Una planta potabilizadora portátil permite beber agua no contaminada a los vecinos de Gallegos del Pan

470
0
  • Momento de la inauguración de la planta.
  • La Diputación de Zamora ha instalado en la plaza de la localidad de Gallegos del Pan una Planta Potabilizadora Portátil que, a modo de fuente pública, suministrará agua de beber potable provisionalmente hasta que se solucione de manera definitiva el problema de contaminación que sufre esta localidad, sustituyendo así a los camiones cisterna que llevaban el agua a este municipio.

La solución innovadora que se aplicará en otros municipios con problemas similares, la presentó el presidente de la Diputación, Fernando Martínez Maillo, junto al alcalde de Gallegos del Pan, Álvaro Martín, el diputado de Medio Ambiente, José Ángel Ruiz y el diputado de la zona José Luis Prieto.

Se trata de un proyecto pionero en el que la Diputación llevaba trabajando varios meses, según explicó el presidente, y que ha sido desarrollado en colaboración con una empresa zamorana.

Este tipo de plantas están diseñadas para solucionar problemas puntuales de contaminación del agua que sufren cada vez más municipios y sustituye a los camiones cisterna que venían abasteciendo a las poblaciones. El equipo funciona de forma automática, y los usuarios solo tienen que pulsar un botón para disponer de agua pura y sin contaminantes. Actúan como fuentes de agua potable, dado que se enganchan a la red municipal y proporcionan agua potable en cualquier momento del día, con un caudal de agua potabilizada de 3.000 a 5.000 litros diarios.

Solución provisional y más barata que los camiones cisterna

Martínez Maíllo incidió en el carácter provisional y temporal del sistema, hasta que se solucione el problema con la instalación de plantas potabilizadoras permanentes. Y ya que se trata de una cuestión de contaminación, solo se precisa acudir a esta fuente para recoger el agua de beber, o puntualmente el de cocinar, ya que el resto de usos se pueden hacer desde el domicilio.

En estos momentos se han instalado otras tres plantas móviles más en Moreruela de los Infanzones, Pobladura de Valderaduey y Villamayor de Campos y la próxima semana se instalarán al menos dos en Moraleja del Vino, ya que cada fuente permite abastecer a una población de 500 habitantes.

El presidente destacó además el coste inferior de este sistema con relación al de los camiones cisterna, ya que estos cuestan 3.691 euros al semestre, frente a los 2.450 euros de las pequeñas plantas. De todas formas aludió también a otro "plan B" en el que trabaja la Diputación para aquellos casos en que no sea posible instalar las plantas potabilizadoras portátiles debido a que haya, por ejemplo, mucha población. Para esos casos, se piensa solucionar el problema puntualmente suministrando agua embotellada, para lo que ya se está estudiando la licitación pública.

Situación del abastecimiento de agua en la provincia

De cualquier forma se trata de soluciones provisionales a los casos de contaminación ya sea por cloruros, fluoruros, nitratos, arsénicos , etc., que actualmente afectan a diez pueblos de la provincia, a los que se está suministrando con camiones cisterna.

Pero se trata de dar soluciones definitivas instalando plantas de potabilización fijas. En el último año, la Diputación ha invertido cerca de 800.000 euros en la construcción e instalación de ocho nuevas plantas en Entrala; Peñausende (Tamame); San Martín de Valderaduey; San Cebrián de Castro; Quintanilla del Monte; Palacios de Sanabria; Villaralbo y Pajares de la Lampreana. A estas se suman las de Torres del Carrizal y Cañizo, pendientes de finalizar.

Y en los próximos días se sacarán a licitar otras tres más, en Villaseco del Pan, Gallegos del Pan y Moraleja del Vino, lo que supondrá una inversión total que supera el millón de euros.

En definitiva, el problema del abastecimiento constituye una prioridad, tal como explicaba el presidente de la Diputación, quien anunció que se llevará al próximo Pleno una modificación del Presupuesto, incorporando un crédito de 100.000 euros y en los próximos meses una dotación presupuestaria mayor que permita abordar este tipo de actuaciones. Esto será posible, explicó Martínez Maíllo, una vez que se apruebe en el próximo Consejo de Ministros la autorización para disponer del superávit por valor de 15 millones de euros con que cuenta esta Diputación, al encontrarse entre las administraciones locales que cuentan con una economía saneada, puntualizó.

Comentarios