“Acuamed es una baza fundamental en la garantía de que va a haber agua en las zonas más áridas”

653
0
  • “Acuamed es baza fundamental garantía que va haber agua zonas más áridas”
    Arcadio Mateo, director general, y a Gabriela Mañueco, gerente de desarrollo internacional de la sociedad estatal.

Un contenido de:

Sobre la Entidad

Acuamed
Aguas de las Cuencas Mediterráneas S.A. es una sociedad estatal que tiene por objeto la contratación, construcción, adquisición y explotación de obras hidráulicas en las cuencas del Segura, Júcar, Ebro, C. M. Andaluza y C. I. de Cataluña. 

Publicado en:

Portada iAgua Magazine
653

La desalación ha irrumpido con fuerza en España durante los últimos años como fuente de garantía de suministro en las costas españolas. El Programa AGUA promovido por el entonces Ministerio de Medio Ambiente liderado por Cristina Narbona recurrió a nuevas fuentes, entre las que la desalación destacaba a todos los niveles.

Sin duda, uno de los actores principales de la desalación en España es Acuamed. Sociedad Estatal dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha sido la encargada de diseñar, ejecutar y, ahora, explotar las instalaciones desaladoras de aguas marinas en todo el arco mediterráneo. Estas actuaciones permiten satisfacer las demandas de agua en áreas comprometidas pero, además, sus licitaciones han permitido tomar referencias a empresas españolas que ahora trabajan en todo el mundo.

Desde el inicio de esta legislatura hemos vuelto a unos niveles de inversión pública acordes con la situación económica existente

Entrevistamos a Arcadio Mateo, director general, y a Gabriela Mañueco, gerente de desarrollo internacional de la sociedad estatal, con objeto de conocer los pros y los contras de la técnica, el panorama actual de la desalación en España y la situación actual y perspectivas de la sociedad estatal.

Pregunta - Entremos en materia ¿qué papel juega Acuamed en la gestión del agua en España?

AM: España es uno de los países de nuestro entorno que llevan más tiempo desarrollando una política de grandes infraestructuras hidráulicas. Políticas que, en gran medida, han sido impulsadas desde el sector público. Históricamente, esto ha permitido superar las desigualdades en materia de agua entre las distintas regiones así como paliar las consecuencias de períodos prolongados de sequía, como la que sufrimos en estos momentos.

A pesar del tremendo esfuerzo realizado, aún queda mucho por hacer, tanto en materia de renovación de instalaciones obsoletas como en desarrollo de nuevas infraestructuras. Aquí es donde interviene Acuamed.

Somos una Sociedad Estatal, dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Como tal, pertenecemos al Estado español. Nuestra actividad, que se centra geográficamente en las Cuencas Mediterráneas, a lo largo del litoral, abarca todo el ciclo de gestión del agua, desde la elaboración de proyectos, la negociación y firma de acuerdos con los usuarios hasta la construcción de infraestructuras a través de la contratación de empresas privadas y, finalmente, explotación esas infraestructuras. En suma, somos un operador global en el ámbito de las obras hidráulicas, en la medida en que diseñamos, construimos y explotamos soluciones integrales, con la finalidad última de satisfacer las necesidades de los ciudadanos en materia de agua.

Nuestra actividad se centra en dos grandes ejes: por un lado, la generación de nuevos recursos, mediante la reutilización de aguas residuales o la desalación. Por el otro, la mejora de la gestión de esos recursos, a través de la construcción de conducciones de transporte y redes de distribución, modernización de infraestructuras, además de la restauración ambiental y medidas de protección contra inundaciones en algunas zonas.

Los resultados del primer semestre de este año ya son mejor que buenos

GM: Además, ahora que ya tenemos finalizada gran parte de nuestras obras, cada vez nos adentramos más en nuestra “otra” actividad que es la de gestionar esas infraestructuras que hemos desarrollado o que nos han encomendado en algunos casos. Por eso, la tendencia es que cada vez Acuamed sea más un explotador y gestor de infraestructuras.

