El Ayuntamiento de Málaga renovará el abastecimiento y saneamiento del Pasaje de la Unión y su entorno

44
0

Sobre la Entidad

  • Las obras, que serán acometidas por Emasa, contribuirán también a la eliminación de barreras arquitectónicas
  • La actuación ha sido presentada esta semana a los vecinos del distrito de Cruz de Humilladero

El Ayuntamiento de Málaga renovará y remodelará las redes de abastecimiento y saneamiento del Pasaje la Unión y su entorno, al tiempo que aprovechará la ocasión para renovar la pavimentación del aparcamiento existente en la zona y eliminar sus barreras arquitectónicas. La actuación, que correrá a cargo de Emasa, ha sido presentada esta semana por los concejales del Área de Medio Ambiente, Raúl Jiménez, y del distrito de Cruz de Humilladero, Teresa Porras, a los vecinos de la zona, en donde la ejecución reciente de las obras del metro ha generado algunas deficiencias en materia de drenaje que ahora también van a ser subsanadas, especialmente en la parte comprendida entre Pasaje La Unión y la calle Reboul, que es utilizada para aparcar. Jiménez ha destacado la satisfacción expresada en dicha reunión por los representantes vecinales asistentes, al quedar asegurados los servicios de la barriada y resolver los problemas de acerado y ordenación que existían.

Las obras, que se desarrollarán después de haber pasado estas infraestructuras a titularidad municipal, cuentan con un plazo de 4 meses con un presupuesto base de licitación de 361.715 euros (IVA incluido). Según explicó el concejal a los vecinos, la actuación en la red de abastecimiento permitirá la sustitución de las conducciones antiguas de fibrocemento que aún quedaban por otras nuevas de fundición dúctil, que asegurarán el suministro. Estas obras comenzarán en el cruce entre el Pasaje La Unión con la calle La Unión, mejorando su conexión con la tubería existente en la misma y evitando la intersección de esta conducción en el Pasaje La Unión con otros servicios. Para ello, se dividirá la instalación en dos ramales, uno hacia suroeste y otro al noroeste, por la zona de acerado hasta conectar con la calle Reboul.

Una vez instaladas las conducciones, se renovará todo el pavimento existente sobre ellas. Actualmente algunas zonas están hundidas generando acumulaciones de agua que impiden el paso de los peatones cuando llueve. Para ello, se procederá también a la reestructuración de las pendientes existentes en esta zona, lo que favorecerá las condiciones de alivio de las aguas pluviales. Estos cambios implicarán la instalación de una nueva red de absorbedores que recojan el agua superficial y la lleven a los colectores

Asimismo, también se procederá a la reordenación de la zona de aparcamiento, facilitando el sentido de la circulación y disminuyendo así el riesgo de accidentes en los accesos. Se reservarán dos plazas para su uso por vehículos conducidos por personas con discapacidad. El proyecto recoge, además de la demolición de todos los bordillos existentes y la posterior instalación de mobiliario urbano. 

Comentarios