"El área metropolitana de Barcelona es de las más sostenibles del mundo en cuanto a uso de agua"

1.163
3
  • " área metropolitana Barcelona es más sostenibles mundo cuanto uso agua"
    Ignacio Escudero, director general de Aigües de Barcelona, en sus oficinas (fotografías: Pablo González-Cebrián)

Un contenido de:

Sobre la Entidad

Aigües de Barcelona
Empresa encargada del ciclo integral del agua de Barcelona.

Publicado en:

Portada iAgua Magazine

Barcelona entró en el siglo XXI con varios episodios de sequía que pusieron en alerta a la población y a las administraciones. La última de ellas, en 2008, supuso un antes y un después en la gestión del agua en la ciudad, que cuenta ahora con más y mejores infraestructuras y ha reducido su consumo de agua hasta niveles que la sitúan entre los líderes mundiales en eficiencia. El debate se centra ahora en el modelo de gestión: tras la creación de la sociedad mixta Aigües de Barcelona, Empresa Metropolitana de Gestió del Cicle Integral de l’Aigua en 2013 se ha desencadenado un proceso judicial aún no resuelto. Su director general, Ignacio Escudero, defiende en esta entrevista la solidez del procedimiento de constitución y asegura que el futuro no pasa por una improbable municipalización, sino por la consolidación de Barcelona como referente mundial de la gestión del ciclo integral del agua.

Pregunta: Sr. Escudero. En primer lugar, nos gustaría conocer su trayectoria profesional y cómo ésta le ha llevado al puesto que ocupa actualmente.

Respuesta: Mis primeros años de actividad profesional estuvieron vinculados al mundo de la electrónica, en empresas como Sony o Diode. Tras esta primera etapa, me dediqué durante algunos años a la ingeniería industrial como director de Proyectos, principalmente en el área de automatización de procesos, donde tuve mi primer contacto con el mundo del agua, un mundo muy “analógico” en aquel momento.

Me incorporé a Sorea, perteneciente al Grupo Agbar, en 1995. Inicialmente, desempeñé diversos cargos ligados a la dirección de Contratos en el territorio hasta que, en el año 2001, fui nombrado director técnico en Aguas de Saltillo, en México, con el objetivo de llevar a cabo la puesta en marcha de la sociedad mixta que en aquel momento iniciaba su gestión.

La garantía del suministro, pese a  que es evidente que se ha avanzado desde la última sequía, no es total

En el año 2003 me incorporé como gerente corporativo de Operaciones a Aguas Andina, en Chile, donde permanecí hasta el año 2006. En este año regresé a España para incorporarme a Aguas de Barcelona como director de Operaciones, posición que ocupé hasta que en 2010 fui nombrado director general, posición que ocupo en la actualidad.

P.- Hagamos un poco de historia. El nacimiento de Aguas de Barcelona se remonta al siglo XIX. ¿Cuáles han sido los principales hitos de la trayectoria de la empresa desde entonces?

R.- Creo que desde 1867 son muchos los hitos que se podrían destacar. Son ya casi 150 años de actividad de la empresa, con hitos como los siguientes: la expansión territorial fuera del área de Barcelona a partir de 1963, la constitución de la Fundación Agbar en 1998, la expansión internacional (Chile en 1999, Bristol en 2006, etc.), la inauguración del Museo Agbar en 2004, la creación del CETAQUA (Centro Tecnológico del Agua) en 2007, y, por supuesto, la creación de la empresa mixta Aigües de Barcelona en 2013.

A nivel más operativo me gustaría destacar la construcción de la Central Cornellà en 1905, la aportación del caudal superficial del Llobregat y la construcción de la planta de Sant Joan Despí en 1955, la incorporación de los caudales del rio Ter en 1967, el primer centro de control operativo, “Despachín” como se le llamaba entonces, en 1976, las mejoras de proceso para mejorar la calidad del agua mediante filtros de carbón activo y ozono en los años 1964 y 1992, la sectorización de la red en el año 2000, la incorporación a la planta de SJD de tecnología de ultrafiltración y ósmosis inversa en el año 2009, la incorporación del Fondo de Solidaridad para el acceso al agua de las familias vulnerables en año 2012 y la incorporación del Desarrollo Sostenible como estrategia de empresa.

