Connecting Waterpeople

La Presa del Gran Renacimiento no afectará a la tasa de agua del Nilo en Egipto, según Etiopía

0
111
  • Presa Gran Renacimiento no afectará tasa agua Nilo Egipto, Etiopía
    Río Nilo.
Indra
Bentley Systems
· 111
0

El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, se ha comprometido con el presidente egipcio, Abdelfatá al Sisi, a no llevar a cabo acciones que puedan dañar la tasa de agua del río Nilo que corresponde a El Cairo, en medio de la disputa bilateral por la construcción de la Presa del Gran Renacimiento en territorio etíope.

Abiy se reunió el domingo con Al Sisi en el marco de una visita oficial de dos días al país árabe, en la que abordaron el controvertido proyecto, que ha provocado un incremento de las tensiones en los últimos años.

"Quiero decir al pueblo egipcio: Tememos a Dios, somos vecinos y no tenemos intención de dañar al pueblo egipcio", ha dicho, antes de resaltar que "los medios quieren beneficiarse de los conflictos".

"Mi hermano Al Sisi y yo no seremos empujados por este camino", ha manifestado, antes de recalcar que ambos mandatarios "quieren ayudarse y no mantener una disputa", según ha recogido el diario egipcio 'Al Ahram'.

Así, Abiy ha resaltado que Etiopía "quiere su parte del agua del Nilo y que (Egipto) reciba su parte". "Trabajaremos juntos para incrementar la tasa de Egipto sobre el agua del Nilo", ha agregado.

En respuesta, el mandatario egipcio ha reiterado sus preocupaciones por la construcción de la presa, si bien ha destacado una mejora en las relaciones bilaterales. "Hemos atravesado un largo camino para mejorar la confianza con Etiopía", ha ensalzado.

"Quiero subrayar que la relación entre los dos países es estratégica y que la estrategia de Egipto es consolidar los intereses comunes. La política egipcia hacia Etiopía sigue fundamentada en salvaguardar los intereses, la estabilidad y la seguridad de Etiopía", ha remachado.

La disputa por la presa

Egipto y Etiopía están enfrentados por la construcción de la Presa del Gran Renacimiento (conocida popularmente como GERD), un proyecto hidroeléctrico que El Cairo teme que reduzca el agua que llega a sus campos y presas desde Etiopía a través de Sudán.

Etiopía, que está financiando en solitario el proyecto y espera convertirse en el mayor generador y exportador de electricidad del continente, rechaza estas acusaciones. Sudán, por su parte, apoya la presa ya que regulará los flujos y suministrará electricidad y regadío.

Las conversaciones entre los tres gobiernos llevan meses bloqueadas por el desacuerdo sobre la redacción de un estudio sobre el impacto medioambiental de la presa.

Las tensiones por el uso del río más largo del mundo han ido en aumento entre Egipto y Etiopía, aumentando el temor de que las disputas puedan terminar degenerando en un conflicto.

La redacción recomienda