El partido socialista valenciano denuncia la "adjudicación a dedo" de obras de la Epsar con la "excusa" de la "emergencia" por más de 102 millones

112
0
112

(EP) La diputada socialista en las Corts Carmen Martínez ha denunciado este lunes la "adjudicación a dedo", entre 2003 y 2010 y "poniendo como excusa" su "emergencia", de obras de la Entidad Pública de Saneamiento (Epsar) por un importe que podría superar los 102 millones de euros. Entre estos trabajos están la construcción de colectores y de estaciones de bombeo, la estabilización de un talud, el arreglo de emisarios submarinos, la explotación de la depuradora de Pinedo e, "incluso, un jardín".

La parlamentaria, que ha obtenido esta información tras analizar 73 expedientes de obras de la Epsar tramitados por "el procedimiento de urgencia" entre los citados años, ha afirmado que aún "queda mucha documentación por ver" para determinar cuántas contrataciones se hicieron por este mecanismo. Asimismo, ha resaltado que esta entidad dependiente de la Generalitat dejó de usar esa "fórmula" de contratación "en octubre de 2010" tras "saltar el 'caso Emarsa", cuando "los socialistas lo denunciaron", algo que ha estimado "curioso".

Martínez, que ha ofrecido una rueda de prensa para hablar de "irregularidades" en la Epsar, ha indicado que entre las empresas a las que se encargaron estos trabajos "hay algunas que aparecen en el sumario de Emarsa o que son investigadas en distintos casos de corrupción en la Comunitat Valenciana".

La diputada del PSPV ha señalado que "desde el estallido del 'caso Emarsa'" los socialistas pusieron su "atención en la Epsar" por ser "la que inyectaba y sigue inyectando dinero en Pinedo" y porque sus "máximos responsables" el exgerente José Juan Morenilla y el exjefe de explotaciones Ignacio Bernácer, ha dicho, "están imputados, acusados de repartirse importantes cantidades de dinero". Ha agregado que estos dos "son los nombres que se repiten en todos los contratos de adjudicación" que ha analizado.

Carmen Martínez ha manifestado que el PSPV "siempre ha dicho que todo lo que conocido" sobre el 'caso Emarsa' apuntaba a que el agujero económico detectado en la gestión de la depuradora de Pinedo "era la punta del iceberg" y que "las irregularidades no eran un caso aislado en el sistema de depuradoras de la Comunitat".

"Limitaciones importantes"

En esta línea, ha dicho que a pesar de que "se esté dificultando mucho el acceso a la información" los socialistas siguen analizando datos que "nos dan la razón". La diputada ha comentado que para consultar los expedientes tienen "limitaciones importantes", que les acompaña "durante toda la estancia" en la Epsar "un asesor de Presidencia" de la Generalitat y que las fotocopias están "limitadas".

"Los esfuerzos del PP de taparlo todo y ocultarnos la información tienen su razón de ser y cada día nos damos cuenta de por qué", ha argumentado Martínez, que ha considerado que los "nuevos datos" ofrecidos este lunes sobre la Epsar apuntan que se podría estar "ante uno de los posibles casos de corrupción más graves".

La responsable socialista ha asegurado que "para desviar esta suma desde la Epsar" se habría "burlado la ley mediante el uso arbitrario e indiscriminado" de "un mecanismo excepcional" previsto "en la Ley de Contratos Públicos" como es "la tramitación de emergencia", una "vía de contratación para una rápida actuación que permite adjudicar contratos sin las exigencias y controles del contrato ordinario".

A este respecto, ha resaltado que en estas obras "no se cumplían las condiciones exigibles" para los tres supuestos establecidos en la norma con el fin de declarar dicha emergencia --"acontecimientos catastróficos, situaciones que supongan grave peligro o necesidades que afecten a la defensa nacional"--, algo sobre lo que "la Sindicatura de Cuentas ya alertaba en su informe de 2103" y que "ha estado diciendo cada año".

"Sobrecostes" y tiempo

Martínez ha criticado también el tiempo empleado para la realización de las citadas obras "de emergencia", así como los "sobrecostes" de más de 40 millones. En el primer caso, ha dicho que aunque se deberían haber hecho en "un mes" por su inminencia se han desarrollado en hasta "en 25 meses" como las realizadas en la acequia de Moncada, mientras que por lo que respecta al coste ha destacado que ha habido incrementos de hasta "el 4.000 por ciento como el de la Edar de Benidorm". "Los costes registrados por la Epsar hacen bueno a Santiago Calatrava", ha apuntado.

La diputada ha destacado entre los trabajos que adjudicó "por emergencia" la Epsar, como el "más paradigmático", la adjudicación de la explotación de la depuradora de Pinedo y ha indicado que eran dos las personas, "la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y Juan Cotino", entonces conseller del ramo, que tenían capacidad para tomar la decisión de trasladar Emarsa a la Epsar. "La primera, como responsable del máximo accionista de la entidad propietaria, y la segunda, como conseller de Medio Ambiente", ha dicho Martínez, que ha agregado que así "lo explicó la concejala MªÀngels Ramón-Llin al juez del 'caso Emarsa'". 

Comentarios