Aqualia
Connecting Waterpeople
Barmatec
Bentley Systems
GS Inima Environment
Smagua
Idrica
Kamstrup
FLOVAC
Xylem Water Solutions España
Sacyr Agua
DuPont Water Solutions
BACCARA
FENACORE
CALAF GRUP
Aigües Segarra Garrigues
Molecor
Blue Gold
Consorcio de Aguas de Asturias
UNOPS
EMALSA
AGENDA 21500
Elmasa Tecnología del Agua
Grundfos
Fundación We Are Water
ACCIONA
Minsait
TEDAGUA
Red Control
Kurita - Fracta
BELGICAST by TALIS
UPM Water
Insituform
IAPsolutions
STF
Vector Motor Control
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
Filtralite
Fundación Biodiversidad
Agencia Vasca del Agua
Catalan Water Partnership
Rädlinger primus line GmbH
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
Redexia network
Terranova
ESAMUR
Saint Gobain PAM
Fundación Botín
biv Innova
Laboratorios Tecnológicos de Levante
DAM-Aguas
SCRATS
Schneider Electric
Control Techniques
IIAMA
Aqualia
Hidroconta
Likitech
Danfoss
Fundación CONAMA
AZUD
ISMedioambiente
s::can Iberia Sistemas de Medición
Hach
Ulbios
Almar Water Solutions
ITC Dosing Pumps
HANNA instruments
AECID
Gestagua
Confederación Hidrográfica del Segura
LACROIX
Cajamar Innova
Lama Sistemas de Filtrado
TecnoConverting
Global Omnium
NOVAGRIC
ABB
Saleplas
NaanDanJain Ibérica
Baseform
Elliot Cloud
J. Huesa Water Technology
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
ICEX España Exportación e Inversiones
Miya Water
Prefabricados Delta
ADECAGUA
VisualNAcert
Regaber
Ingeteam
Asociación de Ciencias Ambientales
Aganova
Isle Utilities
CAF
Innovyze, an Autodesk company
EPG Salinas
Grupo Mejoras
Cibernos
[Webinar] ¿Cómo pueden los gestores municipales e industrias optimizar la operación del ciclo del agua y reducir el OPEX?

La probabilidad de que un nuevo El Niño se forme a principios del 2019 es de hasta un 80 %

  • probabilidad que nuevo Niño se forme principios 2019 es 80 %
Molecor

La probabilidad de que se produzca un episodio de El Niño en el período que media hasta febrero de 2019 oscila entre el 75 y el 80 por ciento, si bien no se espera que su intensidad sea fuerte.

Según una actualización de previsiones de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), la temperatura superficial del mar ya se encuentra en niveles correspondientes a un episodio débil de El Niño en parte del Pacífico tropical, pero todavía no se dan los parámetros atmosféricos característicos de ese fenómeno.

La OMM ha acompañado la publicación del Boletín El Niño/La Niña de un Boletín sobre el clima estacional mundial, según el cual la configuración de las precipitaciones prevista para el período de diciembre a febrero se asemeja a la que suele asociarse con un episodio de El Niño. Sin embargo, en algunas regiones los cambios en la precipitación han sido poco importantes o bien no son acordes con aquellos que normalmente se vinculan al fenómeno de El Niño.

El Niño/Oscilación del Sur (ENOS) es un fenómeno natural caracterizado por la fluctuación de las temperaturas de la superficie del océano en el Pacífico ecuatorial, asociada a cambios en la circulación de la atmósfera suprayacente. Se trata de un fenómeno que ejerce una gran influencia en las condiciones meteorológicas y climáticas de numerosas partes del mundo.

No se espera que el episodio de El Niño previsto adquiera la intensidad que presentó el fenómeno en el período 2015/2016

Desde octubre de 2018, la temperatura superficial del mar en las partes oriental y central del Pacífico tropical se encuentra en niveles correspondientes a un episodio débil de El Niño. Sin embargo, ese aumento de la temperatura todavía no ha incidido en los parámetros atmosféricos, y los valores observados en cuanto a vientos en altitud, nubosidad y presión al nivel del mar aún no son equiparables a los que se registrarían durante un episodio de El Niño.

Ahora bien, los pronósticos de los modelos sugieren que esa situación cambiará a lo largo del próximo mes o los próximos dos meses. La probabilidad de que se forme un episodio de El Niño plenamente desarrollado entre diciembre de 2018 y febrero de 2019 oscila entre el 75 % y el 80 %, mientras que la probabilidad de que esas condiciones se mantengan durante el período de febrero a abril de 2019 es de aproximadamente el 60 %.

En cuanto a la intensidad del fenómeno, las predicciones de los modelos apuntan a unas condiciones entre neutras y cálidas o bien a valores característicos de un episodio de intensidad moderada, y la temperatura superficial del mar alcanzará valores máximos comprendidos aproximadamente entre 0,8 y 1,2 grados Celsius por encima de la media.

Actualmente es poco probable que se produzca un episodio de fuerte intensidad, es decir, un aumento de la temperatura superficial del mar en la parte oriental y central del Pacífico tropical como mínimo de 1,5 grados Celsius por encima de la media.

"No se espera que el episodio de El Niño previsto adquiera la intensidad que presentó el fenómeno en el período 2015/2016, que comportó sequías, inundaciones y decoloración coralina en diversas partes del mundo. Con todo, todavía puede incidir notablemente en la distribución de las precipitaciones y las pautas de temperatura en numerosas regiones, acarrear consecuencias importantes para los sectores agrícola y de la seguridad alimentaria,así como también para la gestión de los recursos hídricos y la salud pública, y cabe recordar que en combinación con un cambio climático a largo plazo puede potenciar el aumento de las temperaturas mundiales en 2019", explica en un comunicado Maxx Dilley, director de la Oficina de Predicción del Clima y de Adaptación al Cambio Climático de la OMM.

Redacción iAgua

La redacción recomienda