P.- El crecimiento de la empresa ha venido acompañado de la puesta en marcha de grandes infraestructuras para prestar los servicios de abastecimiento y saneamiento a la ciudad de Barcelona. ¿Cuáles marcaron un antes y un después en su actividad?

R.- Nuevamente podríamos hablar de muchos casos y cuesta poner unos por delante de otros. Sin embargo, creo que hay algunos para mí especialmente significativos. En primer lugar, la puesta en marcha de los procesos de ultrafiltración y ósmosis inversa en la planta de Sant Joan Despí para mejorar la calidad del agua en el área metropolitana de Barcelona y asegurar el cumplimiento de una normativa más rigurosa. Es de enorme importancia por la gran escala (2,2 m3/s) de la solución, con tecnologías sobre las que prácticamente no había referentes en esas dimensiones. Una instalación que todavía hoy es un referente mundial en el tratamiento de aguas salobres.

Destacaría también la conexión y las pruebas para el aprovechamiento de las aguas regeneradas de la EDAR del Prat al río Llobregat para su posterior captación en la potabilizadora de Sant Joan Despí, infraestructura y pruebas realizadas en el marco de la sequía de 2008. Sin duda, una solución de futuro en las crisis de sequía que atraviesa periódicamente nuestro territorio.

También fue muy relevante la remodelación del “Despachín” de Aguas de Barcelona para convertirlo en el actual Centro de Control Operativo que dota de gran potencia transversal e inteligencia al sistema en la gestión de datos, posicionando a la empresa en la vanguardia en el ámbito de las Smart Cities.

Por último en este repaso y aunque no se trata propiamente de una infraestructura pero que introduce un gran cambio en la gestión de las instalaciones, la ISO 22.000, que permitió dotar al sistema global de abastecimiento de Barcelona de la misma garantía de seguridad alimentaria que tienen las grandes empresas del mundo de la alimentación (Danone, Nestlé…), avanzándonos en los futuros requerimientos a nivel europeo y siendo nuevamente un referente para las empresas de gestión del ciclo del agua.

P.- Hagamos una radiografía del estado actual de los servicios del agua en Barcelona. ¿Está garantizado el abastecimiento en el medio y corto plazo? ¿Cumplen los tratamientos de agua la normativa vigente?

R.- La garantía del suministro, pese a  que es evidente que se ha avanzado desde la última sequía, no es total. Esto se puede constatar en el propio documento del Plan de Gestión del Distrito actualizado recientemente por la Agencia Catalana del Agua, donde para diferentes horizontes temporales (actual y medio plazo), se pueden visualizar los déficits que tiene el sistema y que oscilan entre los 2m3/s y los 6m3/s.

Sin embargo, estamos mejor que en la última sequía. Ello se debe a la incorporación de algunas infraestructuras, entre las que cabe destacar la desaladora del Prat. También influye de manera muy significativa la reducción de la demanda y la mejora de la eficiencia del sistema. El área metropolitana de Barcelona es hoy, tal como muestran los datos estadísticos de IWA, uno de los lugares más sostenibles del mundo en cuanto a uso del agua. La mejora de los hábitos de consumo, junto con el gran esfuerzo realizado en incrementar la eficiencia hidráulica del sistema, ha logrado un ahorro aproximado de 50 hm3/año, equivalente prácticamente a otra desaladora como la construida en 2008.

Respecto de la calidad del agua y al cumplimiento de normativa, está garantizado sin ningún tipo de duda. Como he comentado, incluso tenemos el abastecimiento con certificado ISO 22.000, que garantiza la mayor exigencia en calidad alimentaria del agua que consumimos. Hay que recordar que el agua “del grifo” es el agua más controlada a nivel de calidad de todas las que podemos consumir.

P.- Los precios son un elemento clave cuando hablamos de sistemas sostenibles para gestionar el agua. ¿Cuál es la estructura tarifaria del recibo que pagan los barceloneses? ¿Consideran necesario algún cambio en este ámbito?

R.- La estructura del recibo que pagan los barceloneses es una estructura binomia y progresiva, es decir que tiene una componente fija y otra variable, y la componente variable es progresiva en cinco bloques de consumo.

