Aqualia
Connecting Waterpeople
DuPont Water Solutions
Cajamar Innova
Smagua
Barmatec
ADECAGUA
Redexia network
Prefabricados Delta
Hidroconta
Almar Water Solutions
s::can Iberia Sistemas de Medición
Baseform
Grundfos
Innovyze, an Autodesk company
IAPsolutions
Elmasa Tecnología del Agua
ACCIONA
Asociación de Ciencias Ambientales
Fundación Botín
Cibernos
Ulbios
VisualNAcert
STF
DAM-Aguas
ICEX España Exportación e Inversiones
Gestagua
Elliot Cloud
Miya Water
Aganova
BELGICAST by TALIS
AZUD
Regaber
Red Control
Likitech
Bentley Systems
Minsait
FENACORE
FLOVAC
AECID
ABB
GS Inima Environment
Kurita - Fracta
biv Innova
NaanDanJain Ibérica
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
Rädlinger primus line GmbH
Lama Sistemas de Filtrado
NOVAGRIC
EMALSA
HANNA instruments
Ingeteam
EPG Salinas
Fundación CONAMA
Filtralite
Saleplas
Insituform
Confederación Hidrográfica del Segura
Idrica
IIAMA
Sacyr Agua
Kamstrup
CALAF GRUP
ESAMUR
ISMedioambiente
Fundación We Are Water
Vector Motor Control
Consorcio de Aguas de Asturias
Xylem Water Solutions España
Hach
Control Techniques
CAF
Agencia Vasca del Agua
SCRATS
Saint Gobain PAM
TecnoConverting
J. Huesa Water Technology
Global Omnium
Fundación Biodiversidad
UPM Water
Isle Utilities
Blue Gold
BACCARA
Terranova
Laboratorios Tecnológicos de Levante
LACROIX
AGENDA 21500
UNOPS
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
ITC Dosing Pumps
Catalan Water Partnership
TEDAGUA
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Schneider Electric
Molecor
Aigües Segarra Garrigues
Grupo Mejoras
Aqualia

La sequía de 2017 provoca un desplome en el consumo de energía hidroeléctrica

  • sequía 2017 provoca desplome consumo energía hidroeléctrica
  • La sequía en España rebaja un 49% el consumo de energía hidroeléctrica y aumenta un 29% la de carbón en 2017.
Molecor

La histórica sequía que se registró en España el año pasado produjo un desplome del consumo de energía hidroeléctrica de un 49% y un aumento del consumo de carbón del 29%, lo que ocasionó un incremento de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) del 7% en 2017, el aumento más alto desde el año 2012.

Según los resultados de un informe realizado por la petrolera BP, el consumo total de energía en España se incrementó el año pasado un 1,8%, continuando, así, con la tendencia alcista iniciada en 2015, mientras que la generación eléctrica se incrementó un 0,6%.

En lo que respecta al consumo, el petróleo acabó copando el 46,7% del mercado, seguido del gas natural, con un 19,8%; de las energías renovables, con un 11,3%; del carbón, con un 9,7%; de la nuclear, con un 9,5%; y de la hidroeléctrica, con solo un 3%.

La fuente de energía que más incrementó su consumo fue el carbón, con un 29% más, seguido del gas natural, con un 10,2% más; de las renovables, que consiguieron aumentar un 2,2%; y del petróleo, con un 1,2% más, mientras que la energía nuclear disminuyó un 0,6% y la hidroeléctrica un 49%.

Por su parte, el cambio en los patrones de consumo influyó en los modelos de generación eléctrica. Mientras que la hidroeléctrica pasó de representar el 13,2% del año anterior al 6,7%, la del carbón pasó mantener una cuota del 13,6% al 16,6% y la del gas natural pasó del 19,6% al 22,9%. El resto de energías se mantuvieron estables.

Para el presidente de BP en España, es necesario "no decaer en los esfuerzos para seguir impulsando una energía limpia y avanzar en la economía baja en carbono, a pesar de que 2017 ha sido un año en el que las emisiones han vuelto a crecer, fruto de los cambios coyunturales en el 'mix' energético".

El carbbón crece por primera vez desde 2013

En el conjunto del mundo, la demanda global de energía creció un 2,2%, acompañada de un incremento de las emisiones de CO2 del 1,6%, del que seis de cada 10 puntos de aumento provinieron de los países de fuera de la OCDE.

No obstante, las energías renovables crecieron un 17%, seguidas del gas natural, que aumentó un 3%. La energía nuclear creció un 1,1%, sobre todo en China y Japón; la hidroeléctrica aumentó un 0,9%, lastrada por la caída registrada en Europa; el carbón creció un 1%, su primer incremento desde 2013; el petróleo, un 1,8%.

De esta forma, el 'mix' energético estuvo formado por un 34% de petróleo; un 27% de carbón; un 23% de gas natural; un 15% de energías no fósiles; un 7% hidroeléctrica; un 3,6% renovable; y un 4,4% nuclear.

Redacción iAgua

La redacción recomienda