P. - La inversión pública en infraestructuras de agua ha disminuido notablemente en los últimos años. ¿Qué repercusión ha tenido en la actividad de la sociedad?

AM: Hubo un momento excepcional, en el que, gracias al ciclo económico favorable existente no solo en España sino también en nuestro entorno, con la ayuda de los fondos europeos se alcanzaron grandes cotas de inversión pública. Fue la época de los grandes proyectos y planes, quizá excesivos, como el Programa Agua.

Pero desde el inicio de esta legislatura hemos vuelto a unos niveles de inversión pública acordes con la situación económica existente.

GM: En Acuamed la inversión pública no ha disminuido tan notablemente, sólo ha bajado. Acuamed ha sido de los pocos que ha seguido invirtiendo. Eso sí, para ello ha hecho falta tener unos proyectos viables y unos usuarios dispuestos a participar por lo que no ha sino todo lo que ha querido sino todo lo que ha podido.

AM: Acuamed no ha dejado de acometer ninguna de las infraestructuras previstas, por falta de capacidad o de financiación para ello. Eso sí, con el requisito de que sean actuaciones con recuperación de la inversión, es decir las que han contado con el compromiso de los futuros usuarios y beneficiarios. Afortunadamente, nosotros tenemos una cierta autonomía presupuestaria, gracias al préstamo que nos concedió el Banco Europeo de Inversiones, con el cual podemos facilitar la financiación de todas nuestras obras y alcanzar acuerdos con los futuros usuarios para quienes hemos gestionado además, siempre que ha sido posible, la obtención de fondos europeos.

P. - Los resultados empresariales de 2014 muestran un crecimiento de diez puntos respecto al pasado año ¿Qué esperan de 2015?

AM: La verdad es que esperamos cerrar un muy buen ejercicio. Y más que esperar, sabemos que vamos en esa dirección, porque ya tenemos excelentes datos que así lo indican.

A las pruebas me remito. Los resultados del primer semestre de este año ya son mejor que buenos. Nuestra cifra de negocio, es decir, nuestros ingresos, han sumado en estos seis primeros meses del año, 30 millones de euros. En términos porcentuales, supone que hemos crecido casi un 40% sobre lo conseguido en el mismo período del año anterior. Nuestro cash flow, ha sido en este primer semestre, de 19,3 millones de euros, y tenemos un patrimonio neto de 2.399 millones de euros.

Este año vamos a seguir haciendo lo que hemos hecho en ejercicios anteriores: sanear y mejorar la cuenta de resultados de la Sociedad

Por eso, ya podemos asegurar que este año vamos a seguir haciendo lo que hemos hecho en ejercicios anteriores. Es decir, sanear y mejorar la cuenta de resultados de la Sociedad. Desde hace varios ejercicios, presentamos cuentas equilibradas, y, lo que es todavía más importante en una sociedad Estatal como es Acuamed, hemos conseguido un balance solvente y consolidado. Y digo que esto es especialmente importante para una empresa pública porque garantiza que las inversiones que hacemos, que al fin y al cabo son fondos públicos, tienen la máxima eficiencia y el máximo retorno, no solo en términos económicos, sino también en términos sociales.

GM: Estos buenos resultados van acompañados de un incremento de nuestra producción de agua, en especial, la desalada que es nuestra principal actividad. De hecho, la producción de agua desalada ha llegado, en estos seis primeros meses del año, a un total de 55,12 hm3. Esto supone nada menos que un 19,2% más que en el mismo período del año anterior. Pero además, ahora, desde que se han adoptado medidas para paliar la sequía en el Júcar y el Segura, estamos contribuyendo a resolver los graves problemas de ambas cuencas, aportando un recurso vital.