Es importante recordar que un sistema tarifario es simplemente una manera de distribuir los costes del sistema entre los usuarios. Un sistema como el utilizado en Barcelona pretende que este reparto sea lo más equitativo posible respondiendo a criterios de tipo social y ambiental.

El agua “del grifo” es la más controlada a nivel de calidad de todas las que podemos consumir

La componente fija debe tender a satisfacer el coste fijo del servicio, es decir, al conjunto de infraestructuras y estructura necesaria para garantizar agua en la cantidad y calidad necesaria en todo momento. Por tanto, quien más demande del sistema debe asumir mayor coste. Este es el motivo de que la componente fija esté escalada en diferentes cuotas, dependiendo de la tipología de los hogares y los diferentes usos.

La parte variable debe mantener un precio asequible para los usos vitales y sociales del agua y encarecer el precio para los usos o consumos más suntuosos. Esta es la razón de la estructura en cinco bloques progresivos en función del consumo.

Por otra parte, el sistema tarifario dispone de una tarifa social para aquellos casos de hogares vulnerables y de un sistema de adaptación de bloques para que las familias numerosas no se vean perjudicadas por la progresividad de la tarifa.

Por tanto, y como se puede observar, es una estructura tarifaria moderna que resuelve bien el compromiso entre recuperación de costes y reparto social, además de ofrecer un balance ambientalmente equilibrado.

Siempre hay posibilidades de mejorar el modelo. Yo creo que sería adecuado descargar la factura de elementos ajenos al ciclo del agua que contribuyen a la percepción por parte del cliente de un coste elevado del servicio. También, por supuesto, en la misma línea de estructura tarifaria se debe avanzar en el ajuste de la recuperación de coste fijo del servicio y en la revisión de los bloques de consumo para adaptarse lo mejor posible a las realidades de consumo del entorno.

Barcelona tiene una estructura tarifaria moderna que resuelve bien el compromiso entre recuperación de costes y reparto social

Por otra parte y fuera del sistema tarifario propiamente dicho, cabe destacar que en el área metropolitana de Barcelona la sociedad Aigües de Barcelona dispone de un Fondo de Solidaridad que garantiza el acceso al agua a los colectivos más vulnerables. En este momento ya son más de 14.000 familias las que se están beneficiando de este fondo.

P.- En los últimos años ha irrumpido con fuerza el debate sobre el “derecho al agua” y la necesidad de que las personas que se encuentran en situación de precariedad económica puedan tener garantizado el acceso a estos servicios. ¿Qué medidas ha implementado Aguas de Barcelona en este sentido?

R.- Como he comentado antes, en Aguas de Barcelona implementamos en el año 2012 el Fondo de Solidaridad. En la actualidad este Fondo está sufragando el consumo de agua de más de 14.000 familias en situación de riesgo de exclusión social y se han otorgado ya más de 66.000 ayudas.

Esta iniciativa, acompañada de otras, como la antes comentada “tarifa social”, dirigida a varios colectivos vulnerables, y las diversas políticas en materia de sensibilización social promovidas por la propia compañía y las diferentes administraciones de nuestro ámbito, han permitido que sea una realidad que en el área metropolitana de Barcelona no se suspenda a ninguna persona el suministro de agua por falta de medios económicos.

Y, si bien es necesario el disponer de medidas dirigidas a personas en situación de vulnerabilidad, no lo es menos el conseguir que estas sean conocidas por quien realmente las necesite. Para ello, hemos desarrollado diversas iniciativas de difusión para llegar a dicha población, a través de visitas a más de 170 asociaciones de vecinos, participación en foros sobre pobreza energética o convenios de colaboración con distintas entidades del Tercer Sector.

Por tanto, creemos firmemente que, gracias a la colaboración de la empresa con el Área Metropolitana y los diferentes ayuntamientos de nuestro ámbito, el acceso al agua está garantizado.

P.- Agbar y el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) crearon en 2013 la sociedad mixta “Aigües de Barcelona, Empresa Metropolitana de Gestión del Ciclo Integral del Agua” para gestionar los servicios del ciclo integral del agua en la ciudad. Esta alianza fue recurrida por varias compañías ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, que se ha pronunciado recientemente anulando provisionalmente la concesión. ¿Cuál es su postura ante esta resolución judicial?

