El embalse de La Breña vierte por primera vez por el aliviadero desde que se construyó

138
0

Sobre la Entidad

Confederación Hidrográfica del Guadalquivir
La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir es el Organismo responsable de la gestión del agua en la demarcación hidrográfica del Guadalquivir, así como en las demarcaciones hidrográficas de Ceuta y de Melilla.
  • Momento de la visita.
  • El presidente de la CHG realiza una visita de carácter técnico a esta infraestructura.

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), Manuel Romero, ha asistido al primer vertido por aliviadero que se lleva a cabo en el embalse de La Breña, el segundo mayor depósito de agua que existe en la actualidad en la cuenca del Guadalquivir.

Debido a las fuertes precipitaciones que se registraron el pasado invierno, los embalses de la cuenca del Guadalquivir han alcanzado niveles históricos, por lo que en estos momentos y, una vez iniciada la campaña de riego, se encuentran aún al 90% de su capacidad.

El embalse de La Breña, que forma parte del Sistema de Regulación General, pero que gestiona la sociedad estatal Agua de las Cuencas de España (Acuaes), almacena en estos momentos un volumen de agua que nunca había alcanzado (825 hectómetros cúbicos), por lo que se encuentra al cien por cien de su capacidad.

Este ha sido el primer vertido por aliviadero en el embalse de La Breña.

Manuel Romero, acompañado por responsables de la CHG y de Acuaes, ha efectuado una visita de carácter técnico al embalse de La Breña para comprobar el primer vertido oficial que se realiza en esta infraestructura por el aliviadero. En concreto, el embalse está soltando en ese momento 10 metros cúbicos por segundo.

El máximo responsable del Organismo de cuenca ha acreditado en su visita la opinión que desde el primer momento ha mantenido la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, ya que esta nueva infraestructura hidráulica se ha llenado en solo tres años, sin necesidad de bombeo, y únicamente con las aportaciones del río Guadiato. Todo ello, a pesar de que la capacidad de este embalse es ocho veces superior a la media de aportación de dicho río.

La CHG va a mantener durante los próximos días este desembalse por aliviadero para atender las demandas de la cuenca hasta que el nivel de agua embalsada impida este tipo de vertido, por lo que, desde ese momento, se seguirán atendido a los regadíos mediante la utilización de los desagües de fondo.

Manuel Romero ha podido comprobar en su visita el absoluto llenado del embalse de La Breña, al tiempo que recorrió las galerías y visitó el Centro de Interpretación, que incluye un jardín botánico y dos antiguos molinos que cuentan con varios siglos de antigüedad, movidos por el propio río Guadiato, que fueron restaurados durante la ejecución de las obras de esta infraestructura.

El embalse de La Breña II se construyó para ampliar la Regulación General de la cuenca del Guadalquivir para garantizar el caudal de agua necesario para los regadíos y para el abastecimiento de la cuenca.

Se trata de una presa de gravedad, construida con hormigón compactado con rodillo, y tiene una altura sobre cimientos de 120 metros y una longitud de coronación de 685 metros. El cuerpo de presa está dividido en 25 grandes bloques y aloja cuatro niveles de galerías. En los bloques centrales se ubican el aliviadero y los desagües de fondo e intermedios.

La presa se sitúa en el término municipal de Almodóvar del Río (Córdoba), en el tramo final del río Guadiato y muy próxima a la confluencia con el río Guadalquivir.

Comentarios