La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil vigila el agua de Vilasouto

49
0
49

Temas

  • La CHMS recuerda a la autoridad municipal que el agua que llega a los vecinos ha de ser potable
  • El ayuntamiento asume sus competencias y toma conciencia de que el agua no es potable y se compromete, por escrito, a que no será utilizada para consumo humano
  •  
  • El servicio será mantenido, por el momento, en las poblaciones de Vilasouto y Calvos ya que no disponen de alternativa de suministro 

(CHMS) La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil, Organismo autónomo dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), controla la calidad del agua del embalse de Vilasouto y ofrece al Ayuntamiento de O Incio soluciones para que el suministro de agua a sus vecinos no ponga en riesgo la salud.

El Organismo de cuenca inició gestiones con el Ayuntamiento hace más de 9 meses con el ánimo de que el agua afectada por los episodios de cianobacterias detectadas en el embalse de Vilasouto, que abastece a los núcleos de Vila Regüenga (Eirexalba), Laiosa, Vilasouto y Calvos, cuente con la depuración adecuada para cumplir con los parámetros que determinan la calidad óptima para el consumo humano.

“La CHMS no quiere cortar el agua, pero sí quiere recordar a la autoridad municipal que la calidad del agua suministrada a los vecinos ha de ser potable”, indica el presidente de la Confederación Hidrográfica (Francisco Marín).

Aunque el abastecimiento a poblaciones es una competencia municipal, desde un primer momento la CHMS se puso a disposición de la alcaldesa y le ofreció la construcción de una ETAP –estación de tratamiento de agua potable– que garantizara la calidad del agua, si bien desde Alcaldía se desechó esta solución ya que consideraban que era más beneficiosa la conexión de estos pequeños núcleos a la traída municipal.

El organismo de cuenca se ha puesto a disposición del Ayuntamiento para llevar a cabo una reunión técnica en la que se valorará el proyecto de ejecución de una nueva traída de agua para Vilasouto, así como las posibilidades de financiación.

“Por el momento mantendremos el servicio en las poblaciones de Vilasouto y Calvos, para no causar perjuicios a los ciudadanos que no tengan otra alternativa de suministro, si bien, tal y como hemos transmitido al Ayuntamiento, el agua no deberá de ser utilizada para consumo humano, aunque sí para otros usos domésticos. Por otra parte, si detectamos niveles inadmisibles de toxicidad en las analíticas periódicas, preservaremos la salud de los vecinos, procediendo al corte total del suministro”, concluye Marín. 

Comentarios