Romero: "La modernización de regadíos ha permitido ahorrar 400 hm3 de agua en los últimos 8 años"

41
0
  • Romero: " modernización regadíos ha permitido ahorrar 400 hm3 agua últimos 8 años"
  • El presidente del Organismo destaca que “mantener el equilibrio entre las demandas y la protección ambiental es objetivo prioritario para la Confederación”

Sobre la Entidad

Confederación Hidrográfica del Guadalquivir
La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir es el Organismo responsable de la gestión del agua en la demarcación hidrográfica del Guadalquivir, así como en las demarcaciones hidrográficas de Ceuta y de Melilla.

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Manuel Romero, ha destacado que la segunda etapa de modernización de los regadíos desarrollada en los últimos ocho años por el Organismo de cuenca ha permitido el ahorro de 400 hectómetros cúbicos de agua.

Durante su intervención en el transcurso de la segunda jornada del Simposio del Agua en Andalucía (SIAGA), celebrada en Málaga, Romero ha recordado “la importantísima” inversión realizada por la Confederación en los últimos años para sustituir los antiguos sistemas de riego por otros más novedosos y eficientes. En este sentido, ha declarado que “este esfuerzo e inversión ha posibilitado que las 854.000 hectáreas de regadíos que existen en la cuenca del Guadalquivir hayan podido desarrollar desde 2007 una gestión sostenible del recurso.

Para el presidente de la CHG, uno de los principales retos a los que se enfrenta el Organismo que preside consiste en “alcanzar el equilibrio entre la satisfacción de las necesidades del regadío, nuestro principal uso y el control del déficit de la cuenca”. En la misma línea, Romero ha explicado la particular naturaleza de la cuenca, “caracterizada por una irregularidad meteorológica que alterna ciclos de significativas lluvias con períodos de sequía”. Esa gran variabilidad en las aportaciones ha obligado al Organismo, ha dicho, a “apostar en los últimos años por la eficiencia”, un objetivo básico que ha compartido también con los usuarios del recurso, a los que ha agradecido la colaboración para reducir las pérdidas y utilizar el agua de un modo más racional.

A pesar de ser un aspecto en el que “aún queda por hacer”, en clara alusión a la necesidad de poner en marcha una mayor regulación de la cuenca, el máximo representante de la institución se ha mostrado satisfecho con el trabajo realizado por el Organismo en esta legislatura. Por un lado, Romero ha reconocido la “impecable gestión de la red de infraestructuras, que ha permitido la regulación del agua, garantizando el recurso y contribuyendo al desarrollo económico y social del territorio”. Además, ha recordado que a esta red se unirán en el próximo ciclo de planificación hidrológica la presa de San Calixto, el recrecimiento del embalse de El Agrio y la reordenación de los aprovechamientos del Guadiana Menor.

Objetivos prioritarios para la Confederación

El presidente del Organismo de cuenca ha asegurado que mantener el equilibrio entre las demandas del recurso y la protección ambiental constituye uno de los objetivos clave para la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir.

Pero, además de referirse a la eficiencia del recurso, el presidente también ha destacado dos cuestiones directamente relacionadas con la gestión del agua en la cuenca del Guadalquivir y que constituyen líneas de trabajo prioritarias para la CHG, como son la mejora de la calidad de las masas de agua y los episodios de sequías e inundaciones.

Respecto a la mejora de la calidad de las masas de agua, Romero ha asegurado que la CHG está cumpliendo los plazos, por lo que ha aprobado “en tiempo récord” el Plan Hidrológico vigente, que arrastraba cuatro años de retraso, y lo ha revisado ajustándolo a las necesidades del nuevo ciclo 2016-2021, texto que actualmente se encuentra a la espera de su aprobación definitiva por Consejo de Ministros.

Este documento, que entrará en vigor el próximo mes de enero, contempla una inversión global de todas las administraciones y del sector privado de 1.891 millones de euros en actuaciones para aproximar los ríos a su estado natural.

En relación a los episodios de sequía e inundaciones, Romero ha recalcado “el trabajo constante del Organismo para garantizar la seguridad de los ciudadanos y minimizar los riesgos frente a las avenidas”. En este sentido, el presidente de la CHG ha querido destacar la reciente elaboración por parte del Organismo del primer Plan de Evaluación y Gestión del Riesgo de Inundación, que define las zonas de riesgo previamente identificadas y que se completa con las medidas para garantizar la seguridad de la ciudadanía y de la actividad económica, así como la protección del patrimonio cultural.

En el caso de la sequía, según ha explicado, “la buena gestión del equipo técnico responsable de los embalses de la cuenca ha jugado un papel fundamental para garantizar las reservas”. Además, Romero ha anunciado que la CHG está elaborando la revisión del actual Plan de Sequía, que incluye un sistema de indicadores que permitirá prever estas situaciones y valorar la gravedad de las mismas.

Comentarios