Let’s Circle

3
294
  • Let’s Circle
    Objetivos de Desarrollo Sostenible
  • A los que trabajamos en el sector, en el Día Mundial del Agua nos tiene que pasar como en año nuevo, momento en el que hacemos balance de lo hecho y lo que queda por hacer, y se plantean nuevos propósitos. En el caso del agua, es inevitable entonces revisar los Objetivos para el Desarrollo Sostenible, que fueron adoptados por la Asamblea General de la ONU el 25 de septiembre de 2015. En esta nueva Agenda, que representa un paso más allá con respecto a los Objetivos del Milenio (ODM), se fijaron 17 nuevos objetivos y 169 metas a cumplir durante los siguientes 15 años, hasta 2030. Los objetivos son el resultado de más de dos años de consultas públicas, interacción con la sociedad civil y negociaciones entre los países, y es responsabilidad de cada país el fijar sus propias metas nacionales teniendo en cuenta sus recursos. 

Sobre la Entidad

Acciona Agua
ACCIONA Agua es una empresa líder con capacidad para diseñar, construir y operar plantas de tratamiento de agua potable, depuradoras de aguas residuales, tratamientos terciarios para reutilización y plantas desalinizadoras por ósmosis inversa.

Publicado en:

Portada iAgua Magazine
294

El objetivo 6 está destinado específicamente a Agua y Saneamiento. Sin embargo, es incomprensible el abordar los objetivos por separado, y es necesario un enfoque integral para lograr su consecución. Lo que comenzó como Water-Energy nexus ha pasado a ser Food-Energy-Water nexus, y cada vez incluirá más términos en un intento de abarcar todos aquellos componentes fundamentales que están intrínsecamente relacionados. El Food-Energy-Water nexus hace inseparables los objetivos de energía (objetivo 7), agua (objetivo 6) y hambre cero (objetivo 2), por mencionar los nexos más evidentes, pero el resto de objetivos están igualmente y altamente interrelacionados. Así, es inviable pensar en la consecución de los objetivos sin abordarlos mediante un enfoque integral.

A nivel Europeo, a finales de 2015 la Comisión Europea publicó un Plan de Acción sobre Economía circular titulado: Closing the loop – An EU action plan for the circular economy. Con este plan se pretende ayudar a la consecución de los Objetivos para el Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 mediante el mencionado enfoque integral. Este plan de acción englobaba varias líneas de actuación. Una de ellas, la número 4, abordaba el tema de la reutilización de agua: Del residuo al recurso: impulsar el mercado de las materias primas secundarias y la reutilización del agua. Hoy en día ya no cabe hablar de reutilización de agua por sí sola sin utilizar un enfoque global que incluya la energía, los residuos, nutrientes y en general todos los recursos asociados a esta reutilización. Hemos entrado en la era de la economía circular.

El corazón de WATINTECH es la ósmosis directa aplicada a la filtración del agua residual, lo que aumentará el agua depurada apta para reutilización

Dentro de este esfuerzo por cerrar el círculo, ACCIONA Agua está desarrollando proyectos de I+D+i sobre economía circular y eficiencia energética en materia de depuración y desalación. En materia de desalinización cabe destacar el proceso VETRA®, con el cual se tratan las aguas de lavado y contralavado de las membranas usadas en el pretratamiento de la ósmosis inversa para su reutilización, y permite también aprovechar membranas que se encuentran en su etapa final de uso. En depuración, entra dentro de la línea de economía circular la codigestión de lodos, que permite utilizar residuos orgánicos para mejorar la digestión anaerobia produciendo una mayor cantidad de biogás y eliminando así al mismo tiempo la necesidad de gestionar ese residuo orgánico.

Sin embargo, el proyecto sin duda más “circular” es el proyecto europeo WATINTECH. Este proyecto está financiado por el CDTI (Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial) y forma parte del Water Joint Programme Iniciative, instrumento con el que la Comisión Europea financia los proyectos innovadores del sector del agua con mayor potencial de desarrollo. Además de ACCIONA Agua, en el proyecto participan el Instituto Catalán de Investigación del Agua (ICRA), coordinador del proyecto; la Universidad Nueva de Lisboa, la Universidad Técnica de Dinamarca y la Universidad de Catania.

El corazón del proyecto es la ósmosis directa (forward osmosis en inglés) que se aplica a la filtración del agua residual, lo que aumentará los porcentajes de agua depurada aptos para su reutilización. El agua restante, con altas concentraciones de residuos, será procesada en un digestor anaerobio donde –por su alta concentración de residuos- generará hasta cuatro veces más biogás que un sistema estándar de depuración, y que será utilizado para generar energía para el autoconsumo de la planta depuradora. Los subproductos de este proceso también serán reutilizados, ya que, por su composición química, se pueden emplear para actuar como neutralizadores de olores y anticorrosivos en la propia red de saneamiento.