En cuanto al total de agua gestionada, y me refiero con eso tanto al agua desalada como a la regenerada, tratada o transportada en las infraestructuras de Acuamed, por su parte, el total ha sido de 97,79 hm3. Un 11,7% más que entre enero y junio de 2014.

P. - Cambiemos de tercio: el arco mediterráneo presenta una compleja gestión del agua debido a su escasez. ¿Está garantizado el abastecimiento al 100%?

La producción de agua desalada ha llegado en estos seis primeros meses del año a 55,12 hm3, un 19,2% más que el año anterior

AM: En estos momentos, el agua destinada a consumo humano, el suministro está garantizado, salvo averías puntuales. Está asegurado, a pesar de la sequía y a pesar de la muy irregular distribución de los recursos en el territorio, donde zonas con abundante agua coexisten con otras muy secas. Y Acuamed es una baza fundamental en esa garantía de que va a haber agua en las zonas más áridas, la mayoría de las cuales se concentran en el arco mediterráneo.

GM: Efectivamente estamos atravesando un período complicado desde el punto de vista meteorológico, con precipitaciones escasas y temperaturas elevadas, que hace más difícil la situación hídrica de esas zonas áridas, en especial en el arco mediterráneo, donde opera Acuamed. Hay que recordar que nuestra Sociedad tiene actuaciones desde Tarragona hasta Cádiz, y eso engloba alguna de las zonas más secas, junto con otras en las que llueve poco y cuando lo hace es en forma torrencial, por lo que hay que prevenir inundaciones.

AM: Gracias a las medidas recientemente aprobadas por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para luchar contra la sequía en las cuencas del Júcar y del Segura, se está consiguiendo superar la situación sin que haya restricciones, tanto en el caso de los agricultores como en el de los ciudadanos en general. Acuamed está jugando un importante papel en este paquete de medidas.

GM: De hecho, nuestra planta de Torrevieja ya está suministrando agua desalada a diferentes comunidades de regantes. Por otra parte, en la Cuenca del Júcar el Ministerio autorizó un suministro temporal de 15 hectómetros cúbicos de agua a los usuarios del Vinalopó-Alacantí, a través de una de nuestras obras, la conducción Júcar-Vinalopó.

Además, otra de nuestras plantas desaladoras, la de Mutxamel, también en Alicante, ha entrado en servicio este pasado mes de junio, con un suministro previsto de un total de 5 hm3 anuales para el Consorcio de la Marina Baja, través de la conducción Rabasa-Fenollar-Amadorio y con destino al abastecimiento muy especialmente de Benicassim.

P. - La desalación es el principal área de actuación de Acuamed ¿qué proyectos están llevando a cabo?

Ahora nuestra actividad debe centrarse en la explotación de las infraestructuras construidas

AM: La desalación es, en efecto, la principal actividad de Acuamed. Hasta ahora, estábamos centrados, tanto en recursos económicos como en esfuerzo humano, en la construcción de instalaciones. Pero ahora, una vez que las instalaciones ya están terminadas o en servicio, nuestra actividad debe centrarse en la explotación de estas infraestructuras.

GM: Sí, en efecto, la capacidad de generación del recurso a través de la desalación ha alcanzado un punto de equilibrio. En servicio ya están en Almería y Málaga Carboneras, Marbella y El Atabal, también están produciendo las plantas de Valdelentisco y Águilas en Murcia y Torrevieja y Mutxamel en Alicante – ambas con un papel importante de cara a la sequía-, y pronto, este otoño, deben entrar en explotación Moncofar y Oropesa, en Castellón, y Campo de Dalías, en Almería.

¿Qué más queda? Queda por integrar las plantas que inicialmente eran de abastecimiento de la zona de Valencia en el sistema hidráulico, es decir, desarrollar ese sistema hidráulico para garantizar bien el abastecimiento de toda la zona de Valencia desde las desaladoras. Queda por analizar y posibilitar la incorporación de más usuarios a las plantas de Castellón. Y finalmente, desde Torrevieja hacia el sur, queda por desarrollar la red de distribución para llegar a los diferentes usuarios.

