La Mesa del Agua pide al Gobierno garantizar el trasvase Tajo-Segura

51
0
51
  • Mesa Agua pide al Gobierno garantizar trasvase Tajo-Segura
    Río Tajo (Wikipedia).

La Mesa provincial del Agua de Alicante ha acordado solicitar al Gobierno que establezca las "medidas que garanticen" la continuidad del trasvase Tajo-Segura y sus aportaciones a Murcia, a la provincia alicantina y a Almería, así como que se reduzcan los nuevos umbrales establecidos en los embalses de Entrepeñas y Buendía, donde el borrador del Plan Hidrológico de la cuenca del Tajo propone elevar de 240 a 400 hectómetros cúbicos de agua la reserva mínima.

Así lo ha acordado este órgano durante la reunión mantenida este lunes en la Diputación de Alicante, donde se ha abordado la propuesta de proyecto del Plan Hidrológico e Informe de Sostenibilidad Ambiental del proceso de planificación hidrológica correspondiente a la demarcación del Tajo, y el Real Decreto sobre la futura demarcación hidrográfica de la Cuenca del Júcar.

Pide que se reduzcan los nuevos umbrales establecidos en los embalses de Entrepeñas y Buendía.

La presidenta de la institución provincial, Luisa Pastor, ha anunciado en rueda de prensa que la Mesa provincial del Agua presentará alegaciones, antes del 20 de septiembre, al respecto de ambos asuntos frente al Ministerio de Agricultura.

Igualmente, ha explicado que el órgano ha aprobado pedir al Ejecutivo nacional que establezca las medidas que garanticen la continuidad del trasvase Tajo-Segura y sus aportaciones a Murcia, Alicante y Almería, por su "insustituible importancia" en el abastecimiento urbano y de riego en estas provincias y en su economía.

Además, ha destacado la incidencia de la infraestructura en la producción, el empleo y las exportaciones de estas zonas del este español, así como su eficiencia en términos de costes y energía, y la importancia de las aportaciones para cubrir las necesidades hídricas medioambientales de la cuenca del Segura, "evitando la sobreexplotación" de los acuíferos o del incremento masivo de agua desalinizada.

Asimismo, se ha propuesto "anular o reducir" el incremento previsto de 160 hectómetros cúbicos en los umbrales de emergencia en la cabecera del Tajo, y "estudiar con mayor precisión las nuevas demandas de Madrid y Castilla La Mancha que se imputan" a esta zona fluvial, de las cuales ha afirmado que están "sobrestimadas".

Tajo medio

En el mismo sentido, la Mesa del Agua alicantina entiende que los "mayores" recursos "y de mejor calidad" para el abastecimiento madrileño se encuentran en la parte media del río -Tajo medio-, "sin embargo no existe ningún estudio técnico -en la propuesta de proyecto- que valore otras alternativas de suministro a las nuevas demandas de Madrid y Castilla La Mancha que no sean las procedentes del Tajo Alto".

De este modo, señala que la toma de agua en el río con destino a la capital de España "debería reservarse" para situaciones "de emergencia" en caso de sequía, "y no como una fuente ordinaria y regular de suministro, debido a su menor calidad y mayor coste".

Otra de las medidas que plantea la Mesa es que el plan de cuenca del Tajo "podría contemplar" la posibilidad de una gestión "conjunta" de las cuencas del propio río y del Segura, "aprovechando los recursos excedentes" del Tajo medio, "especialmente" en la zona del Tietar y realizando obras de captación, regulación y transporte para la interconexión del citado Tajo medio con los sistemas de explotación de Madrid y la cabecera fluvial.

Cuenca del Júcar

Por lo que respecta al Real Decreto 255/2013 de 12 de abril de 2013, sobre la futura demarcación hidrográfica de la Cuenca del Júcar, el órgano provincial se ha mostrado partidario de mantener los límites de la demarcación actual, y se ha manifestado en "desacuerdo" frente a la previsible segregación de las cuencas intercomunitarias alicantinas, "desvinculándolas de la Demarcación del Júcar (DHJ)".

A su juicio, en el Real Decreto "se produce un trato discriminatorio" a la Comunitat Valenciana "al posibilitar la segregación de sus cuencas internas, y blindar, sin embargo, la adscripción al Júcar de la cuenca endorreica de Pozohondo". "El carácter de adscripción provisional de las cuencas intracomunitarias a la DHJ no ha de afectar en ningún caso al tratamiento de las cuencas alicantinas dentro de la Demarcación", ha enfatizado la Mesa.

Comentarios