Reunión de seguimiento del Protocolo de Colaboración entre URA y los Ayuntamientos

18
0
(0)

Sobre la Entidad

Agencia Vasca del Agua
Agencia Vasca del Agua, organismo dependiente del Gobierno Vasco y encargado de la gestión hidráulica ejerciendo de organismo de cuenca en las Cuencas Internas del País Vasco.
  • Reunión seguimiento Protocolo Colaboración URA y Ayuntamientos

Reunión de seguimiento del “Protocolo de Colaboración entre la Agencia Vasca del Agua URA y los Ayuntamientos de Arakaldo, Arrankudiaga-Zollo, Arrigorriaga, Basauri, Etxebarri, Orduña, Orozko, Ugao-Miraballes, Zaratamo y Zeberio para intervenir conjuntamente en los cauces y márgenes del dominio público hidráulico situado en sus términos municipales” suscrito el pasado 17 de diciembre de 2015.

El jueves 9 de marzo, en el marco de una reunión del Comité de Udaltalde 21 Nerbioi-Ibaizabal, los responsables de la Agencia Vasca del Agua URA y de los Ayuntamientos de la comarca abordaron el balance de las actuaciones desarrolladas en 2016. En concreto, los trabajos de mantenimiento, conservación, recuperación, restauración y mejora medioambiental de cauces y márgenes de ríos y arroyos de la Unidad Hidrológica Ibaizabal.

En síntesis, URA ha ejecutado en la comarca 31 actuaciones en 2016, con un coste total de 94.817,39 euros. Por tipo de actuación, las 4 de Control y eliminación de invasoras han supuesto el 34,43 % del presupuesto; las 6 de Mantenimiento de la sección hidráulica, el 30,68 %; los Imprevistos (16 actuaciones) el 27,09 %; las 3 Plantaciones, el 6,22 %; por último, las 2 de Bioingeniería y obras, el 1,58 %.

En la reunión se repasó el reparto competencial previsto en la legislación más reciente en cuanto al mantenimiento de los ríos y también se profundizó en la mejora de esta coordinación interinstitucional.

El objeto del Protocolo es regular las condiciones en las que la Agencia Vasca del Agua y los diez Ayuntamientos se comprometen a colaborar para dotarse de un Plan de Actuaciones para el mantenimiento de los ríos por municipio, con el fin de optimizar las intervenciones y evitar afecciones sobre la vegetación de ribera y, en general, para proteger la biodiversidad del ecosistema fluvial. Tiene una duración inicial de cinco años, prorrogables de mutuo acuerdo. Este mantenimiento de ríos trata de ayudar a la mejora de su hábitat físico, elemento clave para recuperar su potencial medioambiental.

Comentarios