Hidroconta
Connecting Waterpeople
Saint Gobain PAM
EPG Salinas
MOLEAER
DATAKORUM
Amiblu
Innovyze, an Autodesk company
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
J. Huesa Water Technology
Hidroconta
NSI Mobile Water Solutions
Molecor
Red Control
KISTERS
Laboratorios Tecnológicos de Levante
FENACORE
ISMedioambiente
Agencia Vasca del Agua
ICEX España Exportación e Inversiones
HRS Heat Exchangers
Rädlinger primus line GmbH
Regaber
Catalan Water Partnership
Baseform
Vector Energy
Minsait
LACROIX
Lama Sistemas de Filtrado
NTT DATA
VisualNAcert
GS Inima Environment
STF
Grupo Mejoras
Aganova
Danfoss
s::can Iberia Sistemas de Medición
ESAMUR
Ingeteam
Global Omnium
Barmatec
Idrica
Schneider Electric
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
TFS Grupo Amper
Fundación Botín
RENOLIT ALKORPLAN
TEDAGUA
AECID
Fundación CONAMA
AGS Water Solutions
Sacyr Agua
AGENDA 21500
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
ACCIONA
Hach
SCRATS
CAF
Terranova
ADECAGUA
Consorcio de Aguas de Asturias
Gestagua
AMPHOS 21
EMALSA
Fundación Biodiversidad
Almar Water Solutions
Confederación Hidrográfica del Segura
TecnoConverting
Filtralite
Aqualia
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
Sivortex Sistemes Integrals
Asociación de Ciencias Ambientales
Likitech
Kamstrup
ONGAWA
Xylem Water Solutions España

Se encuentra usted aquí

Agua de consumo humano contaminada cerca de extracciones de gas por fracking

Sobre la Entidad

Facua
FACUA-Consumidores en Acción, es una organización no gubernamental (ONG), española, sin ánimo de lucro, dedicada desde sus orígenes, en 1981, a la defensa de los derechos de los consumidores.
  • Aguas subterráneas (Wikipedia).
  • Concentraciones seis veces mayor de gas metano y veintitrés de etano en los pozos situados a un kilómetro de esta nueva práctica.

Un estudio realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de Duke, en Estados Unidos, ha analizado ochenta y un pozos de agua localizados cerca de la zona de extracción de gas bajo la técnica de fracking, según informa el diario El Mundo.

Esta nueva práctica consiste en la extracción de gas mediante la ruptura de estratos rocosos de pizarra en el subsuelo, usando agua a presión mezclada con arena y sustancias químicas contaminantes, lo que resulta más costoso y perjudicial para el medio ambiente que la extracción de gas convencional.

Este nuevo estudio, publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), revisa los daños y amenazas para la salud pública, en concreto, la contaminación de aguas subterráneas para el consumo humano.

La plataforma Shale Gas España duda de los resultados obtenidos.

Entre los resultados del informe están la alta concentración de gas metano en el agua de consumo humano de los pozos cercanos a la zona de fracking, donde era seis veces mayor del nivel normal. La cantidad de etano en estos pozos era veintitrés veces superior a lo habitual en un radio de un kilómetro del yacimiento de gas de pizarra llamado Marcellus, al noroeste de Pennsylvania.

La detección de metano en las aguas de las zonas cercanas al fracking ya se había demostrado con anterioridad y otros estudios aseguraban que se debía a causas naturales. Sin embargo, tras este análisis de la Universidad de Duke, la presencia de etano y propano, encontrado también en diez pozos, son hallazgos nuevos y "difíciles de refutar" según Robert Jackson, autor principal del estudio.

En España esta polémica está de actualidad en la escena energética, incluso antes de haberse perforado ni un solo pozo. Es más, en Cantabria ya se ha prohibido la extracción de gas de esta forma.

No obstante, desde Shale Gas España, la plataforma que reúne a las diferentes empresas que quieren sacar gas de la tierra con esta técnica, dudan de los resultados obtenidos.

El geólogo de la plataforma, Rafael López, afirma que la presencia de estos gases en el agua de pozos "no demuestra nada" pues asegura que "en esa zona de Pennsylvania hay contaminación de las aguas de forma natural porque estos gases están a muy poca profundidad y están realmente mezclados". Para Shale Gas España deben hacerse más pruebas geológicas para "llegar al fondo del asunto".

Redacción iAgua

La redacción recomienda