El Canal compró Emissao por 21 millones de euros con pagos en un banco suizo y otro brasileño

7
0
  • Canal compró Emissao 21 millones euros pagos banco suizo y otro brasileño
  • KPMG identificó un "deterioro patrimonial" de 5 millones de euros en la auditoría de Emissao de 2014.
7

El Canal de Isabel II compró la empresa brasileña Emissao Engenharia e Construçoes en noviembre de 2013 por 30 millones de dólares (21,4 millones de euros) a través de dos pagos dirigidos a un banco suizo y otro en un banco carioca Bradesco, el primer pago de 20 millones, el segundo de 5 millones y el tercero de 4,8 millones de dólares.

La Justicia investiga en el marco del caso Lezo si se infló el precio de la compra de esta entidad brasileña a cambio de una comisión irregular. En el auto mediante el que ordenaba los encarcelamientos de expresidente regional, Ignacio González, y otros altos cargos del Canal, recalcaba que esta operación de contraventa estuvo repleta de "irregularidades", que se materializó "en contra de la opinión de auditores independientes" y que mediaron en ella "comisiones prohibidas".

Estos nuevos datos sobre el procedimiento y la cantidad final de esta compra han sido aportados este viernes en la comisión de investigación sobre corrupción política en la Asamblea de Madrid por Borja Guinea López, representante de la entidad KPMG, que fue llamado a petición del Grupo Parlamentario Socialista y de Ciudadanos, al objeto de informar sobre informes realizados por su empresa, por encargo de Canal de Isabel II, en relación con la compra de Emissao.

El compareciente ha explicado que KPMG Brasil realizó una 'due diligencie', un procedimiento que consiste en un análisis descriptivo de carácter financiero, fiscal y laboral, en el que se identificaron un conjunto de deficiencias. Pero este tipo de análisis no tiene como objetivo revisar información financiera futura. Estos auditores también han sido y son los responsables de las auditorías anuales del grupo del Canal, que según han explicado, son compatibles con esta 'due diligencie'.

"Yo no puedo valorar la adquisición de un negocio. A nosotros se nos encargó un trabajo y dichas conclusiones se tuvieron en cuenta o no, no lo sé, porque yo no participé ni tomo las decisiones en la compañía. La forma de pago no es objeto de análisis. La 'due diligencie' es previo a la toma de decisión de una compra. Mi única intervención fue antes de la operación", ha explicado Borja Guinea.

La Justicia investiga en el marco del caso Lezo si se infló el precio de la compra de esta entidad brasileña a cambio de una comisión irregular

El compareciente ha indicado también que fue la exdirectora Financiera y de Desarrollo de Negocio del Canal, María Fernando Richmond, imputada en la operación Lezo, la persona que se puso con él para que le pusiera en contacto con alguien de la auditoría en Brasil para realizar la 'due diligencie'.

"Durante la elaboración del trabajo no participé en absoluto. Yo como responsable último de la auditoría, luego me facilitaron el informe para conocer las conclusiones", ha indicado.

Pérdida de valor contable

Por otro lado, Guinea también ha dado detalles de las conclusiones de las auditorías anuales del Canal, en las que se desglosan que el valor contable en términos patrimoniales de Emissao a finales de ese mismo 2013 ya era de 10 millones, en 2014 de 5 millones y en 2015 de unos -6 millones.

Según ha explicado, se incorporan una serie de "incorrecciones" detectadas, que el Canal dio por válidas y que incorpora a sus cuentas, "conclusiones que hicieron que se perdiera valor patrimonial desde el punto de vista contable".

Así, ha explicado que KPMG identificó un "deterioro patrimonial" de 5 millones de euros en la auditoría de Emissao de 2014. "El equipo de auditoría de KPMG localizó incorrecciones en las cuentas de Emissao, que posteriormente fueron registradas y corregidas en las cuentas consolidadas del Canal de Isabel II de 2014", ha señalado.

"Nosotros no hemos fallado y hemos hecho un trabajo que teníamos que hacer. Nosotros hemos hecho una auditoría sobre los estados financieros que incorporan la cifra de patrimonio y resultado que está aportando Emissao al grupo Canal y esas cifras están ahí porque las hemos revisado y auditado", ha manifestado.

De hecho, el auditor ha indicado que en 2014 hubo una comisión de auditoría del Canal, en la que hicieron un resumen de lo que estaba aportando Emissao al grupo y una indicación del fondo de comercio y cómo la dirección estaba soportando ese comercio. También ha hablado de las "dificultades en materia laboral y fiscal" de Brasil durante esos años, que influyó en estado de la filial.

Crisis económica en Brasil

En la misma línea, ha declarado en la comisión Miguel Ángel Faura, también socio de KPMG, que ha manifestado que "el valor contable neto en 2013 de Emissao fue de 10 millones, pasando a 5 en 2014 y a menos 5 en 2015. "Si bien, en el año 2016 ha vuelto a recuperar valor, siendo de nuevo de 10 millones de euros", ha indicado.

Así, ha manifestado que se realizó "un ejercicio de revisión muy bien regulado" y también ha apuntado que en esos años Brasil era un país que vivía una crisis económica, por lo que "se redujeron las proyecciones de resultado por la situación del país y las expectativas que tenían". No obstante, ha reiterado que sus trabajo como auditor es reflejar el estado de la compañía y no por qué gana o pierde valor.

Faura ha respondido a los portavoces parlamentarios de la oposición que no conoce a Ignacio González, ya que su interlocutor con el Canal es con la Dirección financiera y con la comisión auditora.

También ha apuntado que no le resultó llamativa la compra de Emissao, del mismo modo que haya inversiones por parte de compañías en otros países que los primeros años no dan beneficios. "Pero como auditores nos limitamos a que estas cuentas anuales reflejen la imagen fiel de la compañía", ha insistido.

Comentarios