La CHE confirma los buenos resultados en el control del caracol mazana en Tortosa

56
0
  • La Confederación apuesta por la creación de “cortafuegos de ribera”, una medida técnicamente factible para frenar la propagación del caracol y ha trasladado a las Administraciones competentes en su control la necesidad de trabajar de forma coordinada para evitar que se reactive el  foco
  • Del 8 de septiembre al 4 de noviembre se han retirado 2.196 puestas y 699 ejemplares en un tramo del río de 2 kilómetros de longitud
  • El Organismo ha realizado esta actuación fuera de su ámbito de gestión, en una zona de Dominio Público Marítimo-Terrestre y ha trabajado otro aspecto fundamental, la sensibilización entre los sectores que por su acción en el medio acuático pueden participar en su propagación  

Sobre la Entidad

Confederación Hidrográfica del Ebro
La Confederación Hidrográcica del Ebro es el Organismo de gestión del agua en la Cuenca del Ebro. Adscrito al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA). La CHE se creó como el primer organismo de cuenca del mundo

La Confederación Hidrográfica del Ebro organismo autónomo, adscrito al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), ha dado por concluidos los trabajos de prospección para el control del foco de caracol manzana (Pomacea sp.) detectado a principios del mes de septiembre en el río Ebro, aguas abajo del puente del Mil-lenari, en Tortosa (Tarragona), una acción que ha incluido la retirada de ejemplares y de puestas y de la que se extraen conclusiones positivas sobre el control de este foco.

El Organismo de Cuenca ha realizado esta actuación fuera de su ámbito de gestión, en una zona dentro del Dominio Público Marítimo-Terrestre, respondiendo a un compromiso de acción conjunta con las Administraciones competentes en el control de especies, principalmente la Generalitat de Cataluña, para evitar la propagación de esta especie.

En las conclusiones del informe sobre estos trabajos, además, la Confederación hace una apuesta por dos tipos de medidas para frenar la expansión de esta especie invasora. En el ámbito de la gestión plantea la creación de “cortafuegos de ribera” franjas en las que se eliminaría toda la vegetación y elementos que puedan ser posibles lugares de deposición de las puestas de la especie. El otro ámbito sería el de la concienciación y sensibilización para evitar el contagio voluntario o involuntario con la intervención humana.

La Confederación hace una apuesta por dos tipos de medidas para frenar la expansión de esta especie invasora.

Además, la Confederación reconoce que la coordinación entre Administraciones es fundamental para evitar que la plaga llegue hasta el Dominio Público Hidráulico que sigue de momento libre de esta afección. El trabajo conjunto pude evitar una expansión de la plaga a aguas arriba del Dominio Marítimo Terrestre y del Delta. Los cultivos de arroz, hábitat idóneo para la supervivencia y reproducción del caracol manzana, son el reservorio de la especie en las zonas afectadas y son la fuente de contaminación por el momento del Dominio Público Marítimo Terrestre, a través de las aguas sobrantes de los cultivos que son vertidas y pueden transportar ejemplares del caracol y sus huevos, aunque existen otras vías de propagación por otros vectores.

El freno de este foco de caracol manzana en el Dominio Público Marítimo-Terrestre, aguas abajo del puente del Mil·lenari, en Tortosa esfruto de un trabajo conjunto entre la Confederación Hidrográfica y la Generalitat de Cataluña.

Foco de Tortosa

En la zona descrita se han retirado en total 2.196 puestas y 699 ejemplares adultos en la zona afectada y aledaños.

La retirada de todas las puestas y ejemplares vivos o muertos localizados en la zona, desde el 8 de septiembre hasta el 4 de noviembre, ha permitido controlar la expansión masiva de la plaga en la zona afectada y su entorno más próximo, aunque se considera que no está erradicada al 100%. La conclusión es que se trata de un foco muy importante de caracol manzana en el que hay que seguir trabajando de forma continua, algo que se ha trasladado a las administraciones competentes,  para evitar que se reactive y se propague.

