Echa a andar el Consorcio del Río Louro, que gestionará el ciclo urbano del agua de 60.000 gallegos

846
0
846
  • Río Louro ao seu paso polo Porriño (Wikipedia)

(Xunta) El Consorcio para la gestión del ciclo urbano del agua del Río Louro echó a andar esta misma tarde, por lo que este organismo gestionará el ciclo urbano del agua de los ayuntamientos de Mos, O Porriño, Salceda de Caselas y Tui. Este organismo también se encargará de los servicios de abastecimiento y saneamiento de los casi 60.000 habitantes de estos municipios.

El Consorcio local constituido se denominará Consorcio para la Gestión del ciclo urbano del agua del Louro y tendrá su sede principal en la EDAR de Guillarei. El Comité Directivo está formado por el presidente, cargo que ostentará por un período de dos años el director de Augas de Galicia; mientras que el vicepresidente será el alcalde de O Porriño. También formarán parte de este organismo un representante de cada uno de los ayuntamientos, lo cual refuerza su carácter local.

La Xunta de Galicia apuesta por compartir servicios entre ayuntamientos con fórmulas de colaboración como la citada. Cabe citar que el consorcio será el que gestione directamente los ingresos por los servicios del agua, en vez de recibir transferencias de los ayuntamientos, lo que evitará problemas en el futuro por deudas o reparto de costes.

Competencias

En el año 2010 el Gobierno de la Xunta de Galicia puso en marcha a estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Guillarei, con el compromiso de los cuatro ayuntamientos a los que de la servicio esta infraestructura de crear un consorcio que se había encargado de la gestión del sistema de saneamiento del Louro, lo cual incluye la citada EDAR.

El nuevo ente irá mucho más allá de la idea inicial de gestión de la EDAR de Guillarei y se encargará de todo el saneamiento y abastecimiento, inspección, explotación de todas las instalaciones de potabilización, depuración y bombeo del ámbito territorial.

El nuevo consorcio gestionará el ciclo completo del agua de los 58.918 habitantes de los 4 ayuntamientos pontevedreses. La prestación de este servicio integral implica la garantía ambiental para el río Louro, no sólo con la gestión del saneamiento, sino con un sistema de inspección más riguroso de los vertidos de las industrias. Se incluye el servicio de la depuración de la EDAR de Guillarei y se garantiza la sostenibilidad económica, financiera e institucional en la gestión.

El consorcio se configura como local, aunque con participación autonómica, por lo que la Xunta permanecerá para garantizar la sostenibilidad institucional y económica en los primeros años, hasta su autofinanciamento.

Trámites

Las principales actuaciones administrativas que se tienen que desarrollar de cara a los próximos meses son las siguientes:

  • Aprobación del presupuesto.
  • Firma de convenio entre la Xunta de Galicia y el Consorcio para la regulación de la colaboración financiera y técnica.
  • Aprobación de la ordenanza fiscal única para todo el ámbito territorial, redacción de los reglamentos de explotación del servicio, de conexión al alcantarillado, de la ordenanza de vertidos y de las normativas técnicas únicas.
  • Licitación y adjudicación del contrato de gestión de servicio público por el Consorcio.

El objetivo es que el Consorcio comience a funcionar de modo efectivo el 1 de julio de este año 2013.

El saneamiento del río Louro

El saneamiento del río Louro, con una fuerte presión urbana e industrial, fue una tarea que comenzó en 1994 cuando los cuatro ayuntamientos de Tui, Salceda de Caselas, O Porriño, Mos, la Xunta de Galicia y la Administración del Estado firmaron un acuerdo para llevar a cabo el saneamiento de la cuenca del río Louro, que establecía la creación una entidad mancomunada o consorciada para gestionar las infraestructuras de saneamiento y depuración que se construyan en base a este acuerdo. Desde aquel momento, fue necesario invertir 93.911.943 euros para la construcción del Sistema de Saneamiento del Louro, incluyendo la EDAR de Guillarei, que entró en servicio en el año 2010. Desde entonces, viene funcionando con normalidad.

Además, fue necesario ejecutar importantes actuaciones de conexiones secundarias al sistema de saneamiento general, con un importante coste por la dispersión poblacional de este territorio. Incluyendo las obras que está desarrollando hoy en día Augas de Galicia, la Xunta ya lleva invertidos 14,5 millones euros en obras de saneamiento secundario, y se seguirá priorizando la inversión en saneamiento desde la Xunta de Galicia en los próximos años. 

Comentarios