P. - ¿Cuál es el volumen de producción de agua desalada respecto a la capacidad de las plantas construidas?

AM: En la actualidad, hemos alcanzado una tasa de producción de agua desalada con respecto a la capacidad total de las plantas que se sitúa por encima del 40%. Una cifra que estamos incrementando constantemente.

Por ejemplo, en el mes de julio pasado hemos desalado un volumen de 6,3 hm3 en las plantas de Valdelentisco y Águilas, ambas plantas de la cuenca del Segura. Ha sido el mes de mayor producción desde el inicio de explotación de estas dos infraestructuras, un 13% más que el mes de junio, que a su vez fue el de mayor producción.

Hemos alcanzado una producción de agua desalada con respecto a la capacidad total de las plantas por encima del 40%

P. - Una de las principales críticas al agua desalada es su alto coste derivado de un alto consumo energético. ¿Qué ratios se están manejando en la actualidad?

AM: Efectivamente, el principal coste de la desalación, por mucho, es el energético. Algo lógico, si tenemos en cuenta que nuestra otra gran “materia prima”, que es el agua de mar, no tiene coste alguno. En la actualidad, producimos a una media de entre 40 y 50 céntimos el metro cúbico, sin amortizaciones, de los cuales el 60% es el coste de la energía. Como consecuencia de la entrada en servicio de nuevas infraestructuras, el consumo energético total de las instalaciones hidráulicas que gestiona Acuamed ha aumentado significativamente durante los últimos años. Y el coste que ello supone también ha aumentado de forma importante.

Por tanto, es una prioridad para Acuamed rebajar el coste de la factura energética. Eso depende fundamentalmente de dos líneas en las que estamos trabajando de forma intensa y con resultados positivos: por un lado, la mejora de la eficiencia en el consumo eléctrico de nuestras instalaciones y por el otro, la optimización en la gestión de la compra de esa energía.

En este último terreno, hemos hecho grandes progresos. Un dato: el consumo total de energía en el año 2014 ha sido de 305 GWh, para los cuáles hemos conseguido una reducción del coste de la energía – es decir, euros por kWh- del 2,5%.

GM: En cuanto a la mejora de la eficiencia de nuestras instalaciones, hemos puesto en marcha en Acuamed, en el marco del Plan de Ahorro y Eficiencia Energética, un Sistema de Gestión de la Energía. En ese marco, se están llevando a cabo revisiones energéticas en todas las actuaciones que se encuentran en explotación y se va a implantar el software necesario para la monitorización y seguimiento en continuo del consumo energético de las infraestructuras de Acuamed. De momento, hemos logrado que las instalaciones más recientes y eficientes tengan consumos energéticos del orden de 1 kWh/m3 inferiores al de otras instalaciones más antiguas. Así́, por ejemplo, en la planta de Carboneras, que entró en servicio en el año 2005, el consumo actual es de 4,9 kWh/m3. Muy por debajo de ese consumo se sitúa Águilas, en Murcia, que logra unos ratios de 4,01 kWh/m3.

También hemos iniciado la renovación del sistema de eficiencia energética de las plantas desaladoras más antiguas de la Sociedad, como son Carboneras, en Almería, y Valdelentisco, en Murcia. El objetivo es equiparar estas plantas más antiguas con los ratios de consumo específico de energía por metro cúbico producido con los de las plantas desaladoras de construcción más reciente.

Es una prioridad para Acuamed rebajar el coste de la factura energética

P. - También se habla de las consecuencias en el medio marino de la desalación. ¿Cómo se aborda este asunto desde Acuamed?

