Aqualia
Connecting Waterpeople
Rädlinger primus line GmbH
Prefabricados Delta
HANNA instruments
Cajamar Innova
DuPont Water Solutions
NaanDanJain Ibérica
STF
Terranova
Almar Water Solutions
Saint Gobain PAM
Grupo Mejoras
AGENDA 21500
Kurita - Fracta
SCRATS
Redexia network
Aganova
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
TecnoConverting
Barmatec
Bentley Systems
Filtralite
Molecor
Miya Water
Vector Motor Control
IIAMA
AZUD
Lama Sistemas de Filtrado
Elliot Cloud
Asociación de Ciencias Ambientales
Idrica
GS Inima Environment
Control Techniques
UNOPS
Baseform
FLOVAC
ITC Dosing Pumps
Consorcio de Aguas de Asturias
BACCARA
EMALSA
Catalan Water Partnership
Schneider Electric
UPM Water
Fundación Biodiversidad
CALAF GRUP
DAM-Aguas
ICEX España Exportación e Inversiones
ADECAGUA
Xylem Water Solutions España
ABB
Fundación We Are Water
Innovyze, an Autodesk company
Likitech
Aqualia
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Agencia Vasca del Agua
FENACORE
Sacyr Agua
Global Omnium
Elmasa Tecnología del Agua
Fundación Botín
Red Control
Fundación CONAMA
Hach
Hidroconta
Regaber
Minsait
AECID
Smagua
BELGICAST by TALIS
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
NOVAGRIC
Blue Gold
CAF
biv Innova
Grundfos
ESAMUR
s::can Iberia Sistemas de Medición
Cibernos
LACROIX
Saleplas
Ulbios
Ingeteam
Insituform
VisualNAcert
J. Huesa Water Technology
Isle Utilities
ACCIONA
Kamstrup
EPG Salinas
Aigües Segarra Garrigues
IAPsolutions
TEDAGUA
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
Gestagua
ISMedioambiente
Confederación Hidrográfica del Segura

La sequía y las inundaciones provocan que más de 200.000 somalíes abandonen sus hogares

  • sequía y inundaciones provocan que más 200.000 somalíes abandonen hogares
    Imagen: Consejo Noruego para los Refugiados (NRC)
  • Algunas de las personas han tenido que dejar sus hogares en varias ocasiones y en muchos casos sin aviso previo.

Más de 204.000 personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares a la fuerza en lo que va de año, una cifra que casi duplica la del mismo periodo hace un año, según el Consejo Noruego para los Refugiados (NRC), que ha denunciado que algunas personas han quedado sin hogar en varias ocasiones.

"Decenas de miles de personas que han huido de la sequía y la violencia están siendo forzadas a abandonar sus hogares de nuevo, solo que esta vez en desalojos forzosos", ha denunciado la asesora de información y asistencia legal del NRC, Evelyn Aero.

"Muchas de estas familias se vieron forzadas a marcharse sin aviso previo o con poca antelación", ha denunciado, incidiendo en que "algunos han sido desalojados varias veces, sin un debido proceso. "Esto es injusto y viola sus derechos", ha defendido Aero.

La persistente violencia, junto con la sequía del año pasado y las inundaciones registradas este año han provocado una migración masiva hacia las ciudades, según la ONG, donde la ya de por sí crítica situación de alojamiento se ha visto agravada, ya que apenas hay terrenos públicos disponibles para nuevos asentamientos.

Muchos de los que terminaron en chabolas en terrenos públicos o particulares han sido desalojados en Mogadiscio debido a un 'boom' en la construcción, mientras que quienes ocupan edificios públicos ruinosos también se arriesgan a ser desalojados, ya que muchos están siendo reconstruidos, ha explicado la ONG, que denuncia que la mayoría de los desalojos se hace sin el debido proceso y sin aviso previo.

Los más de 204.000 desalojados forzosamente hasta julio suponen casi el doble de lo 122.000 que habían corrido la misma suerte en el mismo periodo de 2017 y superan el total registrado durante todo el año anterior.

"Las autoridades somalíes y los propietarios de terrenos deben proteger los derechos de los ciudadanos a un refugio y vivienda adecuados", ha defendido la responsable del NRC, subrayando que "las familias desplazadas no deberían ser obligadas a abandonar sus refugios sin un lugar donde ir".

Igualmente, Aero ha reclamado que se siga el debido proceso y se avise con tiempo suficiente, con el fin de que las familias puedan reasentarse "con dignidad". Además, se les debe reasentar en lugares donde puedan acceder a un refugio decente y ayuda humanitaria.

Según NRC, aunque el Gobierno somalí ha tomado nota de la crisis y adoptado algunas medidas para atajar el problema, "hacen falta más esfuerzos", incluida la mejora del acceso a terrenos para familias desplazadas y el fortalecimiento de la protección de los desplazados.

Entre quienes han sido desalojados a la fuerza está Fadumo Noor, embarazada y madre de cuatro hijos. "Este es el peor desalojo al que me he enfrentado", ha contado a NRC, después de haber sufrido un total de cuatro. Según ha explicado, estaba en el funeral de su tío cuando se produjo el desalojo y al regresar "vi a todos mis hijos fuera, con restos de nuestro refugio y pertenencias en sus manos". "No nos advirtieron de antemano", ha asegurado.

Halimo Sidow también se encontró a sus hijos en la calle tras el último desalojo. "Me había enfrentado a desalojos dos veces antes, sin embargo, esos los esperábamos", ha lamentado la mujer, que tiene ocho hijos y huyó con su familia a Mogadiscio de la sequía en la región de Baja Shabelle.

Redacción iAgua

La redacción recomienda