CAF
Connecting Waterpeople
Newsletters temáticos de iAgua
Tratamiento, Digitalización, Cambio Climático, Agro, Data, LATAM, México. ¡Elige el tuyo y suscríbete!

Sudán llama a consultas a Egipto en medio de las conversaciones sobre la presa en Etiopía

63
  • Sudán llama consultas Egipto medio conversaciones presa Etiopía
    Río Nilo
· 63
Minsait

El Gobierno de Sudán ha llamado a consultas este jueves a su embajador en Egipto, Abdul Mahmud Abdul Halim, sin dar más detalles al respecto, días después de que surgieran informaciones sobre la petición de El Cairo para excluir a Jartum de las conversaciones sobre la construcción de la Gran Presa del Renacimiento por parte de las autoridades de Etiopía.

El portavoz del Ministerio de Exteriores sudanés, Gharibalá al Jidir, ha sido el encargado del anuncio, según ha informado la agencia estatal sudanesa de noticias, SUNA.

El Ministerio de Exteriores de Egipto ha confirmado la situación, asegurando que las autoridades egipcias están analizando la situación, tal y como ha recogido el diario egipcio 'Al Ahram'.

El martes, un diario etíope indicó que el presidente egipcio, Abdelfatá al Sisi, había pedido al primer ministro etíope, Hailemariam Desalegn, continuar las conversaciones sin la participación de Sudán.

La semana pasada, el ministro de Exteriores de Egipto, Samé Shukri, sugirió en una reunión con su homólogo etíope, Workneh Gebeyehu, que el Banco Mundial actúe como parte imparcial en el comité técnico que estudia el impacto de la construcción de la presa.

Las negociaciones entre los tres países llegaron a un punto muerto en noviembre en torno a cómo llevar a cabo los estudios técnicos sobre el impacto del proyecto etíope. Sudán y Etiopía han dicho que Egipto rechaza las enmiendas propuestas al informe de impacto ambiental.

El proyecto, valorado en 4.000 millones de dólares (alrededor de 3.368 millones de euros), se convertirá en la presa más grande del continente y producirá 6.000 megavatios de electricidad para la región.

Etiopía ha defendido en numerosas ocasiones su derecho a construir la presa ante las críticas de Egipto, que la considera como una amenaza para el suministro de agua a sus 84 millones de ciudadanos.

Por su parte, el Gobierno de Sudán, ha defendido que los trabajos de construcción "no afectarán" al país y reiteró su compromiso para continuar la cooperación con Adís Abeba y El Cairo con el objetivo de garantizar el máximo beneficio de los tres países de la explotación de los recursos del Nilo.

La redacción recomienda