Aquemfree: Fotocatálisis solar para la descontaminación de aguas residuales

360
0
  • Aplicación de fitosanitarios
  • Las explotaciones agrícolas de la Región producen unos 60.000 metros cúbicos anuales de aguas procedentes de lavados de envases y equipos de tratamientos fitosanitarios.
  • El sistema utiliza la luz solar junto a un catalizador para transformar los productos fitosanitarios que contienen estas aguas en CO2, sales minerales y agua.

Sobre la Entidad

Gobierno de la Región de Murcia
La Región de Murcia es una comunidad autónoma uniprovincial española, situada en el sudeste de la Península Ibérica.
360

La Consejería de Agricultura y Agua, a través del Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario (IMIDA), lidera un proyecto LIFE denominado ‘Aquemfree’, para el desarrollo de un nuevo sistema de fotocatálisis solar, para la descontaminación de las aguas procedentes de los lavados de envases y equipos de tratamientos fitosanitarios, de manera que sean depuradas y aptas para otros usos agrícolas.

El director del IMIDA, Adrián Martínez, destacó que “la gestión de estas aguas es uno de los aspectos productivos que aún no tiene una solución sostenible desde el punto de vista tanto económico como medioambiental”. Añadió que “se trata de un problema común que afecta a todas las explotaciones agrícolas. Estas producen aproximadamente unos 60.000 metros cúbicos anuales de aguas sucias, con mezclas muy heterogéneas de productos, que incluyen también detergentes, dando lugar a pequeños focos de contaminación dispersos”.

El sistema de fotocatálisis planteado utiliza la luz solar junto a un catalizador para transformar los productos fitosanitarios que contienen estas aguas en CO2, sales minerales y agua, de manera que pueden ser reutilizadas en la misma explotación agrícola.

El proyecto contempla el desarrollo de un primer prototipo, la puesta a punto del sistema y la técnica, para su implantación en cinco fincas piloto seleccionadas por ser representativas de la agricultura murciana. A lo largo de cuatro años se evaluarán y analizarán los resultados en estas parcelas, con el fin de alcanzar un diseño ajustado a los objetivos pretendidos, que sea viable económicamente para un elevado número de explotaciones agrarias y pueda ser comercializado.

La Consejería propiciará la implicación de agricultores y técnicos del sector en el desarrollo de este proyecto para que contribuyan a su difusión en todos los ámbitos.

Dicho proyecto cuenta con un presupuesto de 1.838.000 euros, de los que la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea aporta el 49,56 por ciento. Se llevará a cabo en colaboración con la Universidad de Murcia, la Federación de Cooperativas Agrarias de Murcia (Fecoam) y Novedades Agrícolas. El período de ejecución finalizará en junio de 2018.

Comentarios