La CHE finaliza la reparación de la margen derecha del río Cárdenas en Badarán

  • Para recuperar la capacidad de desagüe del río Cárdenas, reducida por el desprendimiento de parte del talud de la margen derecha, se han reconstruido 45 metros lineales de la margen, se han retirado los materiales aportados al lecho, se ha colocado una defensa y se han realizado limpiezas selectivas de vegetación.
11
0

Sobre la Entidad

Confederación Hidrográfica del Ebro
La Confederación Hidrográcica del Ebro es el Organismo de gestión del agua en la Cuenca del Ebro. Adscrito al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA). La CHE se creó como el primer organismo de cuenca del mundo

La Confederación Hidrográfica del Ebro, organismo autónomo, adscrito al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), ha finalizado los trabajos para reparar la margen derecha del río Cárdenas, en el término municipal de Badarán (La Rioja). La actuación tiene un presupuesto de 32.044 euros y su objetivo ha sido recuperar la capacidad de desagüe del río, reducida por el desprendimiento de parte del talud que invadía el cauce, favoreciendo los desbordamientos.

Para restablecer el cauce del río Cárdenas a su estado original, se han retirado los materiales (tierras y rocas) caídos al lecho del cauce y se ha protegido mediante un pie de escollera el talud resultante, que presenta una menor inclinación.

También se han realizado desbroces y una limpieza selectiva (talas y podas) de los árboles muertos, caídos o en mal estado que suponen un obstáculo para la libre circulación del agua.

La actuación se sitúa en un pequeño tramo de 45 metros de longitud, donde el río discurre junto a la base de un talud de unos 25 metros de altura en cuya coronación hay cultivos y la carretera de acceso al núcleo urbano de Badarán (LR-205). En esta zona, episodios de lluvias intensas y el aumento de peso por las aportaciones de tierra hechas sobre la cabeza del talud, causaron el desprendimiento del terreno sobre el cauce y su obstrucción.

Estos trabajos se enmarcan dentro de las actuaciones de conservación de cauces que la Confederación Hidrográfica del Ebro desarrolla en toda la Cuenca para
detectar zonas potencialmente peligrosas y mediante la limpieza de márgenes, riberas y cauces, mejorar la capacidad de desagüe del río y en caso de avenidas, evitar desbordamientos. 

Comentarios