¿Cómo incide la minería abandonada en los ríos y el sistema acuático?

386
0

Sobre la Entidad

CIEMAT
El CIEMAT (Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas) es un Organismo Público de Investigación adscrito al Ministerio de Economía y Competitividad.
386
  • El 24 de julio de 2014, D. Efrén García Ordiales, de la Escuela Superior de Minas de Oviedo, defendió su tesis doctoral titulada: “Incidencia de la minería abandonada en la cuenca del río Valdeazogues y valoración del impacto sobre el sistema acuático”. El trabajo ha sido fruto de la colaboración entre la Escuela Superior de Ingenieros de Minas de Oviedo, UCLM-Escuela de Minas de Almadén y el CIEMAT-DMA.
  • Parte del trabajo de investigación que respalda la tesis doctoral fue realizado en la Unidad de Conservación y Recuperación de Suelos del Departamento de Medio Ambiente del CIEMAT, bajo la supervisión de la doctora Rocío Millán.

La tesis defendida por D. Efrén García Ordiales ha sido dirigida por el Dr. Jorge L. Loredo de la Universidad de Oviedo (Escuela Superior de Ingenieros de Minas); el Dr. Pablo L. Higueras, de la Universidad de Castilla-La Mancha (Escuela de Minas de Almadén) y la Dra. Rocío Millán del CIEMAT (Departamento de Medio Ambiente). La tesis obtuvo la máxima calificación de sobresaliente cum laude con mención internacional. El tribunal de tesis que evaluó el trabajo presentado, estuvo formado por el Dr. Juan F. Llamas, catedrático de Geoquímica, Química Ambiental y análisis Instrumental de la UPM (presidente; Dra. Nieves Roqueñí, profesora titular del Dpto. de Explotación y Prospección de Minas de la Universidad de Oviedo (secretaria) y el Dr. Giorgio Fontolan, Director del Dipartimento di Matematica e Geoscienze de la Universitá degli Studi di Trieste (vocal internacional).

La tesis versó sobre el estudio de los distritos mineros, los cuales constituyen áreas geográficas donde los ecosistemas son especialmente sensibles a sufrir la influencia de las actividades antropogénicas e industriales que tienen lugar en su entorno. En estas zonas, la actividad extractiva desarrollada, produce la removilización de los diferentes elementos, provocando una alteración en el ciclo biogeoquímico natural de los elementos. Esta alteración antropogénica provoca, como consecuencia de los procesos extractivos y de los desechos asociados a los mismos, una mayor trasferencia de elementos procedentes de estas áreas hacia el medio ambiente inmediato debido al aumento de disponibilidad de los elementos. Esta mayor transferencia y disponibilidad de elementos ocasiona de manera habitual una dispersión incontrolada por todo el medio, que en un corto periodo de tiempo se traduce en la aparición de problemas en los ecosistemas.

El agua y el sedimento constituyen el primer eslabón de las potenciales transferencias hacia el resto de compartimentos

Dentro de los diferentes medios de transferencia de elementos en la naturaleza, los ecosistemas acuáticos, juegan un papel muy importante debido a sus características inherentes. El dinamismo de los ríos, permite el rápido aumento de las dispersiones de los elementos, trasladando la problemática a áreas alejadas del foco de origen. Sus características físico-químicas e hidroquinonas producen alteraciones en las formas geoquímicas de los elementos, aumentando o disminuyendo su disponibilidad o toxicidad para los organismos receptores. Y fundamentalmente, su característica como fuente de un recurso indispensable para la vida, como el agua, produce que dichos organismos constituyan una de las más importantes fuentes de transferencia de elementos hacia los diferentes estamentos de la cadena trófica y por ende, hacia el hombre.

Dentro de los medios acuáticos, el agua y el sedimento, constituyen el primer eslabón de las potenciales transferencias hacia el resto de compartimentos, al servir de soporte vital y fuente de recursos al ecosistema. La afección a cualquiera de estos dos compartimentos se ve rápidamente reflejada en el resto del ecosistema debido a que es el nexo de unión entre los diferentes  compartimentos que conforman la totalidad de un ecosistema, por lo que el estudio en profundidad de los mismos es prioritario para la comprensión de la posible existencia de una problemática ambiental y la búsqueda de soluciones a la misma.

El Distrito minero de Almadén comprende una extensa área donde durante más de 2000 años se ha desarrollado una importante minería. A lo largo de su superficie discurren numerosos cauces que drenan las aguas procedentes de las antiguas labores mineras, destacando entre los mismos los ríos Valdeazogues, Alcudia, Azogado y Gargantiel. Este conjunto de redes hidrológicas del distrito constituye auténticas “autopistas” de dispersión de los elementos potencialmente tóxicos a lo largo del área y más allá de la misma, trasladando problemáticas a zonas muy alejadas del foco de origen. Estos flujos de dispersión de elementos pueden producir afecciones a ecosistemas fluviales sensibles del área y alejados de la misma, afectando a una gran variedad de especies de interés características de los ecosistemas fluviales mediterráneos. Por lo tanto, esta problemática debe de ser estudiada en profundidad para buscar soluciones.

Comentarios