El Gobierno Vasco insistirá en la información para evitar la expansión del Mejillón Cebra

74
0

Sobre la Entidad

Agencia Vasca del Agua
Agencia Vasca del Agua, organismo dependiente del Gobierno Vasco y encargado de la gestión hidráulica ejerciendo de organismo de cuenca en las Cuencas Internas del País Vasco.
  • Los primeros ejemplares de mejillón cebra fueron detectados aguas abajo del embalse de Puentelarra
  • URA-Agencia Vasca del Agua, el Gobierno Vasco y las Diputaciones forales han elaborado un Plan Trienal de Acción 2013-2015 para el Control de la Expansión del Mejillón Cebra

El departamento de Medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno Vasco, junto a URA-Agencia Vasca del Agua, las Diputaciones Forales y los organismos implicados en la gestión de aguas han elaborado un detallado plan para prevenir la expansión del mejillón cebra en los ríos y embalses de la Comunidad Autónoma basado en el exhaustivo control de sus poblaciones larvarias y adultas y en una detallada información a la sociedad para prevenir el trasvase de larvas de una masa de agua a otra.

Para evitar que la especie invasora continúe expandiéndose por las masas de agua de la Comunidad Autónoma del País Vasco hacia aquellos cuerpos de agua que presentan mayor vulnerabilidad, URA-Agencia Vasca del Agua, el Gobierno Vasco y las Diputaciones forales, junto a los consorcios y organismos de gestión de aguas, han elaborado un Plan Trienal de Acción 2013-2015 para el Control de la Expansión del Mejillón Cebra que sintetiza las principales características biológicas y ecológicas de la especie, el estado actual de las poblaciones en los Territorios Vascos y el conjunto de medidas preventivas y de choque puestas en marcha hasta la fecha.

"Tras una primera fase en la que la rápida colonización de nuevas masas de agua en la CAPV ha obligado a las administraciones a poner en marcha medidas, generalmente con carácter de urgencia, este Plan se presenta como un documento de síntesis para dar una visión integral del conjunto de medidas previstas a corto y medio plazo. Para ello se ha contado con la colaboración de todos los organismos que actualmente tienen previsto llevar a cabo algún tipo de actuación sobre la especie en el periodo comprendido entre 2013 y 2015" comenta Josean Galera, viceconsejero de Medio Ambiente del Gobierno Vasco.

"El plan preve un seguimiento del mismo en sus estados larvario y adulto con una gestión de la información sobre sus poblaciones" explica Iñigo Ansola director de URA, Agencia Vasca del Agua dependiente del Gobierno Vasco. "En materia de Investigación y mejora del conocimiento se realiza una detallada investigación sobre la especie y su comportamiento, la vulnerabilidad de las masas de agua y medidas de erradicación y control. Para la minimización del riesgo de expansión se han previsto una serie de medidas reguladoras y ejecutivas además de actuaciones sobre infraestructuras, conservación de zonas o especies, divulgación, formación, y sensibilización social en Jornadas Técnicas y Campañas de Formación ".

El mejillón cebra (Dreissena polymorpha) es una especie invasora originaria de los mares Negro y Caspio y causa graves afecciones al entorno fluvial ibérico. Su nombre se debe al patrón de coloración de su concha en bandas claras y oscuras en zig-zag. Es capaz de afrontar cambios bruscos de temperatura y salinidad y aguantar varios días fuera del agua. Además, los ejemplares adultos de mejillón producen millones de larvas de tamaño microscópico que viven en suspensión en el agua, de ahí su facilidad para colonizar otros ambientes acuáticos.

"Es preciso tener en cuenta sus potenciales afecciones ecológicas y económicas y la necesidad de adoptar acciones preventivas económicamente mas rentables y ecológicamente mas deseables, que eviten o retrasen en la medida de lo posible la dispersión de la especie a las masas de agua no colonizadas" detalla Iñigo Ansola, director de la Agencia Vasca del Agua-URA.

La principal forma de expansión del mejillón cebra son las actividades humanas y especialmente la navegación debido a su adherencia en embarcaciones y los equipos de pesca. Por ello se han extremado las medidas preventivas que evitan el transporte de mejillones cebra, adultos y larvas microscópicas, desde zonas ya ocupadas por la especie hasta otras aún libres de ella sobre todo en el período estival en que el aumenta el contacto con el agua en ríos y embalses.

Extensión

En la Comunidad Autónoma del País Vasco (CAPV), los primeros ejemplares de mejillón cebra fueron detectados aguas abajo del embalse de Puentelarra, Araba/Álava, en el año 2006. Desde entonces, se ha extendido a otras masas de agua. Actualmente se conoce su presencia en los embalses de Ullibarri-Ganboa, Undurraga, Urrunaga y Mendikosolo, además de los ríos Ebro, Santa Engracia, Arratia e Ibaizabal.

Tras la aparición del mejillón cebra en la CAPV, los diferentes organismos con competencias en la materia crearon la Comisión de seguimiento y coordinación para su control en la CAPV. En su seno se proponen, coordinan y realizan actuaciones diversas para reducir los impactos que esta especie pueda generar, tales como trabajos para la localización temprana de nuevas poblaciones, eliminación de ejemplares cuando ello haya sido posible, adaptación de normativas y vigilancia de su cumplimiento, tareas de divulgación y sensibilización, instalación de estaciones de desinfección...

La comisión trabaja en la elaboración del Plan de Acción Trianual interinstitucional (2013-2015) para el Control del Mejillón cebra en la Comunidad Autónoma del País Vasco que define las líneas y medidas de actuación coordinada para evitar la colonización de las masas de agua no afectadas hasta la fecha y minimizar los impactos ocasionados por la presencia de esta especie en aquellos ecosistemas donde ya se encuentra presente.

"Estas acciones interinstitucionales requieren de la participación de la ciudadanía en el cuidado de las masas de agua no colonizadas por la especie y tratar de evitar su expansión" propone el viceconsejero Josean Galera. "La expansión de esta especie puede suponer un impacto ecológico y un daño para las infraestructuras afectadas, pero en ningún caso entraña riesgo para la salud humana. En otras partes de Europa se combate su expansión con medidas muy similares a las nuestras. Es muy importante la concienciación social a la hora de evitar que unas y otras aguas puedan comunicarse o que se trasladen sus larvas adheridas a embarcaciones, aparejos de pesca u otros soportes".

Comentarios