción recomienda