Los trabajos realizados por la Confederación Hidrográfica del Ebro para el control del foco de caracol manzana detectado a principios de septiembre en Tortosa han incluido unas primeras prospecciones de urgencia realizadas los días 9 y 10 de septiembre para delimitar el foco, valorarlo y tomar medidas y una segunda fase, del 17 de septiembre al 4 de noviembre, en la que se han intensificado las labores de seguimiento, control y descarte de poblaciones.

La zona donde se ha actuado comprende ambas márgenes del río, en un tramo de dos kilómetros de longitud, aunque la margen derecha es la más afectada, con un 99,5% de los hallazgos. Inicialmente se estudió una zona desde 50 metros aguas arriba del puente del Mil·lenari hasta 1.100 metros aguas abajo y después se fue ampliando por la extensión del foco inicial.

La inspección exhaustiva en superficie y subacuática de puestas y ejemplares de caracol y su posterior retirada, han permitido al Organismo de Cuenca confirmar que el Dominio Público Hidráulico, ámbito de su gestión, sigue hasta el momento libre de caracol manzana, con lo que siguen siendo prioritarias las acciones preventivas en las que está trabajando. 

Cortafuegos de ribera y otras medidas

En la zona del foco de Tortosa se ha llevado a cabo una limpieza de zonas con carrizo próximas al río que han permitido y sobre todo, seguirán permitiendo, prospectar con mayor eficacia la zona y dificultará las puestas.

Por ello, se apuesta por la creación de los mencionados “cortafuegos de ribera” que consiste en la creación de una franja longitudinal desprovista de vegetación en ambos márgenes del río. Esta franja eliminará toda la vegetación y elementos que puedan ser posibles lugares de deposición de las puestas de la especie, además de facilitar la visualización de posibles individuos para una eliminación más efectiva. Este cortafuegos de ribera contaría con un mantenimiento que asegure su limpieza así como con un equipo dedicado al control de ejemplares en la época de mayor actividad del molusco (mayo-octubre, en función de las temperaturas). Esta medida interrumpiría el avance de la especie río arriba de una manera más sostenible, eficaz y viable.

Ya ha sido probada con eficacia en la reciente actuación de Tortosa, en colaboración con la Generalitat a través de Forestal Catalana.

También se proponen prospecciones periódicas desde Tortosa hasta Amposta e incluso ampliar aguas arriba hasta la zona de Flix; informar al personal de mantenimiento del río sobre esta especie invasora y establecer unos protocolos y líneas de actuación concretas.

Además, el Organismo ha modificado en 2014 las normas de navegación en el tramo entre Flix y Tortosa, en Tarragona, como acción preventiva contra la propagación del caracol manzana, confinando las embarcaciones y ha realizado un estudio y seguimiento de esta especie invasora para conocer el ámbito de expansión hasta el momento, que responde al compromiso de la Confederación y del contenido del nuevo Plan Hidrológico de la Demarcación del Ebro con las comunidades de usuarios afectadas en el Delta. 

Sensibilización

A esta medida se suman otras más divulgativas y de sensibilización. Recientemente se ha editado un folleto informativo sobre el caracol manzana, en 6 idiomas (castellano, catalán, inglés, francés, ruso y rumano) para que la información sea asimilable por todos los pescadores y navegantes que realizan actividades en la parte baja del Ebro. Esta edición ha sido desarrollada en coordinación con el resto de Administraciones competentes (Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Ministerio de Fomento, Generalitat de Cataluña, Agencia Catalana del Agua y Gobierno de Aragón). En él se advierte de los peligros de propagación de esta especie invasora y se recuerda la prohibición de su uso como cebo y se están repartiendo entre los pescadores y navegantes que desempeñen sus actividades recreativas en las zonas afectadas y cercanas del Bajo Ebro.

Además, se ha colocado en la zona de Dominio Público Hidráulico cartelería informativa sobre especies invasoras y sus vectores de propagación, para concienciar a los usuarios del río, clave para luchar contra su proliferación.

Comentarios