El Ayuntamiento de Madrid se suma a la celebración del Día Mundial del Agua

75
0
  • Ayuntamiento Madrid se suma celebración Día Mundial Agua

Sobre la Entidad

Ayuntamiento de Madrid
El Ayuntamiento de Madrid es la institución que se encarga de gobernar la ciudad y el municipio de Madrid, España.

El agua es un elemento esencial de la vida, con indiscutibles valores medioambientales, pero constituye también un factor productivo que contribuye a la generación de riqueza y a la creación de empleo. Con esta consigna, Naciones Unidas celebra hoy (martes, 22 de marzo) el Día Mundial del Agua, al que se suma el Ayuntamiento de Madrid ratificando las consideraciones sobre la importancia del agua en la sostenibilidad del planeta, el crecimiento inclusivo y el bienestar de la población. El agua es un bien que afecta a la seguridad alimentaria y energética, a la salud humana y al medio ambiente.

La Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó en 1993 conmemorar el Día del Agua para recordar que es un elemento esencial para calmar la sed y proteger la salud, pero también para crear puestos de trabajo y apoyar el desarrollo económico, social y humano. Hoy en día, 1 500 millones de habitantes del planeta trabajan en sectores relacionados con el agua, aunque muchos de ellos no son reconocidos o protegidos por los derechos laborales básicos.

El Ayuntamiento, en cumplimiento de diversos acuerdos internacionales suscritos en materia de gestión sostenible del agua y en aplicación de la normativa vigente, lleva a cabo diferentes estrategias de gestión integral del agua. Entre ellas se encuentran los criterios de sostenibilidad mediante la puesta en marcha de una serie de herramientas y actuaciones que permitan la eficiencia, el ahorro y la reutilización del recurso hídrico, asegurando a largo plazo su cantidad y calidad.

El ciclo del agua

Que la gestión sea integral supone tener en cuenta el ciclo completo de los sistemas hidrológicos urbanos, lo que representaría el ciclo natural del agua en la ciudad. Desde la toma del agua de los embalses, pasando por la distribución hasta el punto de consumo, los sistemas de alcantarillado y las estaciones de tratamiento de aguas residuales, para su posterior devolución a los cauces naturales o, en su caso, reutilización en otros usos.

Todas estas actividades relacionadas con la gestión integral del agua generan empleo en la ciudad: El uso del agua genera empleo en los numerosos parques y jardines de la urbe y en la explotación y mantenimiento de la red de agua regenerada, que se utiliza para regar esas zonas verdes y baldear las calles. El volumen consumido de agua regenerada va en aumento año tras año: en 2015 fue de 4,18 hm3.

El agua también crea empleo en el mantenimiento de los miles de kilómetros de colectores de la red de saneamiento municipal y de los treinta y seis estanques de tormentas que tienen como finalidad reducir la contaminación que provocaban las primeras aguas de lluvia en el tramo urbano del río y en los ecosistemas fluviales de los municipios colindantes.

Numerosas personas trabajan en la operación y mantenimiento de las ocho grandes depuradoras que tratan el agua residual de la ciudad, (seis en la cuenca del río Manzanares y dos en el río Jarama) que cumplen con todas las exigencias de la Directiva 91/271/CEE relativa al tratamiento de las aguas residuales urbanas. Todas cuentan con tratamiento secundario y depuran el 100 % de las aguas residuales generadas (300 millones de metros cúbicos). Con esto se garantiza el buen estado ecológico de las aguas de los ríos Manzanares y Jarama en cumplimiento de la Directiva Marco del Agua.

Además, también genera empleo el mantenimiento del río Manzanares y de las fuentes públicas, sean ornamentales o de agua potable, la conservación y mantenimiento de las piscinas públicas, así como los pozos de captación de aguas freáticas de infraestructuras subterráneas (Metro, RENFE y túneles viarios) que posteriormente son utilizadas como recursos alternativos en labores de riego y baldeo.

Finalmente, es necesario tomar en consideración los puestos de trabajo creados en las labores de control analítico de la calidad de las aguas y en el mantenimiento de los centros de control y de gestión inteligente de los recursos hídricos (TIC-Tecnologías de Información y Comunicación).

Comentarios