La nueva ETAP del Andévalo entra en funcionamiento y asegura el suministro a la comarca durante el verano

85
0

Sobre la Entidad

85
  • Nueva ETAP.

La Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP) del Andévalo, sita en el término municipal de Puebla de Guzmán y que gestiona la empresa pública Giahsa, ha entrado en funcionamiento y a partir de ahora está capacitada para garantizar el abastecimiento a los distintos núcleos poblacionales del Andévalo onubense -12 poblaciones de ocho municipios-, ante el aumento de demanda que se produce durante los meses de verano.

Una capacidad de producción de 208 litros por segundo asegura plenamente el suministro estival y, sobre todo, evita las restricciones nocturnas que debieron aplicarse en el transcurso del pasado verano. El espíritu de colaboración entre administraciones, formalizado una vez más entre la Mancomunidad de Servicios de la Provincia de Huelva (MAS) y la Junta de Andalucía, ha posibilitado la prestación de un servicio de calidad a los usuarios de la zona y el cumplimiento de un compromiso adquirido el pasado año.

La ETAP del Andévalo es una instalación moderna que cuenta con un proceso de tratamiento avanzado del tipo A3. Junto al tratamiento convencional de separación de sólidos por coagulación, floculación, sedimentación y filtración con lechos de arena, la planta dispone de tratamientos de oxidación inicial e intermedia por ozonización, así como adsorción y filtración a través de lechos de carbón activo granular. Este avanzado proceso de tratamiento en potabilización garantiza la calidad química, organoléptica y la desinfección del agua de abastecimiento, pero además posibilita la recuperación de aguas de lavado y tratamiento de deshidratación de lodos para la minimización de vertidos, lo que facilita la explotación de la planta en condiciones de sostenibilidad y respeto escrupuloso al medio ambiente.

Estos procesos están siendo una realidad merced a una inversión inicial superior a los 300.000 euros, así como un importante esfuerzo de los técnicos de Giahsa. De tal forma, se ha contratado un grupo electrógeno y de reposición de gasoil para cubrir el déficit de agua tratada desde la balsa de Cabeza del Pasto, que actúa como depósito de almacenamiento y alimentación a la ETAP. Hay que recordar que en la comarca del Andévalo las temperaturas medias estivales oscilan entre los 19 y los 34,5 grados, con máximas que superan los 40. Esto implica que el agua de los depósitos puede alcanzar puntas de temperatura de hasta 26 grados. A ese aumento de la temperatura ambiental hay que unir el moderado ascenso de población que se produce en estas fechas y que, a su vez, provoca un incremento del 40% en la demanda de consumo de agua, de ahí la necesidad de reforzar los sistemas de producción y distribución de la misma.

No obstante, el problema que persiste a día de hoy y que compete al Gobierno Central a través de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, es el de la instalación del tendido eléctrico que alimente el bombeo de agua desde la presa del Andévalo hasta la balsa de Cabeza del Pasto, que es la que surte a su vez a la ETAP, así como la renovación de la autorización del uso del bombeo y la tubería de impulsión. Hasta estos momentos, el agua de abastecimiento que surtía al Andévalo procedía de distintas ETAPs, como las de Aljaraque, La Zarza, El Cerro de Andévalo, El Almendro, El Granado y Sanlúcar de Guadiana. Este sistema alternativo ha resultado claramente insuficiente para satisfacer las necesidades de la comarca durante el verano, por lo que la puesta en marcha de la ETAP ubicada en La Puebla de Guzmán aparece como la mejor solución técnica para reforzar la producción de agua potable, mejorar la calidad de la misma y garantizar el abastecimiento.  

Comentarios