R.- Entramos en un terreno estrictamente jurídico. El TSJC interpreta que el procedimiento por el que se creó la empresa no se ajustaba a la legalidad. No cuestiona ni la motivación (la conveniencia de la gestión integral del ciclo del agua), ni los títulos de que dispone históricamente Aguas de Barcelona, ni la legalidad en la prestación del servicio por parte de la empresa.

Nosotros consideramos que las razones que amparaban la constitución de la mixta tal como se realizó son sólidas, aunque su análisis jurídico puede ser complejo debido a la misma complejidad que arroja el desarrollo normativo acaecido desde el momento de la creación y el otorgamiento de los títulos que acreditan la titularidad de las concesiones a favor de Aguas de Barcelona, elemento clave en el procedimiento utilizado para constituir la empresa mixta.

Aigües de Barcelona dispone de un Fondo de Solidaridad que garantiza el acceso al agua a los colectivos más vulnerables

Creemos por tanto que en el análisis de la situación que ahora le corresponde realizar al Tribunal Supremo este alto órgano judicial será capaz de contemplar adecuadamente estos razonamientos y sus componentes históricas y revertir  las sentencias dictadas por el TSJC.

P.- ¿Contemplan la posibilidad de que el Área Metropolitana de Barcelona pueda romper el acuerdo y optar por municipalizar el agua tal y como pide la alcaldesa Ada Colau y partidos como la CUP? ¿En caso afirmativo, qué indemnización solicitarían?

R.- Es importante señalar que, en todo caso, la hipotética aplicación de la sentencia del TSJC no comporta la remunicipalización del servicio de abastecimiento de agua. Comporta, en todo caso, la disolución de la empresa mixta y la vuelta a la situación anterior a su creación.

Un proceso de municipalización sería un proceso diferente que en todo caso debería iniciar la Administración y que comportaría la evaluación de todos los condicionantes desde todos los puntos de vista: técnicos, económicos, sociales…, y que debe demostrar los beneficios que este cambio de modelo de gestión comportaría para la ciudadanía.

No contemplamos este caso y, por tanto, no hemos calculado el coste de la indemnización que supondría, que, por otra parte, depende de muchos factores. Sabemos que procesos  con otras empresas como los que se dieron de forma consensuada en Berlín y de forma no consensuada en Buenos Aires han comportado indemnizaciones cercanas a los 1.500 millones de euros.

P.- Cambiamos de tercio. En este 2016 estamos hablando mucho de Agua y Trabajo. ¿Qué políticas destacaría entre las aplicadas por su organización en áreas como la Seguridad y Salud Laboral?

R.- En los últimos 10 años, en Aguas de Barcelona hemos conseguido un cambio cultural en materia de Seguridad y Salud Laboral (SSL), reforzando la seguridad de las instalaciones-equipos de trabajo, perfeccionando la formación del personal y fomentando la sensibilización de los trabajadores y trabajadoras. Hemos implantado charlas semanales de equipo sobre SSL, hemos desarrollado proyectos específicos de compromiso del personal en acciones de SSL, y hemos aplicado la visualización de la SSL en instalaciones con carteles de sensibilización y señalización, entre otras cosas, a modo de ejemplo.

Éste último es un ejemplo claro de lo que significa “hacer visible la SSL en las instalaciones”. Es decir, es el hecho de seguir los días que pasen sin accidentes con baja laboral a través de marcadores en la entrada de todos los centros de trabajo. El seguimiento no es un objetivo en sí mismo en cuanto al personal que trabaja, pero sí que permite visualizar la importancia de que no haya accidentes de trabajo. A destacar que, a fecha de hoy, en muchos centros de trabajo de Aguas de Barcelona hemos superado los 1.300 días sin accidentes con baja.

Los esfuerzos para llegar a la excelencia en la Seguridad y la Salud Laboral en Aguas de Barcelona pasan obligatoriamente por trabajar en todos los aspectos relacionados con una verdadera cultura de seguridad en la organización. Y esta cultura ha de ser proactiva y compartida con todas las personas trabajadoras de la empresa. Estamos centrando los esfuerzos en trabajar la parte relacionada con hábitos y comportamientos seguros. Por ello, una condición necesaria, aunque no suficiente, es trabajar en instalaciones seguras (maquinaria y entorno), con procedimientos de seguridad y controles estrictos, aunque hay que añadirle la responsabilidad y la capacidad de tomar decisiones que no impliquen riesgos, tanto por parte de los responsables pero, sobre todo, por parte de cada persona trabajadora, que es la primera interesada en trabajar de forma segura. Cada uno de nosotros debemos hacernos responsables de nuestra seguridad y, yendo más allá, la excelencia está en la corresponsabilidad que implica también velar por la seguridad de nuestros compañeros y compañeras y terceras personas.

