Juan Carlos Sevilla, jefe de la ANA, hace balance de su gestión y retos de Perú en materia de agua

317
0
  • Juan Carlos Sevilla, jefe ANA, hace balance gestión y retos Perú materia agua

Sobre la Entidad

Grupo INCLAM
Grupo internacional, dentro del Mercado Alternativo Bursátil, que se dedica al sector de la ingeniería del agua y el cambio climático. Gracias a su expansión dispone de delegaciones en Latinoamérica y Caribe, España, África Subsahariana y Asia.
317

Hoy, coincidiendo con el día de la Fiesta Patria del Perú, queremos compartir la entrevista realizada a Juan Carlos Sevilla, actual jefe de la Autoridad Nacional del Agua (ANA).  Con motivo del cambio de gobierno en el país le pedimos al ingeniero Juan Carlos Sevilla que nos haga un balance de su gestión y de los próximos retos del país en materia de agua.

Pregunta: Desde la aprobación del Plan Nacional de Recursos Hídricos el año pasado, en Perú se han realizado numerosos proyectos para mejorar la gestión los recursos hídricos. ¿Qué resultados se han obtenido hasta ahora? ¿Qué perspectivas se tienen y cuáles considera que el Gobierno debería enfatizar?

Respuesta: Es muy prematuro mostrar resultados tangibles en materia de ejecución de proyectos, en el marco de lo establecido en el Plan Nacional de Recursos Hídricos (PNRH) por el poco tiempo transcurrido desde la aprobación de dicho instrumento.

Sin embargo, a esta fecha, nuestro país ha logrado alcanzar un marco adecuado y propicio, principalmente en los aspectos políticos, legales e institucionales, para avanzar fuertemente en una adecuada gestión de los recursos hídricos. Contamos con la Política N° 33 del Acuerdo Nacional sobre Recursos Hídricos, la Ley N° 29338 de Recursos Hídricos y su Reglamento. Es decir, una legislación moderna concordante con las mejores prácticas internacionales, con principios de gestión integrada participativa por cuenca hidrográfica y el reconocimiento del agua como un bien social y económico.

Así también, tenemos instrumentos de gestión de alcance nacional como el PNRH antes mencionado, la Política y Estrategia Nacional de Recursos Hídricos y, a nivel regional y local, estamos formulando e implementando los Planes de Gestión de Recursos Hídricos de Cuenca (PGRHC).

Nuestro país ha logrado alcanzar un marco adecuado y propicio, principalmente en los aspectos políticos, legales e institucionales, para avanzar fuertemente en una adecuada gestión de los recursos hídricos

Debe resaltarse también el esfuerzo que la Autoridad Nacional del Agua-ANA está desplegando en el desarrollo de la cultura de agua en todos los niveles de la sociedad peruana.

Los diferentes sectores productivos y de infraestructura básica a nivel nacional, y los organismos descentralizados (gobiernos regionales y locales) están ejecutando obras que le competen en materia de recursos hídricos, ajustándose a los programas y proyectos establecidos en el Plan Nacional de Recursos Hídricos. La ANA está actuando de coordinador y promotor de las inversiones orientadas a la buena gestión del agua.

Consideramos que, entre otras medidas, el Gobierno debería orientar sus esfuerzos en: 1) fortalecer a la ANA para que se constituya en una verdadera autoridad y ente rector del Sistema Nacional de Gestión de los Recursos Hídricos; 2) completar la implementación del Sistema Nacional de Información de Recursos Hídricos, integrando la información desde sus generadores hasta los usuarios de la misma; 3) implementar la fiscalización en los procesos contaminantes de las fuentes naturales de agua; y, 4) intensificar las acciones para desarrollar la buena cultura del agua.

P.- Una de las funciones de la Autoridad Nacional del Agua es controlar que los planes que aprueba el Gobierno se implementen. ¿Qué aspectos son más complicados a la hora de cumplir con los objetivos de los planes? ¿Cómo se controla la implicación de cada ministerio o gobierno regional que deben financiar parte de su programa de medidas?

