Comienza la demolición de la presa de Inturia, en Gipuzkoa

210
0
210
  • Presa de Inturia (leitzaran.net).
  • La Agencia Vasca del Agua (Ura) ha iniciado la primera fase de los trabajos para la demolición de la presa de Inturia, en el término municipal de Elduain (Gipuzkoa).

En un comunicado, Ura ha explicado que el derribo se acometerá en cuatro fases y concluirá en 2016. Además, ha destacado que con la eliminación de esta infraestructura se restablecerán las vías de movimiento naturales del río.

Según ha apuntado, la eliminación de este obstáculo artificial de 12,5 metros de altura y 51,4 de longitud que se encuentra actualmente en desuso, es una de las acciones contempladas en el proyecto europeo Guratrans, una iniciativa de cooperación que busca mejorar la gestión de los ríos del Pirineo Occidental y en la que, además de Ura, toman parte la Diputación de Gipuzkoa y Hazi.

Actualmente se encuentra en desuso.

Además, ha destacado que la presa de Inturia supone una barrera "totalmente infranqueable para todas las especies piscícolas que habitan esta zona de la cuenca del río Leitzaran, muy alterada por la proliferación de azudes y presas de toma de las centrales hidroeléctricas existentes".

"Actualmente se encuentra en desuso y constituye el obstáculo más importante de la citada cuenca, interrumpiendo drásticamente la relación ecológica entre los tramos del río que se sitúan aguas arriba y abajo", ha incidido.

Ura ha asegurado que el derribo de este obstáculo supondrá "la liberación de un importante tramo de la red fluvial, lo que favorecerá el restablecimiento de los movimientos naturales del río".

Por otro lado ha puntualizado que debido al tamaño de la infraestructura y al gran volumen de sedimentos acumulados en el embalse, la demolición de la presa se abordará en cuatro fases.

Fases

En cada actuación se demolerán tres metros de altura, con lo que el volumen máximo de sedimentos no superará los 60.000 metros cúbicos, una cantidad similar a la liberada con el derribo de otras presas en las que no se han producido problemas importantes aguas abajo.

La primera de estas fases de demolición comienza este lunes aprovechando el periodo de estiaje, y concluirá a mediados de septiembre, dejando la presa en condiciones de seguridad hasta la siguiente intervención, prevista en agosto de 2014.

Ura ha apuntado que únicamente se realizará una fase de demolición a lo largo de un año, con lo que se dispondrá de tiempo suficiente para evaluar los cambios que se han producido en la cuenca.

Comentarios