El Ayuntamiento de Málaga licita las actuaciones para solucionar el problema de olores en el tramo final del Guadalmedina

55
0
55
  • Río Guadalmedina (Wikipedia)

La Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) del Ayuntamiento de Málaga ha elaborado el anteproyecto y sacado a licitación, por procedimiento abierto, las actuaciones para la mejora medioambiental del tramo final del cauce del Guadalmedina, en la zona comprendida entre la pasarela de Salitre y el puente del Carmen, de cara a solucionar el problema de olores en esta zona.

El contrato contempla la redacción del proyecto constructivo en base al anteproyecto municipal, la ejecución de las obras --con un plazo estimado de los trabajos de dos meses a partir de la firma de replanteo-- y la conservación de las mismas durante dos años. El importe total del contrato es de 476.754,88 euros.

El objetivo principal de la intervención es eliminar y corregir las causas que han motivado su actual estado de degradación que se manifiesta en la intensidad de los malos olores que se producen en el entorno de la desembocadura, entre la pasarela de calle Salitre y el puente del Carmen, según han señalado desde el Consistorio malagueño a través de un comunicado.

La Fundación Ciedes convocó un concurso de ideas para la integración urbana del río Guadalmedina en la ciudad, que fue ganado por el equipo liderado por José Seguí, cuya propuesta conserva la lámina de agua de la desembocadura del río.

Actuaciones propuestas

Las actuaciones que se llevarán a cabo con carácter general son captación de agua del mar limpia, modificación del fondo del cauce, control de la calidad del agua y diseño del conjunto de instalaciones. Además, se valorará la posibilidad de la retirada de fangos y de elementos vertidos al cauce.

El licitador ofertará el sistema de retirada de los lodos presentes en la actualidad en los huecos de la escollera de fondo y en las laterales, minimizando la duración de los olores. Los fangos y arena extraídos deberán ser tratados antes de su eliminación --se proponen como soluciones más ecológicas el secado térmico y la deshidratación--; la arena deberá estar clasificada y los fangos deshidratados hasta un punto que permita su manejo por pala y estarán exentos de olores que puedan molestar en su transporte.

Operaciones de mantenimiento

Por otro lado, al ser una licitación en la que las empresas tienen que concretar en un proyecto constructivo las pautas fijadas en el anteproyecto, se señalan en el pliego distintas alternativas de metodología de ejecución para llevar a cabo las actuaciones. Se ofrece también la posibilidad de que los licitadores planteen aspectos complementarios o variantes como mejoras al anteproyecto.

El licitador estudiará realizar la adaptación de la actual toma o la construcción de una nueva en otra zona que evite la entrada de materia orgánica en la lámina de agua. El trazado de las conducciones y otros elementos accesorios tendrán en cuenta las previsiones de implantación de infraestructuras en la zona en un plazo medio. El caudal captado debe recircular como mínimo una vez al día el agua de la lámina, revisándose este parámetro si el oxígeno disuelto en el agua no se ajusta a valores normales de adecuada calidad ambiental.

Además, la empresa podrá plantear alternativas y nuevas soluciones que permitan aunar las necesidades constructivas y económicas con la adecuación al entorno y la facilidad de retirada de los lodos depositados para el cumplimiento de los fines de calidad ambiental.

Comentarios