Gráfico de Watintech

El esquema ha sido diseñado para poder actuar de manera descentralizada, ya que emplea tecnologías que pueden incorporarse también en plantas de pequeño y mediano tamaño, cercanas a los puntos de reutilización del agua (instalaciones industriales, agricultura intensiva…). ACCIONA Agua está llevando a cabo el piloto del proyecto en su planta de demostración de la depuradora de San Pedro del Pinatar (Murcia), que trata un caudal de 3 m3/h y opera en condiciones reales, lo que hace que los resultados obtenidos sean extrapolables a cualquier otra planta.

WATINTECH es un ejemplo de la circularidad a la que estamos obligados a encaminarnos para alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible

Con esto se conseguirá convertir residuos de la depuración en productos útiles para emplearlos como anticorrosivos y neutralizadores de olores en las propias redes de agua residual, generar energía para el autoconsumo de las planta y aumentar la cantidad de agua depurada apta para su reutilización. Se cierra así el círculo con este proyecto piloto que pretende ser un ejemplo a replicar en otros lugares y sectores de actividad.

El proyecto WATINTECH es solo un ejemplo para ilustrar la circularidad (palabra registrada en la RAE, no me la he inventado, y que espero que se ponga de moda) a la que estamos obligados a encaminarnos para alcanzar nuestros objetivos de desarrollo sostenible.

A nivel nacional, cabe mencionar que dentro de la economía circular, España está a la cabeza en lo que corresponde al agua y su reutilización. Este año, el Día Mundial del Agua está dedicado en concreto a las aguas residuales y, en nuestro contexto de estrés hídrico, por ende, a la reutilización. En este ámbito, España es número uno en Europa, seguidos por Italia ya que, según datos de la Comisión Europea, la mitad del agua reutilizada en Europa se reutiliza en nuestro país. En regiones como Murcia, con un fuerte estrés hídrico, un 95% por ciento del agua residual se reutiliza, mayoritariamente para agricultura. Este estrés hídrico está llegando a niveles tales que cada vez se habla más de reutilización de aguas residuales no solo para los usos convencionales (urbano, agrícola, recreativo, ambiental o industrial, según el RD1620/2007), sino para su uso potable. A pesar de que esta práctica está aún prohibida en España, existen lugares del mundo, como Namibia, donde ya se practica desde finales de los años 60.

EDAR de San Pedro del Pinatar en Murcia

Sin embargo, a pesar de la necesidad innegable de la reutilización, existen regiones en las que simplemente los recursos hídricos no llegan a cubrir las necesidades de la población, y son necesarias fuentes adicionales de agua para cubrir las necesidades hídricas de la población. Una de esas fuentes adicionales puede ser la desalinización, en la cual también España está entre los países líderes a nivel mundial.

Es necesario un esfuerzo de tipo educativo a nivel institucional para cambiar la percepción pública de la reutilización del agua

En una conferencia sobre desalinización de agua, nunca falta para justificar esta práctica la presentación que comienza con: “Aunque el 70% de la superficie del mundo está cubierta por agua, sólo el 2.5% es agua dulce…”. Sinceramente, hoy en día la escasez de agua en el mundo habla por sí sola y no es necesario llegar a frases como esta, que pueden resultar demagógicas, para argumentar la necesidad de la desalación en el mundo. La reutilización de aguas, junto con medidas de ahorro y eficiencia, son absolutamente imprescindibles, pero hay regiones en las que simplemente estas medidas han de ser complementadas con desalinización para llegar a cubrir las necesidades hídricas la población.

A lo largo de los años, la mejora en la fabricación de membranas junto con los avances en la recuperación de energía de la ósmosis inversa, entre otros, han logrado que la desalinización de agua sea una tecnología asequible y competitiva que permite aumentar los recursos en aquellos lugares en los que o bien los recursos hídricos son escasos o bien su salinidad es demasiado alta para su uso.

Sin embargo, a pesar de la tecnología que permite disponer de mayores recursos hídricos, de todos los proyectos de I+D+i que puedan optimizar dicha tecnología y de los esfuerzos legislativos por cerrar el ciclo, es necesario que exista un esfuerzo de tipo educativo a nivel institucional para cambiar la percepción pública de la reutilización del agua, así como un esfuerzo individual, para valorar el agua como lo que es: un recurso valioso que hay que cuidar y proteger. Por todo esto, #cierraelgrifo.

Comentarios