Aqualia
Connecting Waterpeople
Saint Gobain PAM
Hidroconta
Terranova
Baseform
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Innovyze, an Autodesk company
Fundación We Are Water
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
Saleplas
Barmatec
IIAMA
Likitech
Xylem Water Solutions España
TecnoConverting
Bentley Systems
J. Huesa Water Technology
Danfoss
Lama Sistemas de Filtrado
Molecor
EPG Salinas
Ulbios
DATAKORUM
ADECAGUA
SCRATS
Aganova
Kamstrup
Confederación Hidrográfica del Segura
Agencia Vasca del Agua
ESAMUR
Almar Water Solutions
Grupo Mejoras
Consorcio de Aguas de Asturias
Catalan Water Partnership
AMPHOS 21
EMALSA
TEDAGUA
HANNA instruments
STF
Gestagua
Control Techniques
TFS Grupo Amper
CAF
IAPsolutions
Fundación CONAMA
ITC Dosing Pumps
Global Omnium
ABB
Prefabricados Delta
NOVAGRIC
Sacyr Agua
Asociación de Ciencias Ambientales
Rädlinger primus line GmbH
Elmasa Tecnología del Agua
Red Control
LACROIX
Regaber
Hach
Cibernos
Cajamar Innova
VisualNAcert
ICEX España Exportación e Inversiones
Minsait
Aqualia
UNOPS
FLOVAC
s::can Iberia Sistemas de Medición
DAM-Aguas
Fundación Botín
UPM Water
Idrica
BACCARA
Elliot Cloud
AGENDA 21500
ACCIONA
Schneider Electric
NTT DATA
Fundación Biodiversidad
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
Kurita - Fracta
GS Inima Environment
ISMedioambiente
FENACORE
Vector Motor Control
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Insituform
BELGICAST by TALIS
Isle Utilities
Filtralite
Blue Gold
AECID
Redexia network
Ingeteam
Aigües Segarra Garrigues
AZUD
CALAF GRUP
biv Innova
ONGAWA
Smagua

Finaliza la recuperación ecológica del río Roche en Conil tras una inversión de 260.000 euros

  • Río Roche (Wikipedia/CC).
    Río Roche (Wikipedia/CC).
  • Han invertido más de 260.000 euros para limpiar su cauce, plantar vegetación de ribera y mejorar las sendas que permiten un disfrute público del entorno

Sobre la Entidad

Confederación Hidrográfica del Guadalquivir
La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir es el Organismo responsable de la gestión del agua en la demarcación hidrográfica del Guadalquivir, así como en las demarcaciones hidrográficas de Ceuta y de Melilla.

Una actuación conjunta de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) y de la Diputación de Cádiz ha permitido la recuperación ecológica del río Roche, en Conil. El acta que certifica el final de esta intervención se ha entregado en el Ayuntamiento de Conil en el curso de un acto en el que han intervenido el presidente de Diputación, José Loaiza; el alcalde de Conil, Juan Bermúdez  y el director técnico adjunto de la CHG, Miguel Ángel Llamazares, con la asistencia del diputado provincial, Eduardo Párraga.

En esta actuación se han invertido 264.713´20 euros. La CHG ha dispuesto los fondos FEDER que han financiado el 80 por ciento de esta operación mientras que el área de Medio Ambiente de Diputación aporta el 20 por ciento restante con fondos propios. Ambas instituciones han concertado sus medios económicos y técnicos en el Plan de Protección y Regeneración del Entorno Natural.

José Loaiza y Juan Bermúdez han valorado la actuación ya concluida y la cooperación institucional entre las dos instituciones que presiden. El presidente de Diputación y el alcalde de Conil han coincidido al destacar los réditos sociales deparados por esta concertación pública en programas diversos como el Plan Reactiva, las actuaciones en eficiencia energética, los planes provinciales de obra pública o el Profea.

La recuperación del río Roche, a tenor de las obras resueltas, es de amplio alcance. Ha permitido la eliminación de especies vegetales exóticas que habían arraigado en los márgenes del río, principalmente en la proximidad de la urbanización Cabo de Roche, consecuencia de la cercanía de jardines privados. En su lugar se ha plantado vegetación de ribera como medio para recuperar la diversidad natural y frenar la erosión.

Mediante medios manuales se ha limpiado la zona de escombros y residuos urbanos, algunos arrastrados desde río arriba. Con esta tarea se reduce el riesgo de incendio al retirar los restos de vidrio, mejora la calidad paisajística, además de eliminar la presencia de insectos y roedores que se prodigan cuando hay restos orgánicos.

En esta intervención también se han retirado los restos vegetales depositados en el cauce, arrastrados por la corriente o procedentes de la erosión de los márgenes. En algunos tramos el río estaba ocluido por los residuos vegetales de los jardines colindantes. Su acumulación provoca la formación de presas que, en época de lluvias, se desbordan y causan inundaciones.

Otra medida beneficiosa ha sido la eliminación de las obras de paso así como los accesos al río desde edificaciones que, en la práctica, precipitaban una privatización del dominio público. También se ha eliminado el vallado en mal estado, de una finca particular, que incluso ocupaba el cauce. Sí se ha instalado una valla de madera en aquellas zonas del itinerario con riesgo de caída, así como en enclaves propicios para la ubicación de miradores.

En esta recuperación del dominio público se incluye la creación de caminos peatonales aprovechando las sendas existentes y enlazándolas con los puntos de acceso ya en servicio o contemplados en el Plan General de Ordenación Urbana de Conil. La reforma también ha comprendido la instalación de dos pasarelas y la dotación de señalización informativa.

Una de las actuaciones más destacadas ha sido la consolidación de un azud en la desembocadura del río Roche, en las inmediaciones del puerto de Conil. Con esta obra hidráulica se pretende una doble finalidad: contener el flujo de las mareas que ensanchan el cauce del río a base de erosionar sus márgenes; además, con este sistema de contención se logra mantener una reserva constante de agua dulce, idónea para preservar el ecosistema de especies amenazadas como el salinete.

Hasta finales de los años 80, cuando se construyó la dársena pesquera de Conil, el río desembocaba en una cala formada por el aporte de arena y la dinámica de las mareas. Esta franja arenosa separaba el final del cauce fluvial de las aguas del Atlántico. Cuando se construyó el puerto se eliminó esa barrera natural que de hecho debe ser dragada con frecuencia para permitir el tráfico de las embarcaciones. Esa  infraestructura portuaria ha ocasionado la alteración del cauce del río en su desembocadura, además de amenazar la pervivencia del salinete que entró en contacto directo con una voraz depredadora: la lisa.

Al levantarse el azud se favorece la recuperación biológica del río, con el acondicionamiento de las pozas naturales existentes y la creación de otras nuevas donde se puede desenvolver el salinete. Este pequeño pez -que era habitual en charcas, acequias, lagunas litorales, marismas y salinas- está en peligro de extinción pese a que puede vivir tanto en agua dulce como de elevada salinidad.

Esta intervención ha sido materializada por la empresa Arpo Empresa Constructora SA.

Redacción iAgua

La redacción recomienda