Creemos firmemente que el acceso al agua está garantizado

Otro aspecto innovador que estamos trabajando en Aguas de Barcelona es la digitalización de procesos de SSL. En este sentido, hemos desarrollado internamente un aplicativo informático para hacer las verificaciones de seguridad y salud Laboral (VSSL) que permitirá efectuarlas con dispositivos móviles (smartphones o tablets) y que facilitará su gestión. Otra mejora es la digitalización de los permisos de trabajo especiales (que actualmente se hacen en papel) para las tareas de alto riesgo como son los trabajos en espacios confinados, riesgo eléctrico, ATEX; trabajo en altura, etc.

Actualmente estamos haciendo un intenso esfuerzo en la mejora de la ergonomía en operaciones y hemos conseguido reducir los accidentes relacionados con sobreesfuerzos musculares, mediante la adaptación de herramientas, fisioterapia preventiva y correctiva, y la formación en ergonomía activa.

En estos dos últimos años, hemos estado reforzando el trabajo relacionado con los accidentes potencialmente graves con el proyecto de las “Reglas que salvan vidas”.

Desde el año 2013, a raíz de la evaluación de riesgos psicosociales, Aguas de Barcelona ha creado un grupo de trabajo permanente que se reúne periódicamente para tratar las acciones preventivas de riesgos psicosociales. En tres años llevamos ejecutadas más de 60 acciones específicas al respecto. La novedad que tenemos, y que destaca de forma especial el compromiso de la empresa en este sentido, es la creación del Observatorio del Estrés con el apoyo de una especialista en psicología.

P.- La gestión del talento es probablemente uno de los grandes retos de una organización como Aigües de Barcelona.

R.- El Desarrollo del Talento es el objetivo estratégico de toda la línea de mando de la compañía en el ámbito de la gestión de personas. Nuestro fin es, además de dar la oportunidad a nuestras personas trabajadoras de crecer profesionalmente y ser acompañados durante toda su trayectoria laboral, garantizar que Aguas de Barcelona tenga los mejores profesionales y asegure un correcto relevo generacional. Para ello, utilizamos varias herramientas.

La evaluación del desempeño permite desarrollar las competencias necesarias y establecer un plan de acción de mejora para las personas, con el compromiso y la participación de la línea de mando superior y la de sus colaboradores. Más de 200 personas participan en este programa anual.

Asimismo, realizamos y diseñamos planes de carrera fomentando la movilidad interna para incrementar el conocimiento y la polivalencia de muchos profesionales. Esta movilidad no únicamente enriquece a los mandos, sino también a las plantillas, puesto que se generan y se desarrollan buenas prácticas en la gestión de personas.

En el ADN de Aguas de Barcelona siempre hemos tenido el gen de estar a la vanguardia tecnológica

El departamento de Recursos Humanos está haciendo un esfuerzo para estar muy cerca de las personas trabajadoras y para que sea percibida como una oportunidad que les puede ayudar en su carrera profesional. Los profesionales transmiten sus voluntades y sus preocupaciones y en la medida de lo posible, se trabaja conjuntamente para poder dar las respuestas adecuadas a cada caso.

Estamos realizando también programas de expertos, mentoring y coaching, que dan respuesta a muchas necesidades de las personas y están teniendo mucho éxito. Este último año hemos diseñado un programa de liderazgo para todas las líneas de mando que nos garantiza la correcta integración de los objetivos estratégicos del grupo.

P.- Barcelona es referencia en el despliegue de soluciones pioneras en el camino hacia las Smart Cities. ¿Cuáles destacaría de las aplicadas en los servicios de agua?

R.- En el ADN de Aguas de Barcelona siempre hemos tenido el gen de estar a la vanguardia tecnológica de soluciones que nos permiten la mejora continua del servicio que prestamos.

