Connecting Waterpeople

Planta de agua y conducción en un mismo proyecto, ¿por qué no?

321
0
(0)
  • Planta agua y conducción mismo proyecto, ¿ qué no?

Sobre la Entidad

Almar Water Solutions
Almar Water Solutions es una compañía especializada en el desarrollo, promoción, financiación, diseño y operación de infraestructuras de agua para el mercado municipal e industrial.

Las plantas de potabilización o desalación son las encargadas de tratar y generar las aguas que utilizamos para beber, cocinar y otras actividades domésticas. Sin embargo, el agua que llega a nuestros grifos no viene directa de estas plantas, sino, que una vez terminado el proceso de tratamiento, se transporta  a través de una infraestructura intermedia, como una conducción o tubería, por donde transcurre desde un depósito de almacenamiento hasta la red de distribución. Es en ese momento cuando se produce la distribución directa a los hogares, instalaciones u otros espacios destinados al uso del agua.

En la mayoría de los casos la empresa que construye y opera la planta de tratamiento de agua, no es la misma que construye la posterior tubería de distribución. Lo normal es que el desarrollo de la planta de agua y de la conducción se licite en contratos por separado, siendo en la mayoría de los casos empresas distintas las que gestionen dichas infraestructuras. Sin embargo, la conjunción de las dos actividades en una única empresa o consorcio de empresas podría optimizar y mejorar el proceso, alcanzando mayores ratios de excelencia en la operación y mejores tarifas.

El debate no está en si la gestión debe ser liderada por uno o por otros, sino en el uso eficiente del tratamiento y distribución del agua, permitiendo un menor despilfarro y un ahorro de costes

Sin embargo, esta práctica no suele ser lo habitual bien porque: (I) la tubería de distribución sea anterior a la planta de tratamiento, (II) los plazos de construcción de ambos proyectos sean diferentes o bien (III) los proyectos se desarrollen bajo modelos distintos. A veces, es común que la planta se desarrolle bajo un esquema PPP y la conducción como un EPC, y así se reparten los riesgos tanto financieros como técnicos. Pero hoy en día ya existen empresas tecnológicas de agua capaces tanto de desarrollar, construir, hacer la ingeniería y operar ambas infraestructuras a la vez, obteniendo así un menor coste y aumentando la eficiencia en su posterior operación y mantenimiento.

En el caso de la desalación, en numerosas ocasiones las empresas que desarrollan las plantas sufren una gran presión para reducir los costes por metro cúbico en base a precios del EPC muy ajustados, tiempos de ejecución mínimos, ratios de disponibilidad de las plantas muy altos, costes operativos muy bajos y un sinfín de medidas para que el metro cúbico sea cada vez más bajo. Sin embargo, una vez conseguido ese objetivo, el cliente final puede llegar a perder entre el 30 y el 50 por ciento del agua por simplemente no haber recepcionado debidamente la tubería o por no invertir en mantenimiento de las instalaciones a través de un buen sistema preventivo y correctivo de fugas. La gestión integrada de estas dos partes del proceso, junto con una buena medición, podría alcanzar niveles de excelencia muy superiores.

La gestión integrada de estas dos partes del proceso, junto con una buena medición, podría alcanzar niveles de excelencia muy superiores

La recepción de la tubería en condiciones óptimas es un proceso muy importante, que a veces, no se tiene demasiado en cuenta. No es una mera obra civil que se construye y se entrega, sino que necesita que todas las partes estén involucradas en el proceso para realizar acciones preventivas, optimizar su posterior operación y mantenimiento, y asegurar la calidad tanto de la tubería en sí como del agua que pasará por la misma. Por lo tanto, el debate no está en si la gestión debe ser liderada por uno o por otros, sino en el uso eficiente del tratamiento y distribución del agua, permitiendo un menor despilfarro y un ahorro de costes.

Tenemos casos en países como Chile que han conseguido mejorar la cantidad y calidad del agua tanto en proyectos municipales como industriales, desarrollando en un mismo proyecto la planta desaladora y el transporte del agua para su posterior distribución. En el área industrial encontramos el caso de las empresas mineras, las cuales necesitan gran cantidad de agua para sus procesos de extracción y lavado de minerales y no pueden permitirse que un alto porcentaje de la misma se pierda por el camino. Esta mejora ha supuesto mayores volúmenes de agua para habitantes (los cuales pagan el mismo precio que antes) e industrias, y una distribución más sostenible y eficiente del recurso.

Las empresas desarrolladoras de infraestructuras de agua, como Almar Water Solutions, tienen recursos financieros suficientes y los conocimientos técnicos para liderar todas las partes del proceso, involucrando al personal de operación y distribución desde el principio, optimizando así desde la construcción de la planta y las instalaciones de transporte, hasta a la gestión del agua para la entrega al organismo municipal o industrial que recibe el recurso.

La redacción recomienda

18/07/2018 · Vídeos · 76 2

Recursos no convencionales en los nuevos contratos PPPs

28/03/2018 · Cambio Climático · 202 3

Tendencias no convencionales de agua como soluciones al cambio climático

26/12/2017 · Vídeos · 222 0

Carlos Cosín: “Nos encontramos con muchísimos más proyectos de los que podemos abarcar”