Acuerdo histórico sobre los nuevos caudales para el tramo final del río Ebro

197
0
  • Aprueba una nueva propuesta de caudales (3 veces superiores a los actuales) que permitirá negociar con mucha más fuerza el nuevo Plan Hidrológico del Ebro
  • El acuerdo establece un volumen anual de 5.871 hm3 en años secos, 7.732 hm3 en normalidad, y 9.907 hm3 en años húmedos, unas cifras muy alejadas del Plan Hidrológico vigente (3.009 hm3/año)
  • Una de las grandes novedades es la incorporación adicional de una propuesta mínima de caudales de excepcionalidad (3518 hm3 / año) para situaciones de sequía prolongada

Sobre la Entidad

Agencia Catalana del Agua
Agencia Catalana del Agua, empresa pública de la Generalitat de Cataluña encargada de su administración hidrálica que actúa como organismo de sus cuencas internas.

El consejero de Territorio y Sostenibilidad, Santi Vila, ha presidido  una nueva sesión de la Comisión para la Sostenibilidad de las Tierras del Ebro, que ha servido para analizar, consensuar y aprobar una nueva propuesta de caudales para el tramo final de del Ebro. Este nuevo planteamiento da continuidad a los acuerdos alcanzados en la última reunión de la comisión (llevada a cabo en marzo) y en la que se determinó la creación de una comisión técnica encargada de revisar los caudales ecológicos del tramo final del río.

El titular de Territorio y Sostenibilidad ha destacado que la nueva propuesta aglutina "por primera vez en una posición común a regantes, administración y entidades ecologistas, consiguiendo la superación de muchos años de enfrentamientos. Vila ha añadido que" la solución aprobada es pragmática, realista, medioambientalmente comprometida y que ha permitido incorporar la ciencia al sentimiento. Hay que tener en cuenta que, además de estos apoyos, el nuevo planteamiento de caudales también ha contado con el voto favorable del Ministerio de Agricultura.

En este sentido, Santi Vila ha dejado claro que la nueva propuesta "permite garantizar los caudales ecológicos y asegurar las actividades de riego y las actividades económicas en el entorno del Ebro y al mismo tiempo negociar con mucha más fuerza lo que debe ser el nuevo Plan Hidrológico del Ebro.

La nueva propuesta aglutina por primera vez en una posición común a regantes, administración y entidades ecologistas

La nueva propuesta de caudales se ha llevado a cabo para incorporar nuevos condicionantes y parámetros como las nuevas series hidrológicas calculadas posteriormente en 2007 y utilizadas en la determinación de recursos y la planificación de la cuenca del Ebro, las nuevas directrices establecidas en la Instrucción Técnica de Planificación aprobada por el Ministerio de Medio Ambiente (IPH) (Orden Ministerial ARM 2656/2008), en la que se establece el procedimiento para el cálculo y la asignación de un régimen de caudales ecológicos en las masas de agua río y el conocimiento científico y técnico (biológico y ecológico) del tramo inferior del río, el delta y la zona marina cercana.

A raíz de los nuevos cálculos se plantea un volumen anual de 5.871 hm3 en años secos, 7.732 hm3 en normalidad, y 9.907 hm3 en años húmedos, unas cifras muy alejadas del actual Plan Hidrológico vigente (3.009 hm3 / año). De esta forma se plantea un régimen de caudales 3 veces superior a los actuales (3.009 hm3 / año según el Plan Hidrológico del Ebro).

En la nueva propuesta actualizada se mantiene el mismo criterio y se reafirma que la implementación de los regímenes de caudales para condiciones secas y excepcionalmente secas, expresados ​​anteriormente, se consideran compatibles con la conservación de los espacios protegidos que pertenecen a la Red Natura 2000 y la zona húmeda Ramsar.

Una de las grandes novedades de esta propuesta es el establecimiento de una aportación mínima anual de 3.518 hm3, que no se considera caudal ecológico sino un caudal mínimo de subsistencia hacia a fenómenos excepcionales de sequía, que corresponde al concepto de deterioro temporal por excepcionalidad (sequía prolongada) de acuerdo con el Art. 4.6 de la DMA (2000/60 / CE).

Este no es un caudal ecológico, sino una medida de contención de servicios mínimos para soportar el eventual excepcionalidad y poder recuperar posteriormente el buen estado de las masas de agua (que permita la reversibilidad del sistema).

Comentarios