ALNUS 2005 suministra una barrera sónica de peces para la central hidroeléctrica Peares II

118
0

Sobre la Entidad

ALNUS 2005
La empresa está constituida por un grupo de especialistas en biología e ingeniería ambiental y centra su actividad en el diseño, fabricación y comercialización de sistemas de protección ambiental.
Web
118

La empresa ALNUS 2005, SL ha suministrado a GAS NATURAL-FENOSA, propietaria de la central hidroeléctrica de Peares II en el río Miño (Galicia, Pontevedra), una barrera sónica de peces de última generación ALNUS-BSP. La barrera sónica está compuesta por dos equipos generadores y un módulo de alarmas, que se ha conectado con los sistemas de control de la propia central para avisar de posibles fallos en el equipo. Los transductores submarinos –ocho en total- se han situado en una pasarela en el extremo del canal de restitución, que se ha provisto de un mecanismo para poder subirlos en caso de avería sin que se afecte al funcionamiento de la instalación. Con estos ocho transductores se cubre totalmente el área mojada de la sección en la restitución, creando una barrera acústica con la que se consigue la repulsión y protección efectiva de los peces en esta zona.

ALNUS 2005, SL está constituida por un grupo de especialistas en biología e ingeniería electrónica y centra su actividad en el diseño, fabricación y comercialización de sistemas de protección ambiental. En el año 2002 desarrolló, en colaboración con la empresa Ingeniería y Ciencia Ambiental, S.L., la Universidad de Vigo y la Xunta de Galicia, un dispositivo de barrera sónica basado en los ultrasonidos (ALNUS-BSP), que se ha patentado y homologado según la legislación ambiental en España.

El sistema acústico se fundamenta en que la gran mayoría de los peces pueden detectar sonidos moviéndose por el agua en la que viven, al mismo tiempo que vibraciones o cambios de presión. Ciertos tipos de sonidos son repelentes, por lo que el pez tiende a huir del mismo, sin causarle daño. Este tipo de sonido se ha desarrollado por ALNUS 2005, SL de forma experimental y probado con eficacia en numerosas instalaciones para repeler a los peces y guiarlos fuera de la entrada de los canales, tuberías de derivación y sistemas de captación de aguas para abastecimiento, centrales hidroeléctricas, térmicas, nucleares, tomas de riego e instalaciones de acuicultura.

Comentarios