R.- Desde el punto de vista cuantitativo, nuestro país cuenta, principalmente, con dos tipos de instrumentos de planificación y programación de inversiones: uno de nivel nacional, que es el PNRH, y, los otros, que son los PGRHC, que son de aplicación ‘regional o localizada’ en una o más cuencas hidrográficas contiguas.

La principal limitación que tienen estos instrumentos de gestión es el financiamiento de los programas y proyectos. Al respecto, la ANA, con la participación de instituciones, empresas y especialistas sobre la materia, ha realizado esfuerzos para identificar diferentes opciones de financiamiento de los programas y proyectos del PNRH, y de los PGRHC; y está tratando de implementar los más viables. Se han barajado mecanismos como Asociaciones Público Privadas, obras por impuestos, retribución por servicios ambientales o ecosistémicos, fondos de agua y otros.

El control que debiera existir respecto de las inversiones que realizan las instituciones en los tres niveles de gobierno todavía es débil, dado que dicha función está en manos del Ministerio de Economía y Finanzas. Se espera que, en el corto plazo, siendo vinculantes los programas y proyectos contenidos en el PNRH y en los PGRHC, la ANA pueda ejercer un mayor control sobre la aplicación y ejecución de inversiones sobre gestión de recursos hídricos que realicen los ministerios y organismos descentralizados correspondientes.

Se espera que la ANA pueda ejercer un mayor control sobre la aplicación y ejecución de inversiones sobre gestión de recursos hídricos que realicen los ministerios y organismos descentralizados correspondientes

P.- Inclam ha liderado el consorcio que trabajó con ustedes en la determinación de las disponibilidades hídricas y los modelos de gestión de 12 cuencas del Perú que suman un tercio del territorio del país. ¿Cómo beneficia este proyecto a la gestión de los recursos hídricos en los próximos años? ¿Se espera proseguir el estudio en el resto de cuencas? 

R.- Este estudio es de suma importancia porque determina la disponibilidad hídrica en 12 cuencas hidrográficas (Camaná-Colca-Majes, Casma-Sechín. Crisnejas, Ene-Perené, Huallaga, Mala-Omas-Chilca, Mantaro, Marañón, Ocoña, Pativilca, Santa y Urubamba). Esta información servirá de soporte para una adecuada toma de decisiones en la Gestión Integrada de los Recursos Hídricos, especialmente en el uso, conservación y la distribución del agua.

Sobre la continuidad de estos estudios, ahora estamos investigando 52 cuencas y 33 intercuencas, mayormente en el sur del país, gracias al apoyo de la República de China, a través del Instituto Chang Jiang, en lo que se ha denominado ‘Evaluación, planificación y gestión de los recursos hídricos en el sur del país, a nivel de cuenca hidrográfica’. A esto se suma otro estudio, que aún está en proceso por los técnicos de la ANA, relacionado a cinco cuencas en el norte del país.

P.- La estrategia nacional para la gestión de los recursos hídricos contiene entre otras cosas el fomento de la cultura del agua. ¿Qué iniciativas se realizan para ayudar a crear esa cultura de agua, tan necesaria en el mundo y, en particular, en Perú?

