El Ayuntamiento de Getafe tomará medidas para conservar el espacio protegido de las Lagunas de Perales

84
0
84
  • Se pretende la eliminación de vertidos y la limpieza de toda la zona colindante con las lagunas, así como solicitar de las autoridades competentes que este espacio se acoja a una figura de protección más restrictiva que la del Catálogo de Humedales de la Comunidad de Madrid

El Ayuntamiento de Getafe tomará medidas para la conservación del espacio protegido de las Lagunas de Perales debido al estado de deterioro del entorno, tras aprobar por unanimidad en la comisión municipal de Medio Ambiente una proposición de UPyD en este sentido, que deberá ser ratificada en el Pleno del próximo 30 de julio.

En la moción aprobada se insta a realizar las gestiones oportunas para la reposición de la valla perimetral y a reforzar la vigilancia de la zona para evitar que no se produzcan robos o daños a la valla y al espacio protegido.

También se pretende la eliminación de vertidos y la limpieza de toda la zona colindante con las lagunas, así como solicitar de las autoridades competentes que este espacio se acoja a una figura de protección más restrictiva que la del Catálogo de Humedales de la Comunidad de Madrid, en el que está incluido desde 2004, con el fin de garantizar su pervivencia y mejora.

La Sociedad Española de Ornitología y el Grupo para la Recuperación de la Fauna Autóctona y su Hábitat son dos de las entidades que apoyan este espacio, y una de las primeras medidas adoptadas en el proceso de recuperación y protección de la zona, tras abandonar el lugar una explotación yesera, fue el vallado perimetral de la misma.

Sin embargo, según UPyD, en los últimos tiempos se puede observar que va desapareciendo progresivamente la valla circundante, "lo que supone un evidente riesgo de deterioro de un medio que costó mucho recuperar, puesto que el libre acceso de personas supone un peligro para la flora y la fauna que alberga el área, que ya presenta signos de estar siendo transitada y utilizada para fines ajenos a los que corresponden a un espacio protegido".

"Teniendo en cuenta la fragilidad de un entorno natural rodeado de carreteras, vías del ferrocarril, urbanizaciones o polígonos industriales, la valla es la mínima protección requerida para que este se conserve, ya que las zonas adyacentes al espacio protegido son utilizadas para vertidos ilegales y la suciedad es una constante en las mismas", ha señalado la portavoz de UPyD, Esperanza Fernández.

Comentarios