Detectadas 57 incidencias en la red de alerta de calidad del agua de la cuenca del Ebro en 2014

43
0

Sobre la Entidad

Confederación Hidrográfica del Ebro
La Confederación Hidrográcica del Ebro es el Organismo de gestión del agua en la Cuenca del Ebro. Adscrito al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA). La CHE se creó como el primer organismo de cuenca del mundo
  • Permite detectar alteraciones puntuales de la calidad, complementando al resto de redes destinadas a seguimientos específicos o al control general del estado de las masas de agua
  • Se obtuvieron más de 12,5 millones de registros entre las que se detectaron 57 episodios de calidad, en su mayoría aumentos de concentraciones de amonio por episodios de lluvias o aumentos de caudal y afecciones con estaciones depuradoras

La Confederación Hidrográfica del Ebro, organismo autónomo adscrito al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha editado su informe anual con los datos registrados en continuo por su red de alerta de calidad de las aguas, la denominada Red SAICA (Sistema Automático de Información de Calidad de las Aguas) que ofrece información en tiempo real. Esta red está destinada a detectar alteraciones puntuales de la calidad de las aguas y complementa al resto de redes de calidad que están destinadas a seguimientos más específicos o al control general del estado de las masas de agua.

Se cuenta con 14 estaciones propias de la Confederación, más 7 del Gobierno de Navarra (repartidas en los ríos Ega, Arga, Ulzama, Araquil y Aragón). A esta red hay que añadir una estación de la empresa PEUSA (en el Valira en Anserall), otra en Flix, propiedad de la Agencia Catalana del Agua pero operada por la CHE, y 17 estaciones y boyas que conforman la Red de Indicadores Ambientales del Delta del Ebro.

Entre ellas se han recibido más de 12,5 millones de registros nuevos entre los que se han detectado un total de 57 episodios de calidad que en su mayoría están debidos a aumentos de la concentración de amonio o aumento de la conductividad del agua, puntualmente por problemas con vertidos no autorizados o con alguna Estación Depuradora de Aguas Residuales, pero de forma más generalizada, por aumentos bruscos de caudal o por episodios de lluvia.

Los parámetros que miden las estaciones son el pH, la temperatura del agua, la conductividad, el oxígeno disuelto, la turbidez, el nivel y el amonio total

Este hecho se comprueba en las estaciones con mayor número de incidencias que repiten respecto a otros informes anteriores: Arga en Echauri, con 23 incidencias por picos de amonio y conductividad; Zadorra en Arce, con 10 incidencias por aumento de la concentración de amonio y Ega en Arínzano, con 13, todas asociadas a aumentos de concentración de amonio por lluvias o aumentos de caudal. Lo mismo se puede aplicar a la mayoría del resto de incidencias en otros puntos (3 en Presa de Pina por aumento concentración de amonio y 3 en Araquil en Alsásua-Urdiain también por concentraciones de amonio relacionadas con episodios de tormentas).

Otro tipo de incidencias se han detectado en otros puntos que se refieren aquí: Ebro en Miranda (1 episodio con aumento concentración de amonio, bajada de oxígeno y pico de conductividad); Ebro en Haro (1 por una importante concentración de amonio de muy corta duración sin relación con lluvias); Iregua en Islallana (1 pico de turbidez producido por movimientos de tierra aguas arriba) y Cinca en Monzón (2 relacionadas con variaciones importantes de caudal que provocan alteraciones en las señales de calidad relacionadas únicamente a las variaciones relativas de aportes salinos).

Hay que recordar que los parámetros que miden las estaciones son el pH, la temperatura del agua, la conductividad, el oxígeno disuelto, la turbidez, el nivel y el amonio total. Por ello, en la estación de Gállego en Jabarrella no aparecen en las alertas episodios como el de aumento de presencia dehexaclorociclohexano en los episodios de septiembre de 2014 en adelante. La estación, eso sí, ha servido para realizar los seguimientos posteriores con la utilización en laboratorio de la muestra en continuo que se va recogiendo en el sistema automático y que requiere de análisis complejo posterior para la detección de sustancias.

En algunas estaciones se han incorporado el nitrato (en cinco), la materia orgánica (en tres), los fosfatos (en dos) y el mercurio (en 1). Todas las estaciones disponen de un autómata que mantiene en reserva muestras de agua de los últimos dos días para realizar, si fuera necesario, un posterior análisis más en profundidad en el laboratorio. Además, cinco estaciones disponen de una cámara fotográfica que permite la toma de imágenes continuas de los puntos de toma.

Los datos de la red y la situación del total de las estaciones se pueden consultar en tiempo real en la página www.chebro.es (en el apartado La Cuenca – Estado y Calidad de las Aguas).

Otros controles

Hay que recordar que esta es sólo una parte de las redes que tiene el Organismo para el seguimiento del estado y calidad de las masas de agua, aunque el resto funcionan sólo con muestreos periódicos, no en tiempo real. En concreto, se trabaja con las redes de Control de Vigilancia, Control Operativo y de Referencia (329 puntos de muestreo); Red de Control de Sustancias Peligrosas (18 puntos de muestreo aguas abajo de los focos de emisión con autorización de vertido); Red de Control de Plaguicidas (22 puntos en tramos que recogen las aguas de escorrentía agrícolas); Red de Control de Zonas Protegidas (abastecimiento, zonas piscícolas, zonas sensibles y vulnerables con 376 puntos de control). En lo que se refiere a las aguas subterráneas también existen diversas redes que suponen casi 1.000 puntos de muestreo.

Además, la Guardería Fluvial de la Confederación del Ebro cuenta con una serie de equipos de electroquímica general que permiten controlar de manera inmediata y precisa, en cualquier punto, la temperatura, el pH, la conductividad y  el oxígeno.

Comentarios