Málaga participa en Tánger en la Carta del Clima de los territorios mediterráneos

15
0
  • Málaga participa Tánger Carta Clima territorios mediterráneos
    Bahía de Málaga (Wikipedia/CC)
15

El Ayuntamiento de Málaga ha participado en Tánger (Marruecos) en la elaboración de la Carta del Clima de los territorios Mediterráneos. El concejal de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares, ha sido el encargado de reafirmar el compromiso malagueño a favor del medio ambiente en el espacio mediterráneo.

Esta carta ha sido elaborada durante la celebración en el país vecino del Foro Mediterráneo para el Clima (MedCOP), que ha reunido a más de 2.000 representantes de los principales países del Mediterráneo para establecer una estrategia común de cara a la celebración de la XXII Edición de la Conferencia Mundial sobre el Clima (COP22), que tendrá lugar en Marrakech entre el 7 y el 18 de noviembre.

En ese encuentro se firmará definitivamente la carta, que está compuesta de diez artículos, cada uno de ellos con un plan de acción a tres años, han informado desde el Consistorio a través de un comunicado.

Pomares, que ha participado en la elaboración de la carta, se ha reunido además con la presidenta del comité organizador de MedCOP y vicepresidenta del consejo regional de Tánger-Tetuán-Alhucemas, Assia Bouzekri. En esta cita, han hablado de los proyectos de cooperación entre Málaga y las ciudades del Norte de Marruecos, así como del papel que desarrolla la capital dentro de la región mediterránea y en la cooperación bilateral España-Marruecos.

MedCOP es un espacio de diálogo y concertación de responsables y expertos medioambientales de diferentes países mediterráneos. De este foro emanan diferentes soluciones para hacer frente a los problemas que el cambio climático pueda generar en la región mediterránea.

Esta zona es uno de los escenarios donde se pueden comprobar las consecuencias del cambio climático, con un aumento de la temperatura media anual de 2,2 grados centígrados, que puede llegar a los 5,1 grados, dependiendo de la capacidad de los actores implicados de transformar los modos de producción y la economía.

Así, los 22 países que componen la franja se enfrentan a un realidad medioambiental y climática que requiere compromisos vinculantes y ambiciosos. En esta línea, el foro celebrado en Marruecos posibilita un espacio conjunto para afrontar la transición energética y de este modo aprovechar las oportunidades que ofrecen los nuevos modelos de desarrollo.

Comentarios