Visita las obras de defensa ante inundaciones en la cuenca del Gobela acometidas por URA

20
0
(0)

Sobre la Entidad

Agencia Vasca del Agua
Agencia Vasca del Agua, organismo dependiente del Gobierno Vasco y encargado de la gestión hidráulica ejerciendo de organismo de cuenca en las Cuencas Internas del País Vasco.
  • Visita obras defensa inundaciones cuenca Gobela acometidas URA

La consejera de Medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno Vasco, Ana Oregi, el viceconsejero Iosu Madariaga, el director general de URA, Iñigo Ansola, y la directora de URA en Bizkaia María Esther Solabarrieta, han visitado esta mañana el conjunto de las obras de defensa ante crecidas del río Gobela acometidas por URA. En total, desde 2008, se han sustituido siete puentes a lo largo del cauce -Lexarreta, Jolaseta, Salsidu, Fadura (frontones), Leioako etorbidea, Metro Gobela, Plentzia y las dos pasarelas peatonales (Fadura-pistas de padel) y El Carmen), que contaban con sección insuficiente en el tramo comprendido entre el aliviadero de Cristóbal Valdés, frente al polideportivo de Errekagane, y la calle Salsidu.

La Sailburu Ana Oregi ha indicado que “tras la conclusión de la cuarta fase en el Gobela, la disminución de la cota de inundación para una avenida de 100 años de periodo de retorno oscila, según los tramos, entre 1,44 y 2,28 metros respecto a la que había antes de intervenir en el Gobela. Amplios ámbitos urbanos quedan libres de esa avenida”. En las cuatro fases realizadas desde 2010 se han invertido 25.420.074 euros a lo largo de tres kilómetros de cauce.

En su visita la Sailburu ha comentado con los responsables de URA los beneficios conseguidos por la localidad y el exquisito respeto medioambiental observado en la realización de los trabajos. La defensa ante inundaciones en el Gobela a nivel de cuenca ha precisado distintas actuaciones, entre las que destacan las siguientes:

Obras de la zona de Salsidu

Las obras consistieron en la mejora del comportamiento hidráulico ante avenidas en el tramo comprendido entre la plaza Txikia hasta cien metros aguas arriba del puente sobre el río Gobela en la Avenida Salsidu. En concreto, se excavó una plataforma lateral de anchura variable, paralela al cauce para aumentar la sección de paso del flujo en caso de avenida y como zona de inundación controlada y conservando el cauce natural del río Gobela como cauce de aguas bajas.

La actuación se realizó en la margen izquierda del río Gobela, no afectando al cauce actual del mismo. El aumento de la sección de paso del río Gobela implicó además la demolición y nueva construcción del puente de Salsidu, y la reposición de numerosos servicios afectados. El presupuesto de la actuación fue de 1.564.651,90 € y las obras se acometieron entre marzo de 2010 y abril 2011.

Obras del tramo Etxezuri-Larrañazubi

Los trabajos desarrollados en el río Gobela entre el puente Leioako Etorbidea y el Colegio Público Larrañazubi consistieron tanto en el rebaje de la cota de los terrenos (para permitir la circulación de las avenidas por ellos y rebajar así el nivel de agua y la inundabilidad en su entorno), así como la sustitución de los puentes de Leioako Etorbidea y de Jolaseta, por otros nuevos a los que se ha dotado de una mayor sección. El presupuesto de la obra fue de 5.060.769,82 € y se acometieron entre junio de 2010-y diciembre de 2011.

Obras del tramo de Errekagane

Las obras consistieron en el ensanchamiento del cauce existente anteriormente hasta una anchura entre los 11 y los 13 metros, para mejorar su funcionamiento hidráulico, eliminando más de 100m de cobertura, y sustituyendo los obstáculos para la circulación del agua, como puentes y cruces, mediante la ejecución de pantallas de hormigón y tablestacas para la contención de los suelos de las márgenes, evitando la aparición de asientos en las edificaciones existentes a escasos metros del cauce en las márgenes, y la mejora de su hábitat natural para lograr la máxima integración ambiental.

El inicio de las obras se localizó en la calle Errekagane, a la altura de la calle de Cristóbal Valdés, dando continuidad hacia aguas arriba a la obra que se realizó en ese lugar con el "Proyecto de encauzamiento del río Gobela en Getxo (Bizkaia). Tramo I: Corta hasta el mar". (1994) El final de las obras se situó a la altura del Puente Leioako. La longitud total del encauzamiento ha sido de 762 metros y el trazado siguió en líneas generales el trazado anterior del río. El presupuesto fue de 15.939.995,92 € y las obras se ejecutaron entre enero 2013 y septiembre 2016

Tramo de Fadura

Los trabajos se localizan en el tramo que transcurre desde el puente de Uribe Kosta —junto al Polideportivo de Fadura— hasta el comienzo, aguas arriba, de la actuación ya realizada en la zona de Salsidu. Se trata de una actuación de aproximadamente una longitud total de 775 m, que incrementará la mejora hidráulica en el conjunto de la cuenca.

La actuación en ambas márgenes del río Gobela, no afecta al cauce actual del mismo, no se actúa en la margen derecha en la zona del campo de futbol del Arenas y en tramo del campo de futbol hasta el puente de Uribe-Kosta y en la margen izquierda en la zona de los frontones y en la zona de los campos de futbol.

El aumento de la sección de paso del río Gobela implica además la demolición y nueva construcción del puente de Fadura y la pasarela Fadura, y la reposición de numerosos servicios afectados. El presupuesto es de 2,6 millones de euros; las obras comenzaron en diciembre 2015 y están previstas que concluyan en enero de 2017.

Prevenir

“La conclusión de una obra de defensa ante inundaciones recuerda la necesidad de prevenir y evitar incrementar usos sensibles a las crecidas naturales y recurrentes de los ríos: la necesidad de dejar sitio al río para cuando crezca. Al tiempo, sensibiliza a las instituciones y de la ciudadanía. Conscientes de que el riesgo 0 en defensa ante inundaciones no existe, esta costosa obra divulga la importancia de la prevención, la necesidad de no exponer ni personas ni nuevos usos sensibles a las crecidas naturales y recurrentes de nuestros ríos. Todas las instituciones y toda la ciudadanía hemos de ir de la mano y evitar desarrollos y usos urbanísticos que requieran de nuevas ocupaciones del territorio fluvial. Tanto por la afección medioambiental que se genera al artificializar el territorio —quiebra del ecosistema fluvial— como por la posterior necesidad de defender esas personas o esos usos sensibles del comportamiento natural del río” ha comentado la Sailburu Oregi.

Comentarios