La ACA apela a la corresponsabilidad para frenar el impacto del cambio climático sobre el agua

17
0
  • ACA apela corresponsabilidad frenar impacto cambio climático agua
  • Gabriel Borràs, Oficina del Cambio Climático: "El agua es el elemento más vulnerable en un entorno de cambio climático"
  • Jordi Agustí, director de la ACA: "Necesitamos una gestión integrada, responsable, orientada al ahorro y el uso eficiente, y participada por todos los usuarios del agua"

Sobre la Entidad

Agencia Catalana del Agua
Agencia Catalana del Agua, empresa pública de la Generalitat de Cataluña encargada de su administración hidrálica que actúa como organismo de sus cuencas internas.

El director de la Agencia Catalana del Agua (ACA), Jordi Agustí, ha remarcado este miércoles durante la celebración de la conferencia "El cambio climático y el agua: consecuencias sobre la planificación y la gestión" la importancia de la "gestión integrada, el ahorro y el uso eficiente y responsable del agua en el contexto de cambio climático que, desgraciadamente, hoy es ya una realidad".

La conferencia, a cargo de Gabriel Borrás, responsable del Área de Adaptación de la Oficina Catalana del Cambio Climático, se ha celebrado hoy en Girona y ha sido organizada por la ACA con la colaboración del Campus Agua de la Universidad de Girona, el Instituto Catalán de Recerca del Agua y el Water Catalán Partnership,

El director de ACA ha asegurado que "el cambio climático es un hecho incuestionable, asumido y contrastado como se evidenció en la COP21 Conferencia de las Partes ONU, donde 195 países del mundo han concentrado voluntades desde visiones diversas para alcanzar, por primera vez, un acuerdo unánime".

"El agua es el elemento más vulnerable en un entorno de cambio climático"

Agustín ha hecho hincapié en que "con la sequía aprendimos una lección que será fundamental este siglo XXI ante los impactos del cambio climático: la necesidad de ahorrar agua y hacer un uso responsable y más eficiente" y ha reclamado el esfuerzo coordinado de todos los agentes implicados en el ciclo del agua para hacer frente al impacto del cambio climático sobre los recursos hídricos de Cataluña, ya que "en la medida en que todas las administraciones y gestores de abastecimientos continuamos haciendo una gestión cuidadosa y eficiente de este bien tan preciado, el agua, hay que seguir pidiendo también la implicación activa, continua y responsable de todos los usuarios del agua en beneficio de todos y de nuestro futuro".

Cómo nos adaptamos al cambio climático

Gabriel Borrás, por su parte, ha expuesto las alertas surgidas a raíz de la reciente celebración en París de la COP21 (Conferencia de las Partes, en terminología de las Naciones Unidas) y de un año 2015 que ha sido calificado como el año más cálido del planeta desde que se dispone de registros.

"El agua es el elemento más vulnerable en un entorno de cambio climático" afirmó Borrás y remarcó la importancia de aplicar con carácter urgente políticas orientadas a la mitigación ya la adaptación al cambio climático que conlleven una reducción real y efectiva los gases de efecto invernadero y una reducción de la vulnerabilidad de nuestro territorio y de nuestros sistemas socioeconómicos ante los impactos.

Tanto la Estrategia Catalana de Adaptación al Cambio Climático como el reciente aprobado proyecto de ley de cambio climático son instrumentos que ayudan a adaptarse y mitigar el cambio climático. Un fenómeno que forma parte de eso que se ha dado en llamar cambio global donde, entre otros, el cambio de usos del suelo juega un papel tan importante en nuestro país como el cambio climático. Efectivamente, tal y como se desprende de los primeros resultados del proyecto Life MEDACC, Adaptando el Mediterráneo el Cambio Climático, y del que el OCCC es el socio coordinador, la forestación del suelo como consecuencia del abandono de los suelos agrícolas y de la ganadería extensiva juega un papel tan determinante en la reducción de caudales en cabecera como el incremento de la temperatura o la irregularidad pluviométrica. Es necesaria, pues, una mayor integración de las planificaciones forestal e hidrológica en Cataluña.

La sociedad catalana, que progresa adecuadamente en la adaptación a los impactos del cambio climático y en la mitigación de gases de efecto invernadero, pero que requiere de políticas activas que se basen en un cambio de modelo energético y en el uso eficiente de los recursos y la mejora de la calidad ambiental.

Comentarios