10 millones para el acondicionamiento y limpieza de cauces del Duero

34
0

Sobre la Entidad

Confederación Hidrográfica del Duero
La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) es un organismo de cuenca intercomunitaria, que gestiona las aguas de su demarcación hidrográfica, la parte española de la cuenca del Duero.
Web
  • Río Duero.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la Confederación Hidrográfica del Duero, invertirá 10 millones de euros en acometer distintas actuaciones de limpieza y acondicionamiento de cauces de los ríos de la cuenca.

En concreto, se destinarán 6,1 millones de euros para corregir los daños causados por las riadas y crecidas, sufridas a finales de marzo y primera semana de abril.

Esta cantidad se sumará a los casi 4 millones que, con su presupuesto anual ordinario, tiene previsto disponer el Organismo de Cuenca en este ejercicio para el mantenimiento de cauces. En conjunto, por tanto, cerca de 10 millones de € se destinarán este año en la Cuenca del Duero al acondicionamiento de cursos fluviales.

Las actuaciones correspondientes a la aportación extraordinaria del Ministerio para corregir los daños causados por las riadas se iniciarán de inmediato, una vez transcurrido el tiempo suficiente para que la situación del terreno lo permita. Mientras que, los trabajos correspondientes al mantenimiento ordinario de los cauces comenzarán, como suele ser habitual, a final del verano o principio del otoño a fin de evitar afecciones ambientales relacionadas con la fauna y las nidificaciones.

El conjunto de las tareas debe finalizarse antes de diciembre a fin de prever posibles lluvias intensas en las estaciones de invierno-primavera próximas.

Los trabajos tendrán como objetivo fundamental mejorar la capacidad hidráulica de los cauces, deteriorada tras las crecidas. Las principales labores a desarrollar serán:

  • Eliminación de troncos y maleza en riberas, puentes y zonas en que pudieran producirse obstrucciones.
  • Reducción de acumulaciones de sedimentos y gravas en los lechos de los ríos.
  • Restauración y defensas de cauces en los puntos en que se hubieren producido roturas de las márgenes, o cuando sean precisas para la defensa de las poblaciones.
  • Restauración o refuerzo de infraestructuras (caminos rurales, cimentaciones de estructuras) afectados por los desbordamientos.

Las actuaciones se desarrollarán en las nueve provincias de Castilla y León, así como en Ourense y Cantabria, por cuyos territorios discurren los ríos Támega y Camesa que son tributarios del Duero en Portugal y del Pisuerga palentino respectivamente.

Los cursos en que las actuaciones serán más intensas serán los del Alto Duero, Cega, Pirón, Duratón, Riaza, Eresma y Arlanza, en los que las afecciones de las riadas fueron de mayor gravedad. No obstante se atenderá los problemas de mayor alcance en todos los cauces y, como es lógico dado su tamaño, tendrán un montante importante las actuaciones ubicadas en las subcuencas del Esla y Pisuerga y Bajo Duero.

Los trabajos de mayor intensidad afectarán a más de 300 km de ríos repartidos por toda la Cuenca, siendo algunas de las actuaciones de más envergadura las siguientes, de entre un total de las 150 consideradas: 

Comentarios