La Xunta tramita la inclusión del Parque de las Illas Atlánticas en el convenio RAMSAR

83
0

Sobre la Entidad

Xunta de Galicia
La Xunta de Galicia es el órgano colegiado de gobierno de Galicia, que políticamente responde ante el Parlamento.
  • Isla de Sálvora: Luis Miguel Bugallo Sánchez (Wikipedia)
  • El elevado número de especies protegidas de flora y fauna o la importante población de aves acuáticas hacen de Illas Atlánticas una firme candidatura para formar parte de RAMSAR
  • Los humedales son extensiones de marismas, pantanos o superficies cubiertas de agua, de régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces o saladas, cuya profundidad no exceda de seis metros
  • La comunidad gallega contempla 1.131 humedales (70.673,3 ha.) repartidos de forma mayoritaria entre los sectores litorales, las depresiones sedimentarias interiores y las áreas de montaña sublitorales y centrales
  • Galicia cuenta con los siguientes humedales declarados como Sitio Ramsar que suman 7.698 ha.: Ría de Ribadeo, Ría de Ortigueira, Lagoa de Valdoviño, Corrubedo y Complexo Intermareal Umia - O Grove, A Lanzada, Punta Carreirón y Lagoa Bodeira
  • El Plan Director de la Red Natura 2000 de Galicia supondrá un importante instrumento de planificación y gestión de una buena parte de los humedales de Galicia

La Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, a través de la Dirección General de Conservación de la Naturaleza, está iniciando el procedimiento para la inclusión del parque nacional Illas Atlánticas de Galicia en el convenio RAMSAR, que incluye una relación de las zonas húmedas de mayor relevancia a nivel internacional, desde el punto de vista ecológico y para la conservación de la biodiversidad.

El Parque Natural Illas Atlánticas cumple la mayoría de los criterios que el Comité de Humedales valora para la inclusión de una zona húmeda en la lista RAMSAR

Se trata de una destacada iniciativa para conmemorar el Día Mundial de los Humedales, que tiene lugar hoy. Este año esta celebración tiene lugar bajo el lema Humedales y agricultura: juntos en pro del crecimiento. Los humedales son una infraestructura natural valiosa para la agricultura, al proporcionar agua y suelos fértiles, pero están en peligro a causa de la creciente demanda.

El Parque Natural Illas Atlánticas cumple la mayoría de los criterios que el Comité de Humedales valora para la inclusión de una zona húmeda en la lista RAMSAR. Una de las características más destacadas del citado parque es el elevado número de núcleos poblacionales de especies protegidas de flora y fauna, entre las que destacan: 6 mamíferos, 97 especies de aves, 14 hérpetos, 5 tipos de pescados de agua salina, 7 de invertebrados y 9 de flora.

En el manual de la relación RAMSAR también se señala que un humedal deberá ser considerado de importancia internacional se sustenta una población de 20.000 o más aves acuáticas. Según se desprende de los censos de invernada de aves acuáticas de España, las Illas Cíes y la Ría de Vigo constituyen una de las mayores concentraciones de aves a nivel nacional, destacando la gaviota patiamarilla, que llegó a superar los 20.000 ejemplares, el Cormorán moñudo (hasta 1.291 aves) y las Vuelvepiedras común.

El proceso para la introducción de un humedal en el convenio RAMSAR es largo, ya que abarca desde una propuesta oficial de inclusión efectuada por la Comunidad Autónoma o autoridad administrativa responsable de la conservación del espacio natural propuesto, hasta un Acuerdo del Consejo de Ministros y su publicación en el BOE para, finalmente, remitir a la Secretaría del Convenio y a la UNESCO la solicitud de inclusión, acompañada de la documentación técnica requerida.

Humedales en Galicia

Los humedales son las extensiones de marismas, pantanos y turbeiras o superficies cubiertas de aguas, sean estas de régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces, salobres o saladas, incluidas las extensiones de agua marino cuya profundidad en marea baja no exceda de seis metros.

Galicia contempla 1.131 humedales (70.673,3 ha.) repartidos de forma mayoritaria entre los sectores litorales, las depresiones sedimentarias interiores y las áreas de montaña sublitorales y centrales. El resto del territorio gallego y en concreto las áreas montañosas orientales y meridionales presentan una menor proporción de ecosistemas húmedos, los cuales suelen estar confinados en áreas con características morfológicas favorables al mantenimiento de las aportaciones hídricas estacionales.

Galicia cuenta con los siguientes humedales declarados como Sitio RAMSAR que suman un total de 7.698 ha.: Ría de Ribadeo, Ría de Ortigueira e Ladrido, Laguna e areal de Valdoviño, Complejo de las playas, laguna y duna de Corrubedo y Complejo intermareal Umia - O Grove, A Lanzada, punta Carreirón y lagoa Bodeira.

A nivel provincial destaca Lugo, tanto por el número de humedales inventariados (341; 30%) cómo por la superficie (30.705,8 ha.; 60,6%). En la provincia de A Coruña el número de humedales inventariados (336; 29,7%) es bastante similar al registrado en Lugo, siendo con todo menor a superficie ocupada por estos ecosistemas (22.215,2 ha.; 46,8%). Pontevedra y Ourense albergan un menor número de zonas húmedas, 236 (8.088,7 ha.) y 218 (9.663,6 ha.) respectivamente.

Gestión y conservación

Los humedales requieren una gestión activa e integrada destinada a su conservación y uso racional, por lo que es preciso un conocimiento científico detallado de las funciones y el funcionamiento de estos espacios. En este sentido, el Plan Director de la Red Natura 2000 de Galicia supondrá un importante instrumento de planificación y gestión de una buena parte de los humedales de Galicia.

Cada vez adquiere más importancia el mantenimiento de las características ecológicas de estas áreas como elemento fundamental para su conservación. Eso no impide su utilización para fines humanos, pero se pretende evitar que se produzcan cambios fundamentales negativos en las funciones, valores o atributos de los humedales. El objetivo es mantener por lo menos las características ecológicas registradas en el momento de su inclusión tanto en la Lista Ramsar cómo en la Red Gallega de Espacios Protegidos y, para algunos casos, se necesitarán medidas adicionales para recuperar las funciones, valores o atributos perdidos.

En un primer paso resulta necesario identificar los elementos clave de estos humedales, ya sean hábitats, especies de flora y fauna o procesos ecológicos. Posteriormente se deberán definir y aplicar las medidas concretas necesarias para mantener las características ecológicas de cada uno de estos humedales.

El seguimiento es un proceso de observación repetida en el espacio y en el tiempo, de un o más elementos de en medio, de acuerdo a protocolos preestablecidos, mediante el uso de métodos de obtención de datos comparables.

Charcas con vida

La Consellería de Medio Ambiente está colaborando con ADEGA en el proyecto Charcas con Vida, para lo cual se editó una guía en la que se detallan conceptos, evolución, análisis y objetivos fijados para estos espacios naturales.

Las charcas son pequeñas masas de agua de corriente muy reducida o parada, de carácter estacional o permanente, de un tamaño entre un charco (1 m2) y una laguna (más de 1 Ha) y de profundidad variable, habitualmente inferior a 1,5 m.

La importancia de las charcas radica en su aportación como ecosistemas beneficiosos y de grande valor ecológico, ya que, diversifican el paisaje, favorecen la biodiversidad y tienen la función de corredores biológicos.

En esta guía se establecen como objetivos básicos la divulgación de la importancia y de los valores de las charcas, la creación de una red ciudadana para lo inventariado y estudio de charcas, y actuaciones de construcción y recuperación mediante acuerdos de custodia del territorio y voluntariado ambiental.

Comentarios