R.- Desde la ANA venimos sentando las bases y promoviendo una cultura del agua que reconozca el valor social, económico y ambiental del agua, a través de diversas acciones que involucran la generación de alianzas con el sector público y privado. Así, durante los últimos años a través de la Dirección de Gestión del Conocimiento y Coordinación Interinstitucional, hemos llegado a sensibilizar a 1.247.331 personas a nivel nacional; capacitar a 1.468 docentes de la Educación Básica Regular (inicial, primaria y secundaria), en el marco del Convenio que tenemos con el Ministerio de Educación, el cual ha sido renovado hace unos días por un periodo de 3 años más mediante la suscripción del Convenio MINEDU-ANA N° 147-2016; hemos creado el primer Premio Nacional de Cultura del Agua (RJ N°034-2016-ANA) en el Perú, como un reconocimiento público de las buenas prácticas, investigaciones y proyectos educativos que promuevan la Cultura del Agua, cuya primera edición acaba de culminar de manera exitosa y contó como aliados estratégicos como la empresa privada a través de Fundación Backus, Ministerio de Educación, Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (SUNEDU), Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento(SUNASS), Embajada de Israel, Ministerio de Cultura, y Global Water Partnership-Foro Peruano del Agua; además hemos desarrollado el Primer “Diplomado en Gestión Integrada de Recursos Hídricos”, otorgando 105 becas a profesionales de instituciones vinculadas a la gestión del recurso hídrico capacitados, con pasantías de los primeros alumnos a Fundación Chile, Colorado State University y España, se viene impulsando programas de voluntariado juvenil por el agua y promotores del agua a nivel de nuestros órganos desconcentrados; entre otras iniciativas.

Sin embargo, estamos convencidos que el reto de la cultura del agua en el país requiere de alianzas conjuntas entre el Estado, Empresa, Academia y Social Civil, enfatizando en los niños y jóvenes quienes son el presente pero a la vez el futuro de nuestro país, en cuyas manos recaerá la gestión de los recursos hídricos de las generaciones futuras.

P.- ¿Cuáles son los retos de ANA en el 2016 para seguir mejorando la gestión de los recursos hídricos?

Estamos convencidos que el reto de la cultura del agua en el país requiere de alianzas conjuntas entre el Estado, Empresa, Academia y Social Civil

R.- Consideramos que los principales retos que la ANA tiene en el corto plazo, muchos de los cuales se podrían conseguir en el presente año, son la institucionalidad de la ANA con órganos desconcentrados especializados y funcionarios altamente capacitados. Contar con servicios técnicos y administrativos más eficientes y eficaces para los usuarios, simplificando procesos y procedimientos de calidad. Asimismo, con un marco jurídico e instrumentos de gestión completos, y una gestión del agua formalizada.

Finalmente, buscamos lograr una capacidad de respuesta efectiva y eficaz ante eventos extremos (sequías e inundaciones) y efectos del cambio climático.

P.- Desde su dirección, la ANA está renovando diversos convenios con instituciones como 2030WRG del IFC y GGGI, que fomentan la participación público-privada en la financiación, construcción y explotación de infraestructuras hidráulicas. ¿Qué espera usted que pueda obtenerse de esta búsqueda de partenariados mixtos? ¿En qué tipos de obras de los planes de gestión de recursos hídricos podrán verse estas asociaciones?

R.- La ANA se relaciona con estas instituciones teniendo como marco dos instrumentos. El primero es un Memorándum de Entendimiento entre el Ministerio de Agricultura y Riego y la Autoridad Nacional del Agua, e International Finance Corporation (IFC), organización internacional que tiene como entidad implementadora a 2030 Water Resources Group. A través de este instrumento ambas Partes exploran oportunidades de cooperación en asuntos de interés común. Recordemos la IFC es miembro del Banco Mundial, cuya misión es promover la inversión sostenible del sector privado.

A través de esta cooperación, 2030 Water Resources Group realizó el estudio ‘Análisis hidroeconómico y priorización de iniciativas para recursos hídricos en Perú’, el cual describe los procesos y resultados de una revisión de intervenciones de desarrollo de recursos hídricos, la aplicación de una herramienta hidroeconómica, la que incluye factores que toman cuenta de impactos políticos, sociales y ambientales. Esto con el fin de identificar una lista de inversiones priorizadas en cada una de las seis cuencas costeras y las tres cuencas próximas a la capital, Lima. Con este Análisis se han identificado 230 proyectos. Esta información es de conocimiento e interés del sector privado y público.

