Izquierda Unida critica que el descenso de consumo de agua suponga subidas en las tarifas de Aguas de Huelva

44
0
44

(Europa Press) El coordinador provincial de IULV-CA en Huelva y portavoz del grupo municipal de IULV-CA en el Consistorio de la capital, Pedro Jiménez, ha criticado que el descenso de consumo de agua por parte de los usuarios haya supuesto subidas en las tarifas de Aguas de Huelva, lo que evidencia, a su juicio, la consecuencia de la semiprivatización de esta empresa.

En una entrevista concedida a Europa Press, Jiménez ha remarcado que la operación que se llevó a cabo en Aguas de Huelva, con la venta del 49 por ciento del accionariado a la empresa Aquagest, supone "la confirmación de lo que se ha intentado evitar en Giahsa". "Cuando el agua cae en manos privadas, se convierte en un negocio descarado", ha agregado el portavoz municipal de IU.

De este modo, ha remarcado que en el caso de Aguas de Huelva es "evidente" que la última subida de la tarifa "ha respondido al hecho de querer garantizar esos beneficios que la empresa tiene marcados en el contrato que firmó con el Ayuntamiento".

En concreto, ha recordado que "solo por gestión esos beneficios corresponden a dos millones de euros anuales", por tanto, "la empresa, sí o sí, va a ganar dos millones de euros al año y cuando desciende el consumo de agua, por un uso más responsable, lo que hacen es subir las tarifas como ha ocurrido en las última subida".

De este modo, Jiménez ha lamentado que "cuando la población toma conciencia de que el agua es un bien escaso y hay que racionalizar su uso, la empresa argumenta que como el consumo ha descendido y el margen de beneficios ha bajado, se suben las tarifas para garantizar ese beneficio".

"Esa es la filosofía de las empresas que se están haciendo con la gestión privada del agua, les da igual el interés general y ellos solo buscan su beneficio", según ha enfatizado el dirigente de izquierdas, que ha apuntado que además de perderse prestaciones, "el margen de beneficios que pudiera haber como ocurría en Aguas de Huelva, como cuando era pública, no revierte en el conjunto de la ciudadanía". "El beneficio que se obtiene en la privatización revierte en el bolsillo de los accionistas de la empresa", ha agregado.

Cuestionado por si cree que la operación en Aguas de Huelva finalmente supondrá una merma en el empleo, ha subrayado que en su momento se llegó a un acuerdo con el comité de empresa, pero ha señalado que "desde que está la empresa privada se han amortizado seis o siete puestos de trabajo".

"El comité negoció sus condiciones de trabajo y la empresa respeta las condiciones pactadas, pero la plantilla que se ha ido perdiendo en estos años, unos seis o siete puestos, no se ha ido cubriendo", ha concluido.

Comentarios