GM: Las plantas desaladoras cuentan con autorizaciones de vertidos gestionadas por las administraciones autonómicas, que exigen unos controles en continuo de su impacto en el medio marino. Con esto se garantiza la nula o mínima afección a la riqueza en fanerógamas marinas del litoral español. Para ello, en Acuamed, hacemos un seguimiento en tiempo real que permite vigilar desde los paneles de control de las plantas no solo el proceso de osmosis inversa sino también la calidad del vertido del agua de rechazo. Así, nos aseguramos que los parámetros de salinidad y temperatura de ese vertido son correctos. Los exhaustivos planes de vigilancia ambiental se desarrollan a través de protocolos que permiten una rápida actuación en caso de necesidad.

P. - ¿Los regantes están dispuestos a pagar el precio del agua desalada? ¿Qué acuerdos han establecido con ellos?

AM: Todas y cada una de las infraestructuras ejecutadas por Acuamed, también las plantas desaladoras, tienen sus respectivos convenios firmados con los usuarios. Unos convenios en los que se determinan de antemano las condiciones de uso del agua producida en esas instalaciones.

En el momento en el que las plantas entran en servicio, Acuamed empieza a facturar las tarifas convenidas y, en algún caso extremo como el de la sequía, acuerda provisionalmente unas tarifas aceptadas por los usuarios, en este caso, los regantes. En este sentido, hay que tener en cuenta de cada caso es diferente, que hay diferentes tipos de regantes y situaciones diversas, que exigen soluciones adaptadas.

Todas y cada una de las infraestructuras ejecutadas por Acuamed tienen sus respectivos convenios firmados con los usuarios

P. - Hay un importante parque de infraestructuras construidas por mantener ¿Cuáles son los retos en este sentido?

GM: Tenemos efectivamente un importante parque de infraestructuras que además está en constante crecimiento. Además, no solo es importante tenerlo en cuenta desde el punto de vista económico, en 2014 supuso en torno a 11 millones de euros, sino también desde la perspectiva de la búsqueda constante de una mayor eficiencia en la explotación de nuestras instalaciones.

Queremos aprovechar las oportunidades que el desarrollo tecnológico brinda para la optimización de la operación y el mantenimiento de nuestras instalaciones, avanzando en la eficiencia operativa y energética de nuestras instalaciones, con el fin de optimizar recursos y costes.

Así, por ejemplo, como ya hemos mencionado antes, apostamos por la mejora de la eficiencia energética, modernizando instalaciones.

P. - Por último, en una etapa en la que rozamos casi el final de esta legislatura, ¿cuáles son las perspectivas de futuro de la Sociedad?

AM: Para empezar, hay que decir que el balance de este período es positivo. Acuamed es una compañía saneada, que presenta un alto valor, tanto por su situación financiera como por sus activos, que son fruto de sus inversiones. Pero también hay que tener en cuenta el valor del importante “know how” que atesora en materia de gestión del agua después de estos años de trabajo.

El balance de esta legislatura es positivo

De cara al futuro, la finalización de todas las actuaciones encomendadas a Acuamed ya se perfila en el horizonte del corto y medio plazo, lo que va a marcar la evolución futura de nuestras actividades. La sociedad, que hasta ahora estaba orientada fundamentalmente a la construcción de infraestructuras, pasará a ser netamente explotadora, suministrando agua a nuestros usuarios.

Es decir que progresivamente centraremos nuestros esfuerzos en el ámbito de la gestión y explotación de las infraestructuras ya existentes. En este sentido, Acuamed tiene un importante activo económico, integrado por grandes infraestructuras destinadas a ser productivas. Acuamed tiene capacidad para intervenir en todo el proceso de gestión del agua, desde el suministro en alta es decir, a los usuarios no finales-, hasta el suministro en baja, es decir, a los usuarios finales, terreno en el que operan principalmente las empresas privadas.

Pero más allá de estos objetivos empresariales, la prioridad para Acuamed es ser conscientes de que jugamos un papel clave en la resolución de los problemas del agua en el arco mediterráneo de España. Somos, y seguiremos siendo un elemento importante en el Levante español para mitigar la falta de agua. 

Comentarios