El Gobierno destina 24,5 millones de euros para reparar los daños causados por las recientes inundaciones en las nueve cuencas hidrográficas

83
0

Sobre la Entidad

MAPAMA
El Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de España es el departamento competente en el ámbito de la Administración General del Estado para la propuesta y ejecución de la política del Gobierno en materia de agua.
  • Río Tajo.
  • Las actuaciones aprobadas irán destinadas a limpiar y reparar las afecciones causadas por las lluvias, restaurar los cauces y mejorar la capacidad de desagüe de los ríos.
  • Las obras con mayor dotación se han llevado a cabo en las cuencas del Guadalquivir, Duero, Guadiana, Ebro y Segura, que fueron las más afectadas por el temporal.

El Consejo de Ministros ha autorizado por un importe de 24,5 millones de euros y a propuesta del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) las obras de emergencia para la reparación de los daños en el dominio público hidráulico causados por las intensas lluvias registradas durante los meses de marzo y abril en las nueve cuencas hidrográficas.

Estas obras, algunas de las cuales ya están en marcha, irán destinadas a reparar los cuantiosos daños producidos por el temporal en el dominio público hidráulico (desbordamientos de canales, inundaciones de áreas agrícolas, daños en infraestructuras de zonas regables y en presas, etc.), la restauración de los cauces y la mejora de la capacidad de desagüe de los ríos.

Algunas de estas obras ya están en marcha.

Se va a actuar en las nueve demarcaciones intercomunitarias, es decir en las cuencas del Júcar, del Miño-Sil, del Cantábrico, del Tajo, del Guadiana, del Ebro, del Guadalquivir, del Duero y del Segura.

En concreto, se van a invertir 7,4 millones de euros en la cuenca del Guadalquivir, 6,1 en la del Duero, 2,5 millones en la del Guadiana, 2,4 millones en la del Ebro y 2,3 millones en la del Segura, que son las que resultaron más afectadas por el temporal.

Para las actuaciones en la cuenca del Cantábrico (en las Comunidades Autónomas de Asturias y en Cantabria) se ha aprobado una inversión de 1,8 millones de euros, para la demarcación del Júcar 1,3 millones de euros, para la del Miño-Sil de 500.000 euros, y para las obras en la cuenca del Tajo (provincias de Toledo y Cáceres) 180.000 euros.

Cuenca del Guadalquivir 

En la cuenca del Guadalquivir destacan las obras de mejora de la capacidad hidráulica y estabilización de los cauces de los ríos Castril (en la provincia de Granada), Genil (de Sevilla) y Guadalquivir–Aguascebas (provincia de Jaén). Así como la rehabilitación del dique de la Balsa de la Verduga (provincia de Córdoba), la recuperación de la capacidad hidráulica del río Corbones aguas abajo de la presa de Cazalla (Sevilla), y los trabajos destinados a incrementar la seguridad de varios núcleos frente a las avenidas del río Genil.

También en esta cuenca cabe mencionar las actuaciones de reparación de los daños en las defensas de Andújar y su entorno, así como los de adecuación de los elementos reguladores de escorrentías de pluviales de la zona del Sotillo y del arroyo Molinos (provincia de Jaén).

Cuenca del Duero

En el ámbito de la demarcación del Duero se van a ejecutar un buen número de actuaciones destinadas a la retirada de la vegetación arrastrada por el temporal que está, que obstruyendo y reduciendo la sección de desagüe de los cauces.

También se repararán los desperfectos sufridos en los cauces e infraestructuras de defensa, se construirán nuevas motas de defensa contra las avenidas, y se ampliarán las ya existentes.

Cuenca del Guadiana

En la cuenca del Guadiana destacan los trabajos destinados a reponer las infraestructuras afectadas por los desbordamientos, en las zonas regables de Orellana, de Centro Extremadura, de Zújar, de Montijo, de Lobón, y en las presas de la Zona Oriental (Ciudad Real) y de la Zona Occidental (Badajoz y Cáceres), así como en las infraestructuras de los cauces en los ríos Guadiana y Zújar.

Cuenca del Ebro

Las actuaciones a ejecutar en la cuenca del Ebro incluyen, por un lado, la limpieza de un conjunto de tramos en los ríos Aragón, Cinca, Ara, Isuela, Riguel, Arba de Luesia, Arba de Biel y, por otro, la reparación de los desperfectos en las estructuras de defensa de los ríos (motas) en el tramo medio del río Ebro, la retirada de sedimentos puntuales constatados en el eje del río Ebro, y la restitución de una ladera erosionada sobre la que está cimentada el canal de Aragón y Cataluña.

Cuenca del Segura

En la cuenca del Segura las actuaciones se centran en reparar las filtraciones en la ladera izquierda de la presa de la Fuensanta, acondicionar el azud de Liétor (restituyendo su función laminadora y reguladora que posibilita el abastecimiento a la población de Hellín), mejorar los desagües de la presa de Camarillas (río Mundo) y reparar el dique 3 del embalse de La Pedrera.

Los trabajos aprobados también incluyen la reparación de las motas de protección situadas en los tramos de la vega alta del río Segura, y el refuerzo de las márgenes de los ríos.

Cuenca del Cantábrico

Las actuaciones de emergencia a ejecutar en Asturias y de Cantabria consisten en el dragado de cauces y retirada de acarreos para recuperar la capacidad de desagüe de los cauces de los ríos Eo, Nalón, Esva y los ríos costeros de Asturias y de Cantabria.

En Asturias destaca la mejora de la cimentación del muro de escollera en el río Güeña y de otro tramo en el Sella, la protección del margen izquierda del Eo y la reposición de un tramo de escollera en el Chico.

Mientras, en Cantabria, hay que mencionar la reparación de infraestructuras en cuatro tramos del río Saja y en varios tramos del río Besaya, y el acondicionamiento del arroyo Rocueva en el Valle de Liendo.

Cuenca del Júcar

En la cuenca del Júcar las actuaciones a ejecutar consisten en la reparación de los daños sufridos en la provincia de Albacete, en el río Jardín en el entorno de Balazote, así como la reparación de las motas que resultaron dañadas en el entorno urbano de la pedanía de El Jardín de Alcaraz.

También se van a reparar las motas situadas en el entorno del río Valdemembra (Albacete), los daños causados por los desbordamientos en el entorno de Lezuza, las áreas agrícolas que resultaron inundadas en la provincia de Cuenca, las losas dañadas en la margen derecha en el acueducto Tajo Segura, y las estaciones de aforos que han sufrido desperfectos (tanto en el Júcar como en los ríos Jardín y Lezuza).

Cuenca del Miño-Sil

En la cuenca del Miño-Sil, los trabajos a ejecutar en las provincias de León, Lugo, Ourense y Pontevedra consisten en la retirada y eliminación de los elementos que obstaculizan el cauce y en proteger y restaurar las márgenes con el objetivo de recuperar la capacidad de desagüe de los cauces fluviales y la protección de infraestructuras y márgenes afectadas por la acción de las aguas.

Cuenca del Tajo

Por último, las obras de emergencia a ejecutar en la cuenca del Tajo en las provincias de Toledo y Cáceres consisten, en general, en pequeñas actuaciones de reparación.

Las actuaciones a acometer se localizan en el Canal Bajo del Alberche, en la zona regable de Rosarito, Margen Derecha y Margen Izquierda, en la zona regable del Alagón, y en el paso sobre el río Gualija en Peraleda de San Román.

Comentarios