Respecto a Global Green Growth Institute (GGGI), la ANA y GGGI han suscrito un Memorándum de Entendimiento, a través del cual se ha recibido el apoyo de un estudio financieros para proyectos hídricos en el Perú, en el cual se presenta la información sobre un análisis de instrumentos financieros disponibles a nivel global y nacional, y mejores prácticas para promover la inversión pública y privada en el sector de los recursos hídricos en nuestro país. El objetivo final del estudio es presentar opciones de soluciones financieras para los proyectos de intervención en recursos hídricos que permitan ponerlos en ejecución de una forma eficiente y sostenible. Como se puede apreciar ambos productos son de mucho interés del sector privado que cuenta con esta información.

La Autoridad Nacional del Agua obtuvo el primer lugar en los Premios iAgua 2015, en la categoría Mejor Administración Pública Latinoamericana

P.- Este año se ha celebrado la Séptima Reunión de la Mesa del Agua, donde se ha presentado el plan de trabajo 2016. ¿Cuáles son los aspectos más importantes de este plan?

R.- En el marco de la gobernanza hídrica que promueve la articulación y participación de todos los actores en el tema del agua, efectuamos la Sétima Reunión de la Mesa del Agua, donde la ANA presentó a los gremios empresariales el plan de trabajo 2016.

La participación de los representantes empresariales se produjo a través de sugerencias y aportes importantes, acordándose, en primer lugar, fortalecer la institucionalización de la ANA y la Gestión Integrada de Recursos Hídricos. En segundo lugar, ejecutar en el primer trimestre de este año el Plan Maestro para la Restauración de la Cuenca del Río Rímac, dada su importancia en el abastecimiento de agua a la ciudad más poblada del país. En tercer lugar, se acordó la socialización de instrumentos de gestión propuestos por la ANA y, finalmente, fortalecer las capacidades de los actores que giran en torno al agua.

P.- ¿Desde su gestión qué acciones se han realizado para prevenir los efectos del fenómeno El Niño en la región peruana? ¿Qué medidas se pueden implementar para episodios más intensos?

R.- Una de las acciones frente a la ocurrencia del fenómeno El Niño 2015-16 ha sido la implementación de 108 Sistemas de Alerta Temprana por Activación de Quebradas, distribuidas en 7 departamentos, favoreciendo a más de 53 mil habitantes y significando una inversión que supera los ocho millones de soles.

Esta herramienta tecnológica, compuesta por pluviómetros, computadoras, equipo de comunicación, sirenas y software, fortaleció las acciones de respuesta de la población asentada en quebradas sensibles ante la ocurrencia de un huaico o la activación de las quebradas que mayormente no tienen agua.

En el futuro, buscaremos replicar este equipamiento en 450 poblaciones adicionales, con el objetivo de ampliar el registro hidrometeorológico en zonas específicas, y lograr alertar a la población ante la inminencia de un desastre.

En cuanto al monitoreo del fenómeno El Niño, hemos organizado un equipo de 62 profesionales, especialistas y técnicos de la sede central de la ANA, que participanen la operación del Centro de Operaciones de Emergencia del Fenómeno El Niño 2015-16 (COEFEN), cubriendo desde noviembre del 2015 las ocurrencias en relación a caudales, inundaciones o lluvias intensas en quebradas.

P.- Por último, la ANA ha sido premiada como mejor administración pública del agua en Latinoamérica por el prestigioso portal informativo especializado iAgua. ¿Cómo se ha sentido? ¿Cómo trasciende esta noticia al equipo humano de la ANA?

R.- La Autoridad Nacional del Agua obtuvo el primer lugar en los Premios iAgua 2015, en la categoría Mejor Administración Pública Latinoamericana. En esta categoría participaron importantes instituciones de renombre internacional como la Comisión Nacional del Agua de México-Conagua, la Secretaría del Agua de Ecuador-Senagua, el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio de Colombia y la Autoridad del Canal de Panamá.

Este premio es un reconocimiento internacional a la ANA por su labor en la difusión de la eficiente gestión de los recursos hídricos en el Perú y el resultado de un proceso de planificación, el cual es implementado por todos los servidores de la ANA en el ámbito nacional. Esto nos motiva a continuar desarrollando nuestras actividades en beneficio de todos los peruanos.

Comentarios