La gestión de la energía en Acuamed

578
0
  • Desaladora de Águilas en Murcia (Acuamed)
  • Acuamed es la sociedad estatal española encargada de la operación integral de infraestructuras hidráulicas en el arco Mediterráneo.
  • La desalación protagoniza su principal programa de inversión y la gestión energética es uno de los mayores retos. Conoce cuáles son las diferentes líneas de acción de la compañía para gestionar este inseparable binomio. 

Sobre la Entidad

Acuamed
Aguas de las Cuencas Mediterráneas S.A. es una sociedad estatal que tiene por objeto la contratación, construcción, adquisición y explotación de obras hidráulicas en las cuencas del Segura, Júcar, Ebro, C. M. Andaluza y C. I. de Cataluña. 

Publicado en:

iAgua Magazine Nº 2
578

Acuamed es una Sociedad Estatal de titularidad pública, perteneciente en su totalidad al Estado español. Es un operador integral de infraestructuras hidráulicas, que abarca todos los aspectos de la gestión del agua, desde el diseño de proyectos hasta la construcción y explotación de instalaciones en la zona donde opera, las Cuencas del arco Mediterráneo.

Con una inversión de 1.700 millones de euros, esta Sociedad Estatal tiene encomendado el desarrollo y explotación de 12 plantas desaladoras

El programa de infraestructuras pretende incrementar los recursos hídricos disponibles, mejorar la calidad de las aguas y la gestión de las mismas. El programa cuenta con 58 actuaciones con una inversión de 3.614 millones de euros destinados a desalación, reutilización, mejora de la gestión, regadíos y mejora de la calidad, protección y restauración ambiental.

El principal programa de inversión de Acuamed se centra en la desalación. Con una inversión de 1.700 millones de euros, esta Sociedad Estatal tiene encomendado el desarrollo y explotación de 12 plantas desaladoras, que suman una capacidad de producción total de más de 400 hm3/año, destinada a riego y abastecimiento humano.

El volumen de recursos generados para regadío supondrá garantizar el suministro para una superficie de 250.000 hectáreas. El agua destinada al consumo humano será suficiente para asegurar el abastecimiento de 3 millones de personas.

Agua y energía en Acuamed

Como consecuencia de la entrada en servicio de nuevas infraestructuras, el consumo energético total de las instalaciones hidráulicas que gestiona Acuamed ha aumentado significativamente durante los últimos años y, por consiguiente, el coste que ello supone también ha aumentado de forma importante. Por tanto, la optimización de los costes energéticos es una prioridad para Acuamed debido a que asegura la rentabilidad económica de la Sociedad.

La energía total consumida por las instalaciones explotadas por Acuamed durante el año 2013 ha alcanzado los 240 GWh, consumo eléctrico que equivale al que realizan 65.000 viviendas. El 97% de esta energía es consumida en las desaladoras y 3% restante en infraestructuras de transporte y distribución de agua y otras instalaciones de tratamiento de aguas. Este consumo también conlleva que las plantas desaladoras representen el grueso de los gastos de explotación anuales de Acuamed, alcanzando el 88% de esta partida.

Acuamed cuenta actualmente con 145 puntos de suministro eléctrico en todas sus instalaciones, 25 de los cuales concentran el 99% del consumo

En una planta desaladora, el coste de la energía eléctrica se encuentra entre el 60% y el 75% de los costes de operación y supone el 85% de los costes variables. Acuamed trabaja de forma intensa en dos líneas para rebajar el importe de esta factura: la mejora de la eficiencia en el consumo eléctrico de estas instalaciones y la optimización en la gestión de la compra de la energía.

Precio de compra de la energía

El mercado eléctrico es un mercado complejo que ofrece diferentes modalidades de contratación de la energía caracterizadas por una reducción del precio promedio a cambio de la asunción de riesgos por parte del consumidor. Una de las líneas estratégicas de Acuamed consiste en buscar nuevas fórmulas de contratación actuando sobre el coste variable de la factura energética.

Acuamed cuenta actualmente con 145 puntos de suministro eléctrico en todas sus instalaciones, 25 de los cuales concentran el 99% del consumo. Estos puntos de suministro suman un total de 146 MW de potencia instalada.

Con el fin de rebajar este coste energético, Acuamed ha modificado recientemente el sistema de contratación de esta energía. Para ello, está licitando un contrato de suministro, correspondiente al segundo semestre de 2014 y todo el año 2015, que tiene tres características clave para conseguir mejores tarifas, dos de ellas innovadoras.

En primer lugar, al igual que en anteriores contratos suscritos por Acuamed para el suministro de energía eléctrica, todos los puntos de suministro se agrupan en un único lote. Esta medida optimiza la compra.