Es cierto que históricamente todas estas mejoras se han focalizado en los objetivos de ser más eficientes, más eficaces, y en este momento tenemos que ir un paso más allá, siendo capaces de trasladar directamente al ciudadano todo el potencial que nos ofrece el disponer ya de un servicio Smart, a través de soluciones que hagan más fácil su vida cotidiana.

En esta línea hemos estado trabajando, y estamos especialmente satisfechos de los resultados que ofrecemos a la ciudadanía través de nuestra Oficina Virtual. Actualmente, cada uno de nuestros clientes dispone de un acceso a información proactiva, y por diferentes canales, referente a su servicio de abastecimiento. En este momento estamos generando y dirigiendo al canal determinado por el cliente, avisos relativos a desviaciones no habituales del consumo de agua en la vivienda, que pueden ser síntoma de una fuga interna, así como información relativa a la evolución de cualquier incidencia que afecte a su servicio de agua, debido a interrupciones fortuitas o por tareas de mantenimiento.

P.- Y en el campo de la investigación y el desarrollo. ¿A qué líneas dedican sus principales esfuerzos?

R.- Los esfuerzos en Investigación y Desarrollo los centramos principalmente en seis áreas de conocimiento, que son las siguientes: Recursos Alternativos (reutilización de aguas regeneradas, recarga de acuíferos, recuperación de masas de agua degradadas…), Impacto del Cambio Global (gestión de situaciones de crisis, control de sequías e inundaciones, huella de carbono, huella hídrica, economía circular…), Gestión Eficiente de Infraestructuras (tecnologías inteligentes, sistemas de localización de fugas, evaluación de envejecimiento de infraestructuras…), Medio Ambiente y Salud (tecnologías y procesos de mejora y monitorización de la calidad del agua potable, valorización de aguas residuales y lodos…), Agua y Energía (eficiencia energética de las explotaciones, otras fuentes de energía renovables…) y Gestión de la Demanda del Agua (caracterización y predicción de la demanda, impacto de la telelectura, monetización de costes y beneficios ambientales…).

El Desarrollo del Talento es el objetivo estratégico de toda la línea de mando de la compañía en el ámbito de la gestión de personas

Aguas de Barcelona desarrolla la I+D+i a través, principalmente, de Cetaqua, su centro tecnológico que integra, gestiona y ejecuta proyectos de investigación relacionados con la gestión del ciclo integral del agua desde su creación en 2007, conjuntamente con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) como una fundación privada sin ánimo de lucro.

Cetaqua forma parte de diversas redes internacionales y plataformas de centros tecnológicos, lo que le permite a Aguas de Barcelona ampliar su capacidad investigadora, en un modelo de innovación abierta, fomentando el intercambio de conocimiento y experiencias con otros centros tecnológicos, universidades, entidades, empresas y administraciones públicas.

De esta manera, Aguas de Barcelona tiene acceso a una red interconectada de talento y a la comunidad científica y tecnológica, con el rigor, la profundidad y el prestigio que ésta aporta, pudiendo desplegar y multiplicar todo el expertise de sus profesionales, en los diferentes ámbitos de la gestión del ciclo integral del agua.

En este contexto, desde la dirección de Innovación y Conocimiento nos aseguramos de que las ideas y oportunidades con potencial se conviertan en nuevos proyectos y procesos que mejoren nuestra eficiencia, y den respuesta a las inquietudes de nuestros grupos de relación; promovemos la cultura de innovación en las diferentes áreas, siendo correa de transmisión entre los objetivos, los recursos y los profesionales, detectando la generación de ideas en su ámbito y acompañando la transformación de estas ideas en implementaciones que generen valor.

P.- Finalmente, miremos al futuro. ¿Cuáles son los principales retos de la compañía y la ciudad en los próximos años?

R.- Me fijaría en la visión de la empresa que hemos trazado en el Marco de la estrategia de Desarrollo Sostenible que hemos desarrollado conjuntamente los trabajadores de Aguas de Barcelona para abordar el futuro: “Ser un referente mundial en la gestión del ciclo integral del agua contribuyendo significativamente al Desarrollo Sostenible del entorno metropolitano de Barcelona”.

Comentarios