Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
IAPsolutions
Filtralite
EPG Salinas
Fundación Botín
IRTA
Kamstrup
Catalan Water Partnership
Molecor
Red Control
Hidroconta
Baseform
Fundación Biodiversidad
Schneider Electric
Lama Sistemas de Filtrado
Fundación CONAMA
Rädlinger primus line GmbH
Barmatec
Vector Energy
DATAKORUM
s::can Iberia Sistemas de Medición
Likitech
Confederación Hidrográfica del Segura
J. Huesa Water Technology
TecnoConverting
FLOVAC
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
Xylem Water Solutions España
Cajamar Innova
ICEX España Exportación e Inversiones
Grupo Mejoras
ESAMUR
Ingeteam
Hach
ACCIONA
ADASA
FENACORE
Idrica
KISTERS
Sacyr Agua
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Aqualia
ADECAGUA
Asociación de Ciencias Ambientales
Saint Gobain PAM
TEDAGUA
LACROIX
SCRATS
Global Omnium
RENOLIT ALKORPLAN
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Agencia Vasca del Agua
AGS Water Solutions
CAF
ISMedioambiente
Sivortex Sistemes Integrals
Almar Water Solutions
ONGAWA
AECID
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Innovyze, an Autodesk company
Amiblu
HRS Heat Exchangers
AMPHOS 21
Minsait
GS Inima Environment
TRANSWATER

Se encuentra usted aquí

Big data para un país vitivinícola

  • Big data país vitivinícola
  • Gracias a la tecnología podemos producir más y mejor, con la intención de continuar siendo el país con mayor extensión de terreno dedicado al cultivo de la vid del mundo.
  • Bynse se pone al servicio del vino tomando datos sobre el estado del terreno, de la planta y de la climatología.

Sobre la Entidad

bynse
bynse es una unidad de negocio de DINSA (Empresa del Grupo ACS) especialistas y pioneros en Europa en desarrollar sistemas de información y análisis de datos con tecnología Big Data, cloud y sensorización propia para el sector agroalimentario.

Temas

España, con más de 10.000 variedades, es el país con la mayor diversidad vitivinícola del mundo, según constata el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Además, nuestro país cuenta con más Denominaciones de Origen que cualquier otro, un total de 70, y en él podemos diferenciar el mayor número de zonas vitícolas del planeta. Resulta evidente que España es un país 100% vitivinícola. Cada Denominación de Origen Protegida en nuestro país cuenta con multitud de bodegas que, para obtener el sello, deben cumplir unos requisitos muy exigentes tales como características especiales o una calidad excepcional.

Y es que el vino es un elemento que se encuentra presente en nuestra cultura, que forma parte de nuestras tradiciones y que hoy, gracias a la tecnología big data, podemos producir más y mejor con la intención de continuar siendo el país con mayor extensión de terreno dedicado al cultivo de la vid del mundo.

5 beneficios de la tecnología big data en el viñedo

1. Business Intelligence

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) calcula que en el año 2050 convivirán 9.000 millones de personas en el planeta, una mayor demanda que hará necesario el avance hacia una agricultura inteligente que permita aumentar la producción con la misma cantidad de suelo y menos recursos.

2. Toma de mejores decisiones

Conocer en tiempo real datos como la humedad, la calidad del aire o la previsión del tiempo es el aliado perfecto para los productores. La tecnología big data permite recibir esta información a través de multitud de dispositivos, permitiéndoles tomar mejores decisiones en cada momento.

3. Aumento de la rentabilidad

La producción de vino es un negocio que emplea a muchas personas en España, por lo que es esencial que sea rentable para los productores. Gracias al empleo de la tecnología big data, los gestores pueden reducir, entre otros, el gasto de agua ajustando los parámetros de riego, o el uso de productos fitosanitarios al conocer de primera mano cuándo una plaga puede atacar a las plantas.

4. Respeto del medio ambiente

Es esencial que todas las organizaciones se preocupen de contribuir con la racionalización del uso de los recursos naturales para ayudar a cuidar nuestro planeta y, en este sentido, el sector vitivinícola no puede ser menos que ningún otro. A través de la parcelación del viñedo es posible conocer qué tipo de uva precisa de menos cuidados en cada zona.

5. Aumento del rendimiento

Labores de poda, de recolección… Con la tecnología big data puede conocerse el momento óptimo de maduración de los frutos, permitiendo a los gestores realizar calendarios de trabajo más optimizados.

“La tecnología big data es el presente y futuro para la gestión eficiente de los viñedos. Permite aumentar la producción con la utilización de un menor número de recursos, colabora con la sostenibilidad de la explotación y reduce costes”, afirma Javier Gutiérrez, ingeniero agrónomo en Bynse. “Nuestra solución permite unos ahorros que se reflejan rápidamente en el bolsillo del empresario”.

Bynse, la plataforma big data destinada a la agricultura de la empresa española Dinsa, se pone al servicio del vino tomando datos sobre el estado del terreno, de la planta y de la climatología para controlar el riego, el estado de maduración o el uso adecuado de productos fitosanitarios, que garanticen la calidad del caldo a través de sensores distribuidos por el viñedo y a los que puede accederse en tiempo real a través de cualquier dispositivo con conexión a Internet.