Además, con el fin de aprovechar las ventajas del mercado, desde la entidad se han articulado dos nuevas modalidades de compra de energía: compras de productos energéticos a futuro (OMIP) y, para una de las instalaciones de mayor consumo como es la desaladora de Valdelentisco, se adquirirá la energía en el mercado horario (OMIE, antiguo OMEL).

Por último, la flexibilidad de la demanda juega un papel clave en la contratación: las instalaciones de Acuamed pueden adaptar su producción, y por tanto su consumo, a situaciones ventajosas que propicie el mercado. De esta forma, las infraestructuras almacenan y disponen de agua teniendo en cuenta criterios de optimización del precio de la energía. Esta característica se convierte en un servicio que Acuamed ofrece a los agentes del mercado eléctrico a cambio de una mejora en las condiciones tarifarias.

Mejora de los ratios de consumo energético de las instalaciones

La energía eléctrica, junto con el agua de mar, es la materia prima fundamental de la desalación y constituye su principal consumo, así como su principal coste de producción. Por ello, las iniciativas en materia de eficiencia energética son esenciales a la hora de aumentar la rentabilidad de estas actuaciones y poder así ajustar las tarifas finales al usuario. Gracias al aumento en la eficiencia de las instalaciones, a la mejora de los equipos y a los avances tecnológicos, las desaladoras son infraestructuras cada vez más sostenibles, tanto desde el punto de vista económico como ambiental.

Esta continua mejora en los ratios de eficiencia de las instalaciones queda reflejada en las cifras de consumo eléctrico por metro cúbico logrado en las plantas más modernas desarrolladas por Acuamed: las instalaciones más recientes y eficientes pueden tener consumos energéticos alrededor de 1 KWh/m3 inferiores al de otras más antiguas.

Así, por ejemplo, en la planta de Carboneras, en Almería, que entró en servicio en el año 2005, el consumo actual es de 4,9 KWh/m3. Muy por debajo de ese consumo se sitúa Águilas (Murcia), recientemente puesta en explotación, que logra unos ratios de 4,01 KWh/m3.

La planta de Torrevieja, en Alicante, es una de las infraestructuras de desalación más eficientes del mundo ya que, tras la fase de pruebas, se ha logrado ajustar el consumo hasta los 3KWh/m3 para el proceso completo de desalación (a excepción de la distribución de agua producto).

Dos son los principales factores que han hecho posible estos niveles de eficiencia: la planta cuenta con algunos de los equipos tecnológicamente más avanzados que optimizan la eficiencia energética y su minuciosa puesta en marcha ha permitido realizar calibraciones que han reducido el consumo energético en un 10%.

Además de instalar las últimas tecnologías en las instalaciones, Acuamed trabaja en la modernización de las que llevan más tiempo en explotación, con notable éxito en lo que a mejora de su eficiencia energética se refiere.

Un ejemplo de ello es la planta de Valdelentisco, en Murcia, en servicio desde el año 2008. Esta planta, que mantiene unos consumos actuales de 4,82 KWh/m3, ha iniciado la fase piloto por la que se han sustituido dos batidores por Recuperadores de Energía (ERI) de última generación, logrando con ello notables ahorros en su consumo eléctrico que alcanzan ya en esta fase 0,4 KWh/m3.

Con estos procesos de modernización de infraestructuras ya en explotación – centrados en la instalación de Recuperadores de Energía y cambios de membranas por otras nuevas más eficientes- Acuamed estima lograr una reducción de los consumos de estas plantas del entorno de 0,5 KWh/m3.

Plan estratégico de ahorro y eficiencia energética 2014-2017

Teniendo en cuenta el impacto económico del consumo de energía eléctrica en los costes de la Sociedad y su naturaleza de Sociedad Estatal, la dirección de Acuamed ha fijado como objetivo estratégico prioritario que la entidad se constituya en un referente en el ahorro y el uso eficiente de la energía en el sector. Los avances en la consecución de este objetivo deberán generar no sólo beneficios desde un punto de vista económico, sino también beneficios ambientales resultado de la reducción de emisiones de CO2 así como intangibles de mejora de la imagen de la Sociedad.

Para avanzar en el cumplimiento de este objetivo, la compañía ha elaborado un “Plan estratégico de ahorro y eficiencia energética 2014-2017”. Este Plan es reflejo del planteamiento de Acuamed sobre la eficiencia en el consumo energético y del contenido de la legislación vigente a nivel europeo en materia de eficiencia energética que regula Directiva Europea 2012/27/UE.

El Plan tiene como objetivo global lograr que su sistema de gestión energética, reflejo del compromiso de la Acuamed con el desarrollo sostenible, sea reconocido con la certificación ISO 50.001.

Para desarrollar este Plan, Acuamed cuenta con un presupuesto inicial en su Programa de Inversiones, aprobado por el Consejo de Ministros del pasado 13 de diciembre, de 11 millones de euros.

Comentarios