Aqualia
Connecting Waterpeople
Agencia Vasca del Agua
Red Control
Fundación CONAMA
Gestagua
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Aganova
Asociación de Ciencias Ambientales
STF
EMALSA
Aqualia
Xylem Water Solutions España
ISMedioambiente
Saint Gobain PAM
Vector Motor Control
Kamstrup
AZUD
s::can Iberia Sistemas de Medición
Filtralite
Lama Sistemas de Filtrado
Hach
AGENDA 21500
Cibernos
VisualNAcert
Minsait
biv Innova
Global Omnium
EPG Salinas
Elliot Cloud
Idrica
ITC Dosing Pumps
ICEX España Exportación e Inversiones
J. Huesa Water Technology
FLOVAC
DAM-Aguas
Molecor
BELGICAST by TALIS
Likitech
Catalan Water Partnership
Innovyze, an Autodesk company
Blue Gold
ABB
Almar Water Solutions
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
Elmasa Tecnología del Agua
Cajamar Innova
Ingeteam
Baseform
Barmatec
DuPont Water Solutions
Insituform
IIAMA
Grupo Mejoras
Confederación Hidrográfica del Segura
Control Techniques
Fundación Biodiversidad
Schneider Electric
Saleplas
AECID
UPM Water
IAPsolutions
CAF
TecnoConverting
Fundación We Are Water
Redexia network
ACCIONA
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Grundfos
GS Inima Environment
Hidroconta
TEDAGUA
BACCARA
Bentley Systems
Fundación Botín
NOVAGRIC
FENACORE
Regaber
Ulbios
LACROIX
Rädlinger primus line GmbH
SCRATS
Miya Water
Sacyr Agua
UNOPS
Smagua
HANNA instruments
ADECAGUA
Isle Utilities
Prefabricados Delta
Terranova
ESAMUR
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
Consorcio de Aguas de Asturias
Aigües Segarra Garrigues
NaanDanJain Ibérica

La ONU solicita 205 millones de euros para paliar los efectos de la sequía en Zimbabue

  • ONU solicita 205 millones euros paliar efectos sequía Zimbabue
ABB

La ONU ha solicitado 234 millones de dólares (unos 205 millones de euros) para paliar los efectos que la sequía puede tener en Zimbabue para un tercio de la población, después de una mala temporada de lluvias que se suma al empeoramiento de las condiciones económicas en el país africano.

El secretario adjunto de la ONU para Asuntos Humanitarios, Mark Lowcock, ha concluido una visita a Zimbabue, un país en el que se estima que 5,3 millones de personas necesitan asistencia de forma urgente.

Al desplome del valor de la divisa y la consecuente falta de comida, medicinas o combustible se suman ahora una previsible reducción de la producción agrícola. El sector ya estima que la cosecha de maíz, que comienza en abril, quedará por debajo del millón de toneladas, frente a los 1,7 millones de 2018.

Solo el consumo anual de este producto en Zimbabue ya supone 1,8 millones de toneladas y, aunque el Ministerio de Agricultura aún intenta determinar los efectos de la sequía, desde la cartera de Finanzas ya han intentado calmar los temores asegurando que hay una reserva estratégica de 500.000 toneladas de maíz.

Lowcock, que se ha reunido con el presidente zimbabuense, Emmerson Mnangagwa, ha anunciado en declaraciones a los periodistas que la ONU pedirá 234 millones de dólares para paliar las actuales necesidades. El llamamiento formal se producirá este mismo jueves, con el objetivo de que la solidaridad internacional reduzca en parte el impacto humanitario de la crisis.

Redacción iAgua

La redacción recomienda