Apostar a los jóvenes y niños en la tarea de concientizar a todos

107
0

CIUDADANIA DEL AGUA 2015

Sobre la Entidad

Departamento General de Irrigación
Ser protagonista, junto a la comunidad organizada, del desarrollo humano y productivo de Mendoza, a través de la gestión integrada del agua, asegurando la sustentabilidad, equidad y eficiencia.

¿Por qué elegimos y llevamos adelante la tarea de formar jóvenes y niños líderes del cuidado del agua? Porque creemos que son quienes en un par de años serán ciudadanos responsables que propiciarán la conservación, concientización y uso eficiente del agua. Ese bien escaso, que en la provincia de Mendoza (oeste de Argentina), se protege, se administra y se cuida, una y otra vez se pone sobre el tapete. En esta oportunidad, acompañado de niños y jóvenes que se adueñan de ella para generar iniciativas que nos involucren a todos.

En el año 2012, una importante iniciativa de Irrigación, que demandó dos años de intenso trabajo de cientos de jóvenes en escuelas secundarias de la provincia coronó en la ley 8629 llamada “Ciudadanía del agua”. Previamente, el proyecto encontró la aprobación de los legisladores provinciales y finalmente terminó en ley, con el fin de incentivar el compromiso de los jóvenes en la promoción y ejecución de actividades que pongan en valor la importancia del cuidado y buen uso del recurso hídrico.

Ciudadanía del Agua es un programa que promueve estilos de participación que generen un compromiso con la realidad local y provincial en torno al cuidado y la administración adecuada del agua, con responsabilidad ética, política, ambiental y social.

Esto reivindica el derecho de los ciudadanos a gozar de un recurso hídrico de calidad y crecer personal, social y económicamente con su uso. Asimismo, en materia de obligaciones, implica transmitir e incorporar la cultura de uso eficiente del agua y adquirir el compromiso de generar, con este valioso recurso, riquezas para el territorio provincial.

Y la aplicación de la ley ya obtuvo sus frutos: 400 huertas produciendo

y 40.000 alumnos cosechando en el marco del programa “Huerta orgánica en escuela saludable”, destinado a que toda la comunidad educativa se involucre en la construcción y cultivo de una huerta orgánica que en muchos casos provee al comedor escolar de los chicos en la institución. Más de 1.880 escuelas participando de las actividades del Mes del Agua, designado también por la ley de Ciudadanía del Agua, que establece al penúltimo mes del año como el del agua en Mendoza, en el que 10.000 docentes que participan de los diferentes programas ayudan a concientizar, y más de 250 mil ejemplares de Aqualibro, Aquabooks y Acuaderno en manos de niños de entre 4 y 17 años, cada uno de ellos con la información adecuada a sus capacidades cognitivas y de interacción social. Desde un relato con la particular historia del agua y los mendocinos, con contenidos fundamentales que ayudan a comprender nuestro presente y construir el futuro que queremos para Mendoza hasta una invitación a los jóvenes a involucrarse activa y responsablemente en la sostenida realidad de crisis hídrica actual; pasando por un simpático cuadernillo para que los más pequeños expresen en él sus vivencias en torno al agua y lo compartan luego con la familia.

Un trabajo conjunto que contribuye a consolidar la participación y concienciación del resto de los ciudadanos en el manejo del agua y promueve la cultura de su buen uso. Iniciativas como esta, que vale la pena respaldar. 

Comentarios